1/20/2006

Juan José Flores

Mi ombligo es mío

En los últimos meses he leído por ahí muchas críticas a los bloggers. Parece que, a pesar de que la blogósfera está conformada por millones de blogs, solamente un puñado son considerados como referentes de este movimiento y muchas veces los menos indicados.
Creo que hemos olvidado qué significa la palabra weblog. No quiero caer en la pedantería de tratar de recordarles el significado de estos dos vocablos de origen anglosajón.
Pero lo que en un principio era un anotador online, muchas veces sobre cuestiones relacionadas a la misma web, ha degenerado y en la actualidad contenidos que en otrás épocas merecían páginas web, ahora se han convertido en posts.
En realidad los weblogs de referencia poco tienen que ver con los blogs tradicionales, sólo conservan su formato cronológico inverso y sus sistemas de comentarios de trackbacks, pero poco hay de la expontaneidad de los viejos posts escritos en Blogger o Livejournal.
Los posts de los citados weblogs, son trabajos de investigación largamente estudiados y muchas veces producto del trabajo de más de un redactor. ¿Qué tiene esto de diario on line?
Se critica a los blogger por hablar mucho de sí mismos. Quienes lo hacen deberían recordar que los weblogs son diarios personales. ¿Quién escribiría un diario sin hablar de sí mismo?
Por eso comienzo esta nueva bitácora hablando de mi y de cómo descubrí los blogs. Lo había olvidado, pero hoy por casualidad descubrí en el archivo del diario en el que trabajo, un artículo sobre los weblogs publicado el 15 de agosto de 2002 en un suplemento de informática.
Recuerdo que en esa época tenía una página web en Tripod y que me inscribí como nuevo usuario en Blogger, pero nunca más ingresé. Olvidé el login y el password.
Un año más tarde, el 18 de noviembre de 2003 cree este blog, el único que he mantenido hasta la actualidad. Siempre pensé que idea de crearlo había surgido a partir de leer una nota de Heriberto Yepes, pero revisando en el archivo, encontré otro artículo sobre blogs publicado el 4 de noviembre de ese año.
Sin duda estos dos artículos, sumados a mi fallida experiencia del año anterior, fueron los que mi impulsaron a crear el weblog, en un momento en que en esta ciudad nadie tenía idea de qué se trataban.

Juan José Flores

Acerca de Juan José Flores -

Dibujante, periodista, blogger y escritor. Recientemente publicó en Amazon, en formato electrónico, la novela Horror en Colonquelú y la antología Cuentos para leer en el smartphone.

Recibe artículos de este sitio por email :

1 comentarios:

Deja comentarios
eugenio
AUTHOR
18:33:00 delete

Concuerdo en que la moda de los blogs ha llevado a que personas lo utilizen de manera inapropiada, ya sea como foros de discusión o como páginas web estáticas, cuando en realidad existen formatos más útiles para ese tipo de dinámicas.

Sin embargo, difiero en cuanto al comentario sobre la "degeneración" de los weblogs por lo apegarse a la definición clásica de ellos ni al estilo y tradición de los pioneros. En vez de degeneración, yo lo llamaría evolución.

¿Que no se ajusta a la definición estricta y antigua de weblog? Pues que se actualize la definición. Creo en que las definiciones se hicieron para describir y servir al mundo, no para que el mundo describa y sirva a las definiciones.

En la actualidad creo que, como muy bien mencionas, weblog no es más un sitio en la web ordenado de forma cronológica a la inversa. Más que contenido, el weblog ha pasado a ser un formato, y no tengo ninguna objeción a esto. Si es para abrir nuevas posibilidades de creación artística, periodística, científica o educativo, pues bienvendo sea el cambio. No creo que se deba reprimir los cambios por apegarse a definiciones.

Saludos

Reply
avatar