25 de junio de 2006

Juan José Flores

Blogger también ofrece RSS

Aunque no se encuentre entre las opciones de sindicación del escritorio de sus blogs, desde hace meses Blogger también ofrece RSS, además de su tradicional feed de Atom. La extensión es /rss.xml. Ver ejemplo
Leer mas
Juan José Flores

TEG: Táctica y Estrategia de Guerra


TEGonline
El viejo juego de mesa hecho en Argentina, tomando como referencia al Risk, se ha convertido en un programa de computación en el que ya no hay que preocuparse de guardar todo en la caja para no perder las fichas o los dados.
Respecto al tradicional, este TEG presenta dos grandes innovaciones: la capacidad de permitir que distintas personas conectadas a una red de computadoras puedan jugar una partida, sin importar donde se encuentren, eliminando así las restricciones espaciales de la versión clásica y, obviamente, la posibilidad de enfrentarse contra jugadores virtuales simulados por la computadora. El programa se puede bajar de la página de TEG Net (www.tegnet.com.ar) y va por la versión 1.3.5.
Según la Wikipedia:


El TEG es un juego de mesa argentino basado en el Risk creado un tiempo antes del Proceso de Reorganización Nacional.
El juego está integrado por un tablero dividido en 50 países, seis cajas de fichas de diferentes colores, seis dados y tarjetas de países, y tarjetas de objetivos. La misión en el juego, es cumplir un objetivo concreto o bien el genérico, que consta en conquistar 30 países.
Han aparecido por lo menos dos variantes del TEG, el TEG 2 y TEG 3 (La Revancha), que incorporan novedades como misiles, mayor cantidad de países, de vinculos entre los mismos y en general una modernización del juego. Es fabricado por la empresa Yetem.


Además de este software, también existe una versión online de TEG, denominada Web TEG (www.webteg.com.ar), que permite jugar a este clásico juego online.

Otros sitios relacionados:
Yetem - TEG Online
Comunidad TEG Argentina
Club de Jugadores de TEG
Planeta TEG
Torneos nacionales de TEG
Tenés Empanadas Graciela

Listas de correos:
CJ-TEG
TEG Net
Leer mas

16 de junio de 2006

Juan José Flores

Andrés Varela

Del Marqués a
Los Esteños


Andrés Varela es en la actualidad el primer guitarrista del grupo folclórico Los Esteños, pero en 27 años de trayectoria ha pasado por todos los géneros musicales. Comenzó en el rock, pero también tocó en grupos tropicales, hizo tango, música griega y folclore.
La música es parte de su vida, en la actualidad, cuando interpreta algunos temas, recuerda a su madre, a sus hermanas, a su padre y las melodías que se cantaban en su casa.
Comenzó a estudiar guitarra a los 14 años, con Orlando Dibelo. "El me enseñó a amar la música", comentó Andrés, que a los 41 años se siente muy satisfecho con sus logros musicales.
Tras integrar durante seis años el grupo folclórico Pañuelo de Agua, es el primer guitarrista de Los Esteños, grupo al que ingresó como bajista.
Aunque su primer amor fue el rock, más precisamente el heavy metal.

El marqués
El primer grupo que integró Andrés se llamó Tribulaciones, junto a José Palottini y un adolescente del que sólo recuerda el apellido: Jurado.
"Que nos perdonen todos los que nos escucharon", bromeó Varela. Sin embargo, aquella experiencia le permitió ingresar a una banda ya mítica del rock necochense: Marqués de Sade.
Andrés ingresó como bajista, que era lo que el grupo necesitaba. Todavía recuerda aquella banda con mucho cariño. La formaban Carlos Varosio, Eduardo Savoye, Martín Laria y el baterista Carlos Cainso.
El fallecimiento de Cainso obligó a Varosio a transformarse en cantante baterista, algo que también le dio al grupo un sello particular.
"Tocamos durante diez años, siempre temas propios y una vez llegamos a meter en el anfiteatro 1.000 personas", explicó Andrés.
Además de rockeros eran showmen, ya que la música iba acompañada de maquillaje, vestuario y una gran parafernalia técnica.
"Preparábamos durante meses nuestros espectáculos", comentó Varela.
Pero el producto también era bueno. "Hoy vuelvo a escuchar los casetes y me doy cuenta de que el nivel era muy bueno".

La misma pasión
Andrés tiene 41 años y cuatro hijos con su esposa Alejandra: Lisandro, de 17 años, Lautaro (15), Macarena (13) y Julia (2). De ellos, el único que sigue sus pasos es Lautaro, quien estudia guitarra y parece haber heredado la pasión de su padre.
"Yo siempre digo que no soy un buen músico, sino un viejo músico", bromeó Varela, quien tras su paso por el rock empezó a buscar nuevos horizontes.
Fue uno de los primeros rockeros de nuestra ciudad que se animó a incursionar en un género que hasta ese momento era considerado tabú: la música tropical. "Pero generaba un gran movimiento de gente y se podía ganar mucho dinero", señaló.
Durante un tiempo fue guitarrista de la cantante tropical Joanna y también tocó con Alberto Arbizu, el ex líder de Los Moros.
Esas experiencias le permitieron abrir su mente a nuevos géneros. Durante una temporada tocó música griega junto a su suegro Nicolás Karagiannis, hizo tango con Sebastián Ibarguren y Juan Oholegui y luego integró Pañuelo de Agua.
Ese grupo, que realizaba folclore fusión, con influencias de blues y rock, fue el paso previo a Los Esteños, agrupación a la que ingresó hace dos años.
Empezó como bajista, pero en determinado momento sintió que con ese instrumento no daba todo lo que él deseaba. De allí que decidió volver a la guitarra.
Pese a que perdido muchas de sus ilusiones musicales juveniles, Andrés se siente muy satisfecho con lo que hace. "Los Esteños es corazón puro", afirmó.
Luego de Marqués de Sade, había dejado de tocar dos años e incluso vendido los instrumentos. "Pero me di cuenta de que no podía vivir sin la música. Cada vez que iba a la Rambla y veía algún grupo quería meterme a tocar", explicó.
Como todos los integrantes de la banda, tiene otro trabajo, y cada ensayo y presentación es un gran esfuerzo. Pero, debido a ello, también es una gran satisfacción seguir tocando.
Leer mas

12 de junio de 2006

Juan José Flores

Pequeño Revagliatés deslustrado

En la colección Poeta Joaquín Giannuzzi de editorial La Luna Que, fue publicado "El Revagliatés", una antología poética personal de Rolando Revagliatti.
Conocido en el ámbito poético por su labor de difusión de autores de todo el país, Revagliatti también es uno de los poetas más prolíficos de nuestro país.
Autor de quince poemarios, recopila en esta antología personal textos de cada uno de esos libros, que han sido difundidos también en ediciones electrónicas.
El único inédito de este pequeño libro, que mantiene el cuidado y elegante estilo editorial de La Luna Que, es el que le da título: "El Revagliatés".
"Es en el Pequeño Revagliatés Deslustrado/ donde sabremos hallar fácilmente/ la fuente inagotable de nuestro absoluto/ desconocimiento".
Rolando Revagliatti nació el 14 de abril de 1945 en la ciudad de Buenos Aires. Además de los quince poemarios, publicó un volumen que reúne su dramaturgia ("Las piezas de un teatro", 1991), y dos con cuentos y relatos ("Historietas del amor", 1991; "Muestra en prosa", 1994).
Fue incluido en una treintena de antologías de poesía de la Argentina, Brasil, Chile, México y la India.
Ha sido traducido a diez idiomas y así difundido en publicaciones periódicas gráficas y digitales de numerosos países de América y Europa.
Presentó espectáculos teatrales en base a textos poéticos de un centenar de autores, la revista oral de literatura "Recitador Argentino", ciclos de poesía, eventos literarios, "La Anguila Lánguida" Muestra de Poesía 2004, y editó las colecciones "Olivari", "Musas de Olivari", "Huasi".
Durante 2005 presentó a poetas no residentes en Buenos Aires y aledaños, en un segmento del Café Literario "Ultimo infierno", auspiciado por APOA.
Permanecen inéditos sus poemarios "Viene junto con" y "Ojalá que te pise un travía llamado deseo". Sus trabajos también pueden leerse en la página web www.rolandorevagliatti.com.ar
Leer mas
Juan José Flores

Política y ocultismo

EL PODER
EN LAS 
SOMBRAS




En estos días los fanáticos de las teorías de conspiración parecen haber llegado al paroxismo. Pero, a pocos días del estreno del "El Código Da Vinci" y de "La Profecía", vale preguntarse qué hay de real detrás de estas teorías según las cuales nada es lo que parece y que dejan al descubierto oscuros poderes que utilizan los más diversos medios para lograr sus objetivos.
Leer mas

6 de junio de 2006

Juan José Flores

Otro viejo dibujo

Leer mas
Juan José Flores

Batman Preview




Estos son unos dibujos que realicé hace unos años y que tenía olvidados por ahí. Este es un Batman hecho en Quequén, como podrán ver en letra chica, así que estos trabajos deben tener aproximadamente 10 años, ya que hace por lo menos cinco que vivo en Necochea.
Leer mas

5 de junio de 2006

Juan José Flores

Juan Pellejero y El Remolcador


"Yo quería tocar como Pappo", dijo Juan Pellejero, guitarrista desde hace una década de la banda de rock y blues El Remolcador. Pese al virtuosismo desplegado por este joven músico de 29 años en sus presentaciones, él no es un niño prodigio.
Comenzó a tocar al final de la adolescencia, poco antes de que se integrara la primera formación de El Remolcador. "A los 17 dejé de estudiar y estuve un tiempo sin saber qué hacer", explicó.
De chico, su madre, María Elena Benedini, una reconocida docente y artista plástica local, le había enseñado a tocar algunos acordes. Su hermana María, hoy bajista de El Remolcador, tomaba clases de guitarra y también tocaban su abuelo y su tío Pablo, que fue uno de los primeros integrantes del grupo.
Por eso, durante ese año en el que no sabía que rumbo tomaría su vida, tomó la guitarra y trató de recordar lo que le había enseñado su madre.
"En mi casa me dijeron: ¿por qué no te dedicas a la música? Como diciendo: ¿por qué no vas a laburar? Y yo dije: bueno", dijo Juan. "Tomé algunas clases con Azuquita Montenegro y luego comencé a ir a la Escuela Municipal de Artes".
Pero lo que realmente lo impulsó fue sus deseos de tocar como Norberto "Pappo" Napolitano.
Se compró una guitarra eléctrica a medias con su hermana María y comenzó a escuchar a Pappo y tratar de imitarlo. En aquella época con su tío y su hermana iban a ver a tocar a Gustavo Sunino, quien propuso armar un grupo.
Fue así que surgió una primera y multitudinaria formación de El Remolcador, integrada por Sunino, Juan, Pablo, María, Santiago de Francisco, Martita Peralta, Juan Oholegui, Celina Duca y otros músicos.

El primer remolcador
Autodefinida como una banda de rock y blues local, la primera formación estable de El Remolcador fue un quinteto: Sunino, Pablo Benedini, Juan, María y Mariano Alvarez, en batería.
"A veces estaba Pablo y otras no podía por el trabajo y salíamos a hacer algo comercial con Gustavo Sunino", recordó. Fueron años de presentaciones en los más diversos escenarios de la ciudad y en los que la banda se fue asentando.
Finalmente, quedó integrada por Gustavo, Juan, María y Daniel Roldán, hermano de Sunino, en batería.
Pero no fue hasta 2003 que el grupo comenzó a transitar los caminos del profesionalismo. "La puerta se abre cuando fuimos a grabar un demo en Buenos Aires", explicó.
A partir de aquel viaje, que a la banda no le aportó mayor rédito, llevó a Juan a hacer los contactos para comenzar a viajar cada 15 días a Capital y conocer y tomar algunas clases con grandes como Walter Malosetti, Botafogo, Pino Marrone y otros guitarristas.
"Y en diciembre de 2003 Sunino dice: vamos a ver qué pasa en Monte Hermoso", señaló. Ese verano, que comenzó accidentado, porque ningún pub quería contratarlos para tocar, finalmente los catapultó, porque les permitió hacer decenas de presentaciones callejeros y hacerse conocidos.
"Los dos primeros meses nos costó muchísimo, pero después hicimos pie y se nos abrieron las puertas para empezar a tocar en Bahía Blanca y en otras ciudades de la región", comentó.
En la temporada 2004-2005 pudieron comprarse un camión y comenzar a recorrer toda la zona Sur de la Provincia de Buenos Aires.

Rumbo al Sur
A fines del año pasado, un empresario de Ushuaia los contrató para ir a tocar a Tierra del Fuego. Viajaron en avión y tocaron durante todo el verano.
La experiencia le permitió a los miembros del grupo afirmarse en la idea de dedicarse exclusivamente a la música.
"Además estuvo muy bueno, con la música, ir a un lugar que mucha gente se plantea conocer en sus vacaciones y que tal vez nunca puede visitar", afirmó Juan.
Sin embargo, como todos los integrantes de El Remolcador, él todavía quiere seguir aprendiendo y creciendo. "Queremos crecer en lo artístico, hacer buenas cosas, trabajar y estudiar mucho", comentó.
Y el disco propio también es un tema pendiente para la banda, que a través su sitio web (www.elremolcador.com.ar) difunde varios de sus temas en formato MP3 y también un video de su tema "El Torino".
En el final de ese tema, Juan hace sonar su guitarra como el motor de un automóvil en aceleración, lo que le ha permitido a la banda ganar un importante número de fans en diferentes ciudades del Sur de la provincia y también en Tierra del Fuego.

Artículos relacionados:
María Pellejero, el lado femenino de El Remolcador
Daniel Roldán y El Remolcador
Gustavo Sunino y la esencia de El Remolcador

Sitio web:
www.elremolcador.com.ar
Leer mas