26 de abril de 2006

Juan José Flores

Cine y TV en tu weblog

Los blogs ya no son lo que eran. De un medio de expresión personal, se han convertido en verdaderos portales, con miles de posts en los que el cibernauta puede encontrar de todo, desde textos experimentales a fotografías, pinturas, dibujos, audio, videos y (¿por qué no?) cine y televisión.
Mediante herramientas como You Tube y Google Video se pueden montar verdaderos canales de televisión on line. En este mismo blog publiqué hace unas semanas un post que contenía toda una película: La noche de los muertos vivos, de George Romero, que en la actualidad fue liberada y pasó a ser de dominio público.
También he publicado trailers de películas e introduciones de viejas series. Muchos dirán que esto poco y nada tiene que ver con el blogging, pero yo creo que sí, teniendo en cuenta que esas series y esas películas me provocaron sentimientos que a mí me gustaría compartir con ustedes.

Leer mas

20 de abril de 2006

Juan José Flores

Horacio Vicente

El camino del
GUERRERO




Dos veces campeón nacional de karate, primer campeón sudamericano de Full Contact, primer dan de Kendo (esgrima con sable), autor de dos novelas inéditas, actor de televisión y aficionado al dibujo, son sólo algunos de los logros y las actividades que ha desarrollado Horacio Vicente durante su vida.
También ha sido profesor de Educación Física en las Fuerzas Armadas, dirigido centros de entrenamiento, es paracaidista y comando.
A los 50 años, está feliz por haber logrado un objetivo que se había impuesto hace una década: radicarse en Necochea. "Lo de Necochea es muy poético. Hace muchísimos años que vengo como turista. Aquí tengo muchos amigos. Mi sueño de los últimos 10 años era quedarme a vivir acá", afirmó.
Horacio comenzó a practicar karate a los 14 años, aunque en aquella época sólo se podía practicarse desde los 16. A los 19 ya era cinturón negro y llegó a obtener dos campeonatos nacionales.
"Yo de chico era un deportista nato. Practicaba tiro y fui campeón juvenil", explicó Horacio. Aunque su vocación en esa época pasaba por otro lado.
Le gustaba mucho dibujar y pensaba que allí estaría su futuro. Sin embargo, el karate comenzó a ocupar la mayor parte de su tiempo. También practicó kendo (esgrima de sable) y llegó a primer dan.
Pero, a pesar de todos sus logros y el reconocimiento que tenía en el ambiente del karate, un día decidió alejarse de ese arte marcial e incursionar en el Full Contact, un deporte que recién nacía.
"En esa época en los torneos de karate no estaba permitido el golpe pleno y el Full Contact, como bien lo indica su nombre, permitía, el contacto total", explicó.
En busca de conocer cuál era el verdadero potencial del arte de pelea que había practicado durante tantos años, decidió volcarse a este nuevo deporte y creó la primera entidad dedicada al Full Contact de la Argentina y América del Sur.
Fue también el primer campeó sudamericano de esta especialidad y se convirtió en un apasionado de esta especialidad y su difusión.

Artes de combate
En 1982, durante la Guerra de Malvinas, Horacio escuchó por la radio la noticia del hundimiento del Crucero General Belgrano. En ese momento se estaba preparando para una pelea y pensó que debía comprometerse en esa lucha que le había costado la vida a tantos jóvenes argentinos.
Fue así que se ofreció como voluntario y esperó que lo llamaran. La convocatoria llegó tiempo después, cuando la guerra ya había concluido y se trabaja en la modernización de las Fuerzas Armadas. Así fue como durante años se desempeñó como entrenador del Ejército y comenzó a desarrollar lo que en la actualidad es el programa de entrenamiento especial de defensa personal "Alfa Líder".
También se hizo tiempo escribir y fue así como se relacionó con el mundo de la televisión, donde tenía varios ex alumnos de karate. Uno de ellos lo convocó para actuar en "Zona de Riesgo IV: Cuentas pendientes", donde trabajó junto a Lorenzo Quinteros, Rodolfo Ranni y Lito Cruz. "Hacía de un presidiario malo", explicó sonriente.
De ese trabajo surgieron nuevas propuestas televisivas en las que se requería de acción física.
Pero no dejó de escribir y en la actualidad tiene dos novelas en preparación: "Camello blanco" y "El último gaucho". "Camello Blanco va a salir en cuatro idiomas", dijo Vicente.
Aunque sus libros son de acción, como la mayoría de sus actividades, él se define como un hombre pacífico. Uno de los motivos que lo trajeron a Necochea fue la tranquilidad de nuestra ciudad.
Aquí le gusta "correr de muelle a muelle, hacer enlogaciones en la playa durante la puesta de sol, respirar aire puro y ver las estrellas".
Su familia se había radicado aquí hace ya cuatro años. Pero Horacio, por sus compromisos, recién pudo instalarse definitivamente aquí hace unos días.
"Hasta ahora pasaba la mayor parte del tiempo en Capital y el resto aquí. Ahora va a ser al revés", explicó Vicente, que ofrecerá clases de Full Contact en el gimnasio Oxígeno.
"Cuando venía de vacaciones no me quería ir y me preguntaba cuándo sería el día que me podría quedar definitivamente. Creo que cumplí con ese objetivo", dijo.
Leer mas
Juan José Flores

Lumb, un pueblo que desapareció con el ferrocarril

Lumb


A 75 kilómetros de Necochea, se encuentra la Escuela Nº 44 Comandante Tomás Espora. Ese pequeño edificio escolar, ubicado en el límite entre el Partido de Necochea y San Cayetano, es una de las pocas edificaciones que aún quedan de Estación Lumb.
Sólo dos familias viven en ese pequeño poblado que floreció a principios del siglo XX, cuando se construyó allí, en el límite del distrito, una de las estaciones del Ferrocarril Sud, en el tramo comprendido entre Tandil y Defferrari.
En la actualidad, de aquel caserío que supo albergar a un centenar de habitantes y que duplicaba su población durante las épocas de cosecha, queda sólo el recuerdo, que comienza a desgastarse con el paso del tiempo.
Lumb, como muchos pueblos del interior de la provincia de Buenos Aires, e incluso de nuestra distrito, está a punto de desaparecer. Quedan sus edificios casi centenarios, la estación y un puente derrumbado por la inundación del 80.

Historia de una estación
LumbHoracio Hernández, nacido en Lumb el 24 de agosto de 1944 en el paraje, pero residente en nuestra ciudad desde hace décadas, lucha ahora por conservar la memoria de ese pueblo.
Se queda sin palabras cuando trata de explicar lo que siente al volver a Lumb y encontrar el casería cubierto por los yuyos y el olvido.
El tomó las fotografías que ilustran esta nota y que quisiera exhibir alguna vez en un museo dedicado al pueblo. Unas pocas páginas, recopiladas por Hernández, de viejos almanaques y periódicos de la región, es el único registro escrito de la historia de la estación.
Según un anuario editado por el Ferrocarril Sud sobre sus estaciones, Lumb, ubicada en el cuartel 6 del Partido de Necochea, contaba a principios del siglo XX, con dos escuelas: la Nacional Nº 105, cuya directora era Amanda V. de Bab, y en la que los alumnos podían concurrir hasta 3º grado, y 35 estudiantes; y la Provincial Nº 24, a cargo de María S. de Rodríguez, con 40 alumnos.
También contaba con la sociedad deportiva Dinamarquesa Dannevirke, que tenía 75 socios, y el club Defensores de Lumb, con 45 asociados.
Contaba con un destacamento policial y en la estación funcionaba una estafeta de correo y el telégrafo. Por otra parte, había dos abonados al teléfono.
Según el anuario, publicado en los años 20, "la población rodea la estación; está ubicada en un bajo y su edificación es de material, madera y adobes; hay servicio de autos o coches y donde hospedarse. Tiene 518 habitantes".
En aquella época funcionaba el almacén de Tomás Devincentti y otro llamado El Sol, de Sanz y Cía. También la carnicería de Francisco Serra y Marcelino Fredes, en la que trabajado durante la adolescencia Horacio Hernández.
Devincentti representaba a las compañías de seguros La Agrícola, Rosario Agrícola y la Inmobiliaria, mientras que Sanz era agente oficial de La Previsión de Tres Arroyos.
Había también una panadería, atendida por Carlos Charadía, la peluquería de Severo Momeño y la pensión de Carlos Biashi, que contaba con 6 camas.
Devincentti era representante de la maquinaria agrícola Agar, Cross y Cía. y de los combustibles West India, de los que tenía surtidores en su almacén de ramos generales. En tanto, Sanz representaba a los combustibles Energina.
Había en el poblado dos herrerías, la de Carlos Bretchsneider y la de Roberto Haefeli.
La publicación también contaba con un listado de los agricultores radicados en Lumb: Viggo Andersen, Carlos Andreasen, F.H. Andreasen, Juan P. Arata, Manuel Artía, Amador Corvalán, Baldomero Christiansen, Christian J. Christiansen, Eske Christiansen, Tomás Devincenti, Teodoro Frolund, la señora de Gogeascoechea, Bille Hansen, José Hansen, Tosvig Hansen, José Have, H. Hoyberg, Armando León, Fausto Lencina, Anselmo no, Carlos Nor, Haraldo Nor, Pedro Myano, Roque Pagola (hijo), Vda. de Rumbo, Christian Sorensen, Federico Salamón, Nicolás Skaarup, T. T. de Traficante, Antonio Urriza y otros 15 que tenían propiedades de entre 100 y 190 hectáreas.
En cuanto a las estancias más importantes del lugar eran: La Media Luna, de Fernando Alvarez; Los Tres Leones, de Federico Luis Andresen; El Totoral, de Sucesión Corvalán; La Balbina, de Ricardo Escudero; y La Angelita, de Juan P. Vanoli.
En Lumb también había cuatro tambos, uno de ellos era de Federico Luis Andresen, quien también era invernador.

En el nombre de Lumb
LumbEstación Lumb fue inaugurada en 1908, entre las estaciones de Tandil y Defferrari. Tomó su nombre del acaudalado empresario inglés Edward Lumb, que obtuvo la concesión para la construcción de las vías de la Buenos Aires Great Southern Railway Company Limited, aquí denominado Ferrocarril Sud.
La primera línea, entre Constitución y Chascomús, fue inaugurada en 1865 y luego comenzó a extenderse hacia el Sur de la Provincia de Buenos Aires.
Al habitarse la estación Lumb en el año 1908, se instalaron en sus cercanías una pequeña cantidad de pobladores que estaban relacionados con las tareas agrícolas ganaderas de la zona.
La fundación de la Sociedad Deportiva Dinamarquesa Darnnevirke y del Club Defensores de Lumb, dio mayor impulso a la pequeña población.
Además de los comercios antes citados, la localidad contó desde la década del '40 con una calera, que pertenecía a Enrique Guillamón y que daba empleo a obreros de Lumb y de Juan N. Fernández.
Más o menos por aquella época, un acuerdo político entre el Gobierno nacional y las empresas inglesas que administraban las distintas líneas de ferrocarriles, decidieron el futuro de cientos de estaciones en todo el país.
Lumb
El 13 de febrero de 1947, el gobierno compra los ferrocarriles ingleses. Firman el acta sir Eddy por Gran Bretaña y Miguel Miranda por la Argentina. El presidente Juan Domingo Perón describe el negocio como "un paso decisivo en la lucha por la soberanía", pero en realidad los ingleses convencen al gobierno argentino de la conveniencia de la compra a cambio de la deuda que Gran Bretaña tiene con el país y que no puede pagar.
Una década después, el 4 de noviembre de 1958, se forma el Partido de San Cayetano, con tierra tomadas a los partidos de Tres Arroyos, Gonzales Chaves y Necochea.
Estación Lumb, que había pertenecido a Necochea desde su creación, quedó entonces dividido. Las tierras de un lado de la vía quedan en nuestro distrito; del otro lado es Partido de San Cayetano.
Durante las inundaciones de los años 80, el Puente Negro, un símbolo de Lumb, fue arrastrado por la corriente. En la actualidad, sólo dos familias viven en la vieja estación.
La Escuela Nº 44 Comandante Tomás Espora, que fue inaugurada en 1925, es la única institución que se mantiene viva en Estación Lumb. El resto del caserío se ha convertido en un pueblo fantasma, como tantas otras estaciones y pequeños pueblos del interior de la Provincia de Buenos Aires.

Lumb


Escrito con la colaboracion de Horacio Hernandez
Contactos: ohlumb [arroba] yahoo.com.ar
Leer mas

18 de abril de 2006

Juan José Flores

Nunca más

Por Claudio González Baeza

Aprendimos a caminar por ese oscuro túnel que, desde marzo de 1976, se abatió sobre nosotros. Buscamos y encontramos la manera de comunicarnos y de comunicar, no sin temor, las ideas e ideales que se iban forjando en esos años duros.
La dictadura, con sus garras afiladas, decidió los libros que podíamos leer, el cine que veríamos y toda manifestación de arte y cultura que solamente el poder imperante permitía.
Así como en 1933 los nazis se dedicaron a incinerar todo libro que, según ellos, eran antigermanos, acá se imitó esa fórmula con la quema en Sarandi, provincia de Buenos Aires, de más de un millón de libros del Centro Editor de América Latina (CEAL). También esta práctica, se llevó a cabo en cada uno de los hogares que fueron "allanados" por el ejercito y la banda de facinerosos que los secundaban. Además de el robo, la apropiación de menores, la tortura y desaparición de 30.000 argentinos.
En estos treinta años aprendimos a valorar cada uno de los espacios en que pudimos desarrollarnos y las publicaciones alternativas, que iban de mano en mano, fueron el nexo entre autores y publico ávido de las voces que no callaron.
Este marzo de 2006 es el aniversario número treinta de aquella nefasta noche que duró siete años, este marzo como todos los marzos, como todos los días de cada año que vamos viviendo, tenemos el deber de recordar y homenajear a todos los que sufrieron la persecución, la cárcel, la tortura y la desaparición para que nunca más vuelva a ocurrir.

Publicado en la edición de marzo de la revista electrónica La Bota Literaria
Leer mas

15 de abril de 2006

Juan José Flores

TV para nostálgicos

Parece que ya nadie recuerda aquellas series de TV: Dallas, BJ, Brigada A, Miami Vice... Marcaron nuestras vidas, pero hemos visto tanta televisión desde entonces, que es difícil recordar.
Para nosotros, los nostálgicos, nada mejor que darnos una vueltita por Retrojunk, donde podemos encontrar videos con las aperturas de grandes clásicos de la tele de los años 70, 80 y 90, sinopsis, guías de capítulos, etc.

Leer mas

11 de abril de 2006

Juan José Flores

Pajarito Zaguri en Mar del Plata


La Fundación de Poetas, Sede Central, informa que en el marco del décimo quinto encuentro de carácter nacional e itinerante "Mar del Plata Marathónica Poesía 2006: Ven, pasa con la Copa", tendrá lugar la actuación del mítico músico Pajarito Zaguri.
El jueves 13, a las 23, se presentará en la Biblioteca Popular Juventud Moderna,sita en Diagonal Pueyrredón 3324, tercer piso. Derecho de espectáculo 5 pesos.
En tanto, el viernes 14, a las 23.30, actuará en el Centro Cultural "La Rada Multiespacio", ubicado en Jujuy 1673. Derecho de espectáculo: $5 pesos.
Leer mas

8 de abril de 2006

Juan José Flores

La noche de los muertos vivos

Leer mas

6 de abril de 2006

Juan José Flores

Tengo un Hotmail superpoderoso

Hace unos meses, en este mismo blog, hablaba pestes del servicio de Hotmail, que parecía haberse quedado en la prehistoria, con sus 2 Mb de almacenamiento. Pero ahora la gente de MSN me ha tapado la boca.
Cuando apareció Live.com me anoté para probar el Live Mail y ahora tengo una cuenta de 2 GB, es decir, casi tan grande como la de Gmail, con la misma capacidad que la de AOL y superior a la de Yahoo!
Además, está hecho todo en Ajax, lo que hace que el bendito correo sea una maravilla.
Leer mas

1 de abril de 2006

Juan José Flores

Tarantino pasa de castaño a oscuro

Si bien las películas de Quentin Tarantino -tanto las que dirige como las que produce- nunca fueron para espectadores de estómagos sensibles, la última producción de este muchacho con cara de loco, que nadie se cansa de recordar que alguna vez fue empleado de un videoclub, pasa de castaño a oscuro.
"Hostel", tal el título de la película dirigida por Eli Roth, tiene como personajes a dos típicos jovencitos norteamericanos que en busca de sexo fácil van a parar a un pequeño pueblo de Eslovaquia donde son secuestrados por una banda de sujetos que se dedica a vender presas humanas a millonarios pervertidos que gozan torturando y asesinando.
Según una crítica aparecida hace unas pocas horas en el Diario de Sevilla, escrita por el periodista Manuel Lombardo, "es una de las películas más abyectas, desagradables y gratuitamente truculentas que he visto en mucho tiempo".
Cabe preguntarse si Tarantino está cada vez más loco o si los espectadores son los enfermos, ya que la película se ha convertido en un éxito de taquilla en medio mundo.
Aquí el trailer en su versión alemana.



Recomendación: Si tenés una colección lenta, esperá que baje el video y después apretá replay para verlo sin cortes
Leer mas