9/10/2006

Juan José Flores

Perfil.com

Mañana, en el primer aniversario de su relanzamiento, el diario Perfil republicará su página web: www.perfil.com. Hasta ahora en esa dirección se puede ver una presentación, pero en las próximas horas se convertirá en un sitio interactivo.
Según las fotos que aparecen hoy en la contratapa del diario, con comentario de Fontevecchia incluído, se tratará de una página con contenidos audiovisuales englobado bajo la denominación Perfil TV.
"Esto resultará una novedad para la Argentina", escribió Fontevecchia.

Juan José Flores

Acerca de Juan José Flores -

Dibujante, periodista, blogger y escritor. Recientemente publicó en Amazon, en formato electrónico, la novela Horror en Colonquelú y la antología Cuentos para leer en el smartphone.

Recibe artículos de este sitio por email :

24 comentarios

Deja comentarios
Anónimo
AUTHOR
12:34:00 delete

Ener, Gaspar Chiappetta estuvo como figura central en perfil.com m http://gasparchiappetta.blogspot.com/

Reply
avatar
Anónimo
AUTHOR
19:36:00 delete

Ener Gaspar Chiappetta le hizo una poesia a axel blumberg sale mañana en el diario perfil! http://gasparchiappetta.blogspot.com/

Reply
avatar
Anónimo
AUTHOR
09:21:00 delete

Ener salio en canal 9 lo vi en las dos ediciones!!

Reply
avatar
Anónimo
AUTHOR
11:33:00 delete

Gaspar Chiappetta hablo el martes para chiche en Radio diez!

Reply
avatar
Anónimo
AUTHOR
01:13:00 delete

Tapa: “Caso Luis Mitre: Por primera vez un medio accede al expediente judicial. Los secretos del crimen que escandaliza a una familia patricia. Se cayó la pista de la promiscuidad gay. Y crecen las hipótesis que incomodan a los dueños del diario La Nación: mensajes mafiosos, finanzas dudosas, millonaria herencia en disputa y odios familiares. La demora en avisar a la policía y las alteraciones en la escena del crimen. Además: el insólito mail de los presuntos asesinos que nadie difundió completo”

Reply
avatar
Anónimo
AUTHOR
17:34:00 delete

EL AÑO 2006 COMENZO PARA LUIS EMILIO MITRE, DE UNA FORMA DIFERENTE, ESTABA ATADO A UNA SILLA,ASESINADO, GOLPEADO Y DESANGRADO EN UNA HABITACION DE SERVICIO Y CON UNA BOLSA EN LA CABEZA DEJADA X SU ASESINO!



LUIS EMILIO MITRE MURIO TRAGICAMENTE A LOS 57 AÑOS, EL 31 DE DICIEMBRE DEL AÑO 2005 EN SU LUJOSO DTO DE LA RECOLETA,NADIE SE ENTERO DE QUE HABIA FALLECIDO HASTA PASADOS TRES DIAS, CUANDO EMMA EL AMA DE LLAVES, ESE CALUROSO DOS DE ENERO INGRESO A ESE EDIFICIO,LA MUJER, AL NO RECIBIR RESPUESTAS DE SU PATRON, LLAMO AL PSIQUIATRA DE LUIS EMILIO EL DR:RAFAEL GROISMAN,YA QUE GROISMAN TENIA COPIAS DE LAS LLAVES DEL DOMICILIO DE LUIS MITRE.AL INGRESAR SE ENCONTRARON CON EL ESPANTO DE UNA VULGAR MUERTE,LUIS ESTABA VESTIDO,PERO DESCALZO,Y CON UNA BOLSA DE NYLON EN LA CABEZA,MURIO ASFICIADO Y TENIA GOLPES EN SU CUERPO,PERO DEL DTO DE LUIS EMILIO LOS ASESINOS SOLO SE LLEVARON MEDALLAS PATRIAS,NADA DE DINERO, NADA DE JOYAS,NI SIQUIERA VIOLENTARON LAS CAJAS DE SEGURIDAD QUE ESTABAN A LA VISTA DE CUALQUIERA Y QUE CONTENIAN 300 MIL DOLARES!



SOLO REVISARON LA COMPUTADORA DE LUIS EMILIO Y AL PARECER SE LLEVARON PAPELES BANCARIOS Y DOCUMENTACIONES...



ESTA CONFIRMADO POR LA POLICIA,QUE LOS HERMANOS MITRE DESDE QUE ENCONTRARON EL CADAVER HASTA QUE LLAMARON A LA POLICIA Y A LA FISCALIA DEMORARON MAS DE (CUATRO HORAS) PORQUE?



LO NORMAL ES AVISAR A LA POLICIA DE INMEDIATO, NO 4 HORAS DESPUES.EN TANTO MARIA ELISA MITRE X SU LADO SALIO A DENUNCIAR PUBLICAMENTE EN LA REVISTA (NOTICIAS) QUE A SU HERMANO LUIS MITRE LO HABIA MATADO LA MAFIA, INCLUSO SOSPECHO DE QUE ESTARIA INVOLUCRADO EL GOBIERNO DE KIRCHNER,ELLA NO CREIA EN LA PISTA DE LA POLICIA DEL CRIMEN PASIONAL GAY.



A LOS DIAS SIGUIENTES DE LA SINIESTRA MUERTE DE MITRE, LA JUSTICIA BUSCABA A GASPAR CHIAPPETTA UN AEX PAREJA DE LA VICTIMA, LA FISCALIA PIDIO SU DETENCION Y LO AUSO DEL CRIMEN.LO DETUVIERON A CHIAPPETTA 5 MESES DESPUES EN EL BARRIO NORTE, EL ACUSADO, AL SER ENCARCELADO, (SOSPECHOSAMENTE) CONTRATA LOS SERVICIOS DE UNO DE LOS ABOGADOS MAS PRESTIGIOSOS Y CAROS DE LA ARGENTINA EL DR:(VICTOR STINFALE) Y X FALTA DE MERITO EL JUEZ RICARDO MATIAS PINTO QUIEN INTERVIENE EN LA CAUSA DECIDE LIBERAR A GASPAR CHIAPPETTA A SOLO 15 DIAS DE SER ARRESTADO



AHORA, A DOS AÑOS DEL MISTERIOSO ASESINATO DE LUIS MITRE,ESTAN SIENDO INVESTIGADOS DOS EX PAREJAS DE LUIS EMILIO, UN TAL TOMAS GONZALEZ, MAXIMILIANO GASPAR GARCIA GALARCE, Y EL CUSTODIO DEL EDIFICIO DE ESA NOCHE, UN TAL CARLOS ALBERTO SOCORRO!LA POLICIA CREE QUE FUE UN CRIMEN PLANIFICADO, SOSPECHAN QUE GASPAR CHIAPPETTA ACTUO DE ENTREGADOR,Y QUE CARLOS SOCORRO EL CUSTODIO FUE COMPLICE EN TODO-ESO LEI EN EL DIARIO PERFIL..ADEMAS, LA POLICIA ESTA AVERIGUANDO SI ES CIERTA LA PISTA DEL TESTAMENTO, YA QUE SE AFIRMO QUE LUIS MITRE ESTABA ARREGLANDO EL TEMA DE SU HERENCIA DE 40 MILLONES DE DOLARES Y LO CONCRETARIA CON SU ABOGADO DR:ADRIAN HOPE PARA LOS PRIMEROS DIAS DEL 2006-(SE DICE QUE EXISTE O EXISTIO UN TESTAMENTO DE PUÑO Y LETRA DE LA VICTIMA, Y QUE DESAPARECIO O TODAVIA NO SE ENCONTRO) LOS AMIGOS DE LUIS MITRE, INCLUSIVE EX PAREJAS DIJERON QUE LA VICTIMA NO LE DEJARIA NADA DE DINERO EN EL TESTAMENTO A SUS TRES HERMANOS!



ME LLAMA PODEROSAMENTE LA ATENCION QUE EL GUARDIA CARLOS SOCORRO NO RECUERDA HABER VISTO NADA SOSPECHOSO EL DIA DE LA TRAGEDIA,TAMBIEN CONSTA EN LA CAUSA QUE DESAPARECIO EL LIBRO DE NOVEDADES QUE LOS GUARDIAS ANOTABAN-ME LLAMA LA ATENCION QUE TESTIGOS AFIRMARON QUE LA VICTIMA DECIA QUE SE IBA A MORIR ANTES DE FIEN DE AÑO.
ME LLAMA LA ATENCION QUE LA FAMILIA DEMORARA 4 HORAS EN LLAMAR A LA POLICIA CUANDO ENCONTRARON A LUIS MITRE CON SIGNOS CLAROS DE HABER SIDO ASESINADO, ME LLAMA LA ATENCION QUE SE SEPA A NIVEL PRENSA POCO SOBRE EL CRIMEN Y ME LLAMA LA ATENCION QUE UNOS SUPUESTOS SICARIOS CONTRATADOS PARA MATAR A LUIS EMILIO MITRE SE PUSIERON EN CONTACTO VIA MAIL CON EL PERIODISTA JORGE ASIS CONTANDOLE LO SUCEDIDO.



A DOS AÑOS DE ESTE MACABRO Y ENIGMATICO ASESINATO TODAVIA NO HAY CULPABLES, NI IMPUTADOS, NI DETENIDOS- SOLO SE SABE QUE ESTAN INVESTIGANDO CUENTAS BANCARIAS Y A LA FAMILIA DIRECTA DE LUIS,. JUSTICIA Y MEMORIA X LUIS EMILIO MITRE

Reply
avatar
Anónimo
AUTHOR
12:46:00 delete

EL ESCRITOR JORGE ASIS CONFESO QUE EL CRIMEN ASESINATO DE LUIS EMILIO MITRE FUE MAFIOSO,DECLARO EN LA JUSTICIA QUE LOS ASESINOS DE LUIS MITRE LE CONFESARON QUE EL CRIMEN ERA PLANIFICADO Y QUE FUERON CONTRATADOS POR BARTOLOME MITRE,HERMANO DEL MUERTO.LA JUSTICIA ESTA PISANDOLE LOS TALONES A LA FAMILIA MITRE Y SE SABRA LA VERDAD PRONTO....GASPAR CHIAPPETTA O EL BOTON DEL GUARDIA CARLOS ALBERTO SOCORRO NO AGUANTARAN MAS Y CONFESARAN SU PARTICIPACION EN EL HECHO!

Reply
avatar
Anónimo
AUTHOR
02:32:00 delete

Se reactiva la causa Mitre
Aunque Jorge Asís es pesimista, la causa por el asesinato de Luis Mitre podría reactivarse en poco tiempo. El mismo Asís alude en su último artículo al testamento ológrafo que habría dejado el ex accionista de La Nación y que nadie encontró. Aunque la Justicia no tenga la menor idea si en las horas previas a llamar a la policía se estuvo buscando en los placares del muerto un sobre que decía "Luis Emilio Mitre, testamento ológrafo", habría más de dos personas ajenas a la familia que conocerían esa historia. En los próximos días podría haber novedades que por efecto simpático muevan el expediente de ese crimen impune.

Reply
avatar
Anónimo
AUTHOR
21:27:00 delete

Dario Gallo periodista de la revista Noticias publico que los hermanos de Luis Mitre demoraron mas de cuatro horas en llamar a la policia cuando hallaron el cadaver...

Reply
avatar
Anónimo
AUTHOR
15:47:00 delete

NEQUI GALLOTI ES LA CUÑADA DE GASPAR CHIAPPETTA Y DE LUIS MITRE EL ASESINADO ACCIONISTA DEL DIARIO LA NACION!

Reply
avatar
Anónimo
AUTHOR
16:12:00 delete

PagesCategoriesGeneral Meta
Administración
Salir
Search


Mie 5 Mar 2008WALTER FRANCO, OTRO AMANTE SOSPECHOSO DEL CRIMEN DE LUIS EMILIO MITRE!!!
Filed under: General — LUIS MITRE @ 18:39 Edit ThisWALTER FRANCO ES OTRO EX AMANTE DEL ASESINADO LUIS MITRE!!!




WALTER FRANCO ES OTRO SOSPECHOSO EN EL CRIMEN DEL HEREDERO DEL DIARIO LA NACION LUIS MITRE.ESTE MUCHACHO CONOCIA A LA VICTIMA Y TUVO UN ROMANCE TIEMPO ATRAS…LA POLICIA SOSPECHA DE EL..ES OTRO MAS QUE SE SUMA A LA LISTA DEL CRIMEN IRRESUELTO DE LUIS EMILIO MITRE!!!

Reply
avatar
Anónimo
AUTHOR
19:17:00 delete

RICARDO MATIAS PINTO EL JUEZ QUE LIBERO A GASPAR CHIAPPETTA! LAS CLAVES DE LA CUASA!















EL JUEZ QUE INTERVIENE EN EL ASESINATO DE LUIS EMILIO MITRE (RICARDO MATIAS PINTO)PIDIO LA CAPTURA DE GASPAR ENER CHIAPPETTA EL DIEZ DE ENERO DEL AÑO 2006.LO ACUSO DEL CRIMEN DIRECTAMENTE,X LO VISTO SIN PRUEBAS A LA VISTA.



CUANDO ES DETENIDO EL IMPUTADO CHIAPPETTA FUE TRASLADADO A LA CARCEL DE MARCOS PAZ Y LIBERADO X ORDEN DEL JUEZ PINTO A SOLO 15 DIAS.PORQUE LO LIBERARON SI ANTES LO ACUSARON FORMALMENTE DEL CRIMEN DE LUIS E. MITRE?

Reply
avatar
Anónimo
AUTHOR
15:15:00 delete

la fical Felisa Krasuki de la causa luis emilio mitre! 06/Marzo/2008 - 18:12

--------------------------------------------------------------------------------
Felisa Krasuki era quien investigaba el asesinato de Luis Emilio Mitre ex accionista del diario la nacion de argentina,Durante su genstion,LA FISCAL se volco a la denominada pista gay.Acuso formalmente a Gaspar Chiappetta ex pareja del muerto.Esta fiscal trabajo bien en la causa,incluso lo corroboro la hermana de Luis Mitre, Maria Elisa Mitre revelando en la revista Noticias que cuando vino la fiscal habia mas de 30 peritos recolentado huellas y pruebas.Sucede que como a Luis Mitre lo mataron sicarios contratados, no dejaron huellas.Ahora el juez Ricardo Pinto lleva la causa y tampoco avanza en nada.Si se volcaran a la pista economica, el testamento,seguro ahi se avanzaria mucho...

Reply
avatar
Anónimo
AUTHOR
16:51:00 delete

ASESINOS DE LUIS EMILIO MITRE TENIAN LLAVES DEL DTO DE POSADAS1454,ES MENTIRA QUE ENTRARON CON LA VICTIMA!!!








LOS INVESTIGADORES DEL HOMICIDIO DE LUIS MITRE DIJERON EN LOS MEDIOS INFORMATIVOS QUE CREIAN QUE A LUIS EMILIO LO HABIA MATADO UN ALLEGADO,PORQUE NO HABIAN FORZADO LA PUERTA DE INGRESO A LA MORADA DEL MUERTO.


AHORA SE SABE QUE RAFAEL GROISMAN EL PSIQUIATRA DE LA VICTIMA TENIA COPIAS DE LAS LLAVES DE SU PACIENTE POR ESO SE LO INVESTIGA TAMBIEN.


SE SUPO QUE MITRE INGRESO SOLO AL DTO DESPUES DE CENAR SOLO EN UN RESTAURATE DE LIBERTADOR,YA LOS ASESINOS ESTABAN ESPERANDOLO HACIA COMO DOS HORAS. LOS PERITOS DESCUBRIERON X UN ESTUDIO QUE LA COMPUTADORA DE LUIS EMILIO ESTABA ENCENDIDA DESDE LAS DIEZ DE LA NOCHE,MITRE LLEGO CASI A A LA MEDIA NOCHE.ENTONCES ACLAREMOS, LOS ASESINOS DE LUIS EMILIO MITRE TENIAN LLAVES PARA ENTRAR A SU DTO NO ENTRARON CON LA VICTIMA!!!!PODRIAN NO SER DE SU ENTORNO...

Reply
avatar
Anónimo
AUTHOR
17:20:00 delete

OSCAR CASTAÑIERI CUSTODIO DEL EDIFICIO DE LUIS MITRE EN LA MIRA DE LA POLICIA!










OSCAR CASTAÑIERI ERA OTRO DE LOS TANTOS CUSTODIOS DEL EDIFICIO DE POSADAS 1454 DONDE MISTERIOSAMENTE ASESINARON A LUIS MITRE ACCIONISTA DEL DIARIO LA NACION DE ARGENTINA HACE YA MAS DE DOS AÑOS.



EL JUEZ CARLOS MANUEL BRUNIARD QUE INTERVIENE EN LA CAUSA SOSPECHA DE ESTE ENCARGADO DE LA SEGURIDAD DEL EDIFICIO.



CASTAÑIERI PERTENECIA A LA EMPRESA DE SEGURIDAD CERBERO Y FUE QUIEN REEPLAZO EL DIA 31 DE DICIEMBRE A CARLOS ALBERTO SOCORRO,EL OTRO CUSTODIO SOSPECHADO X EL CRIMEN.



EL ENCARGADO DEL EDIFICIO ATESTIGUO QUE OSCAR CASTIÑIERI FUE QUIEN SE QUEDO A CARGO DE LA GUARDIA TODO EL DIA 31 DE DICIEMBRE A PARTIR DE LAS 6 DE LA MAÑANA.



RECORDEMOS QUE MITRE MURIO ENTRE EL VIERNES 30 Y EL SABADO 31 CUALQUIERA PUDO MATARLO DENTRO DE ESA FRANJA HORARIA HORARIA.Seguridad Privada de la República Argentina: Más Empresas de ...
CENTRO DE SEGURIDAD INTEGRAL. CENTRO DE SEGURIDAD S.A.. CERBERO S.R.L.. CERBERUS S.A.. CHAR S.R.L. (Mendoza). CIPOL S.A.. CISE S.R.L. ...www.seguridadprivada.com.ar/empresas02.htm - 56k - En caché - Páginas similares - Anotar esto

Reply
avatar
Anónimo
AUTHOR
13:51:00 delete

UKI GOÑI DIJO QUE EL CRIMEN DE SU AMIGO LUIS MITRE ES MAFIOSO!!









En la misma edición, Perfil informa que amigos y allegados a la víctima(LUIS MITRE) iniciaron una investigación paralela, porque no creen que haya sido un crimen pasional.Junto a esa noticia aparece una columna del periodista Uki Goñi a quien le habían pedido una semblanza de su amigo, Luis Emilio Mitre.Pero Goñi elige hablar de sus dudas sobre esta misteriosa muerte. Y aporta algunos datos:



“Cuando entraba en su departamento, Luis habitualmente se sacaba los zapatos y ponía un CD. No se sacaba la gorra casi ni para dormir. Los policías encontraron los CD corridos y la gorra al lado, en el piso. Sabemos que fue golpeado en la cabeza con un elemento contundente (…) Cuando la policía entró el lunes en el departamento, el desorden que encontró no era mayor que el desorden habitual de Luis. No se habrían encontrado signos de forcejeo. Pero el aire acondicionado estaba encendido a la máxima potencia. Según criminalistas consultados, esto podría ser signo de un acto mafioso o político, ya que el aire acondicionado altera las huellas digitales y dificulta la determinación del horario del asesinato. La policía halló un guante blanco en el piso de la entrada del departamento. También se sabe que una bolsa de residuos (¿dejada por el asesino?) habría aparecido luego del crimen en el hall de servicio, donde habitualmente la recoge el portero. ¿Qué pasó con esta bolsa? (…) Una computadora, que Luis compró hace años pero que jamás aprendió a usar, estaba encendida, con una lámpara alumbrándola. Para encenderla, se tumbó al piso una cantidad de objetos sobre la mesa que dificultaban el acceso a ella ¿Qué datos se buscaban allí? Aparentemente, los únicos elementos sustraídos fueron unas condecoraciones del padre de Luis, el fallecido ex director de La Nación, Bartolomé Mitre, arrancadas del marco donde se encontraban. No tienen valor económico. Un pequeño cuadro de Xul Solar, fácilmente transportable, fue olímpicamente ignorado (…) Suena como la elección de un desubicado o como un mensaje a la familia Mitre y a La Nación (…) Puede ser que la investigación maneje datos, que no conviene dar a luz todavía, que confirmen que Luis fue víctima de un crimen pasional o de un simple robo. Ojalá así sea. Pero no descarto otra respuesta a este misterio”.FUENTE:LAS PERIODISTICAS

Reply
avatar
Anónimo
AUTHOR
17:01:00 delete

Ener Gaspar Chiapetta dijo hoy en el diario Perfil que se ratonea con Luis D'elia que le parece muy atractivo y pasional.ajajajTambien recalco que la causa x el crimen de su ex pareja Luis Mitre arruino suc arrera de artista!Insolito,Ener atraido x Luis D'elia?

Reply
avatar
Anónimo
AUTHOR
17:32:00 delete

DESCUBRI EL NUEVO FLOG DE GASPAR CHIAPPETTA ES ESTE,HABLA Dhttp://marcelochiappetta.blogspot.com/ EMODA Y MUESTRA SUS DISEÑOS...

Reply
avatar
Anónimo
AUTHOR
00:06:00 delete

Ener quiere ser “cantante popular”
Guardado en Información general |
Ener Gaspar Chiappetta, el único que estuvo preso por la investigación del asesinato de Luis Mitre, se lanza como “cantante popular”.


Foto: César Casco

Reply
avatar
Anónimo
AUTHOR
16:58:00 delete

LUIS EMILIO MITRE;CRIMEN ESCANDALOSAMENTE SILENCIADO!!!




Tapa: “Caso Luis Mitre: Por primera vez un medio accede al expediente judicial. Los secretos del crimen que escandaliza a una familia patricia. Se cayó la pista de la promiscuidad gay. Y crecen las hipótesis que incomodan a los dueños del diario La Nación: mensajes mafiosos, finanzas dudosas, millonaria herencia en disputa y odios familiares. La demora en avisar a la policía y las alteraciones en la escena del crimen. Además: el insólito mail de los presuntos asesinos que nadie difundió completo”.

Reply
avatar
JAVIER
AUTHOR
00:56:00 delete

CRIMEN IMPERFECTO: RESCATE DE MITRE II
Las famosas cartas que le habrían escrito los asesinos de Mitre a Jorge Asís.
Fecha de Publicación: 07/02/2006 | Cultura

A Luis Emilio Mitre lo habrían matado por encargo. Dos asesinos que no pudieron presentar el crimen con la escenografía altiva de un suicidio.
El suicidio, en general, suele resultar socialmente más aceptable que la homosexualidad.
Disponer entonces, en el estricto claustro de la familia, de algún suicida, puede ser dramáticamente honorable.
Meros arrebatos de digna grandeza, entre el esplendor trágico de la decadencia.

La persistencia de un homosexual culposamente asumido, en cambio, en determinadas familias de marca, puede convertirse en una equívoca deshonra. Una mancha indeleble en la caparazón de la hipocresía.

Alarma, sin embargo, que el otrora bullicioso gremialismo homosexual se anexe, también, a la aventura extrañamente asimilable del silencio.

Crimen imperfecto

Según nuestras fuentes, es atinadamente probable que se asista, en el caso Mitre, a un tenebroso crimen por encargo.
De resultar cierta la tesis, podremos concientemente situarnos en el preludio de un indeseable escándalo superior.
No hay que descartar tampoco que probablemente el escándalo sea el objetivo de quienes podrían situarse detrás del tráfico de semejante interpretación.

Trátase, según la teoría que sigilosamente se impone, de un crimen que tenía la obligación de ser perfecto.

La perfección consistía en ataviar profesionalmente al crimen.
Adobarlo, al mejor estilo detallístico de Thomas Da Quincey.
Como si la muerte fuera, en el fondo, como instigaba aquel trascendente talento inglés, un elaborado hecho estético. Digno, por ejemplo, del texto memorablemente canónico:
“Del asesinato como una de las bellas artes”.

Sin embargo el horror, en el crimen de Mitre, supera largamente a la dispendiosidad de la literatura.
La estética, abyectamente sanguinaria, consistía aquí en dibujar el crimen. A los efectos de presentarlo con el altivo ceremonial del suicidio.
Del suicidio que no fue. Porque Luis Emilio Mitre decidía aferrarse, como fuera, a la idea activa de la resistencia. Concretamente, a la vida.

Los asesinos

Los asesinos, como en aquel cuento de Ernest Hemingway, fueron dos.
Ellos conocían minuciosamente los rituales íntimos de la víctima.
Sin embargo, los asesinos subestimaron la caudalosamente desesperada intención de vivir del personaje que debían, supuestamente por encargo, matar.
Habrá que revisar, entonces, aquellos posibles datos indicadores de la admirable resistencia, desplegada a pesar de la aparente fragilidad física de Luis Emilio Mitre.

De manera que el suicidio, para feroz desasosiego del refinamiento británico de Da Quincey, debió convertirse, según la especie, en un cinematográfico asesinato encomendado.
De malhechores marginales. Pequeños truhanes alquilados. Duros matones predispuestos que conocían la vulnerabilidad orientacional del asesinado.
Y que fueron indirectamente contratados, según cuentan, por siniestros mandantes transitoriamente misteriosos.

Delivery

Pero no ocurrió, de ningún modo, violentamente lo acordado.
Los asesinos no pudieron cumplir con los detalles dirigidos de la escenografía.
Debieron escenificar la magnitud glacial del suicidio, aunque tuvieron que matarlo, al fin y al cabo, de manera brutal.

Sin embargo, en esta versión, tampoco cumplieron quienes habrían encargado aquel delivery del espanto.
Puede explicarse entonces que los dos criminales se sientan traicionados. Amenazados justamente de muerte, y todo por haber matado.
Incluso, puede explicarse también que estén proclives, los asesinos, a los riesgos anónimos de la clandestina locuacidad electrónica.

Contame tu condena

“Los que matamos a Luis Mitre fuimos dos. Por supuesto que no lo hicimos por placer”.
“Además es, por lo menos, muy raro pensar que pudimos haberlo matado por doce medallitas de cobre”.
Se refieren, por supuesto, los asesinos, a la bijouterie de las condecoraciones heredadas del padre de la víctima.
“Si teníamos la posibilidad de hacer un desfalco con las dos cajas de seguridad que se hallaban en el departamento”.
Prosiguen:
“No es casualidad que eligiéramos, para matarlo, la noche del viernes. Es el día en que sólo se encuentra un simple auxiliar de seguridad. Y no matarlo cualquier otro día, donde la guardia es mas profesional, y de mayor control sobre el edificio”.
“¿Por qué será que el auxiliar de esa noche no informó a la policía que, a las 20.15 de aquel viernes, fueron dos los que entraron, y dos los que salieron a las 0.25, con las llaves en la mano”.
“Porque así, con las llaves en la mano, se garantizaba nuestra salida del edificio”.
“El auxiliar debía estar en la calle para liberar la puerta”.

El vecino

Para más datos precisos sobre este tema, que dista de ser de estricto conocimiento policial, según nuestras fuentes, el plan casi se suspende.
Porque, justo cuando los malhechores se disponían a subir para matarlo, ingresó al ascensor, para acompañar inocentemente a los asesinos, el propietario del piso…
Por el momento, ni el número de piso, ni la letra del departamento, se va a explicitar.

Incluso, aquel copropietario hasta habría hablado, sin saberlo, con los asesinos.
Cuando retorne de las vacaciones, el vecino tendrá que activar los rieles de su memoria.

Según la vertiente, a los asesinos se les pagó tan solo la mitad de lo acordado.
Por lo tanto, andan con el explicable miedo de “aparecer en una zanja, muertos”.
O enterrados, como indican, a diez metros de profundidad, a los efectos de quedar eternamente impunes los contratantes. Los poderosos que habrían encargado el delivery fatal.

El miedo se fundamenta en que el crimen no salió, al fin y al cabo, como lo encargaron.
Sorprendió puntualmente, a los asesinos, la extraña fuerza que de repente sacó, vaya a saberse de donde, Luis Emilio Mitre.
Por lo tanto, los asesinos debieron golpearlo fuertemente. Al costado del cuello.
Por las marcas que dejaban los golpes no programados, aquel cuento honroso del suicidio ya no podía tener lugar.
Para concluir la amenidad infamante de esta crónica personalmente indeseable, caben, apenas, algunas preguntas, relativamente inofensivas. Por ejemplo:

¿Hubo, esa noche del viernes 30, una especie de mínima zona liberada? Por lo menos entre el ascensor y la calle.
¿Entraron dos individuos, a las 20.15, para salir a las doce y media de la noche con las llaves de la puerta de entrada en la mano?
Y el enigmático auxiliar de seguridad que los habría visto entrar y salir, ¿acaso ya se encuentra afuera del país?
¿Formaba parte de la operación criminal aquel taxista que esperaba a los asesinos enfrente, en Posadas al 1400?

Ciertos detalles, que previsiblemente aún no habrían trascendido, sólo serían conocidos, acaso, por el más alto nivel de quienes siguen, con efectivo desconcierto, las condicionadas investigaciones.

Mitre quería vivir

Para que se tenga una idea del regocijante desparpajo de la víctima, y del inveterado sentido del humor que lo caracterizaba, Luis Emilio Mitre mantenía, por ejemplo, su árbol genealógico, colgado en el baño que solían utilizar sus visitantes.
Aquel cuadro, de por sí trasgresor, fue sumergido, cuentan los asesinos, en el inodoro.
Además, la cédula de Mitre habría sido arrojada al piso.
¿Podrán corroborar los investigadores estos datos?

La computadora, para colmo, permaneció encendida. ¿Es verdad?
Dejaron, los marcos rotos del cuadro, en la sala de video.

Para mayores precisiones, el cuerpo del desdichado Mitre se encontraba boca arriba. En la habitación de servicio.
Conste que no había ninguna bolsa de residuos en su cabeza.
Por lo tanto, el cuento del submarino seco habrá sido una posterior construcción ornamental. Testimonio emblemático del fracaso de la escenografía.

Por otra parte, en esta versión de la historia, la totalidad de los elementos, utilizados por los asesinos, fueron sacados, por ellos mismos, del edificio.
En realidad, lo que tapaba los despojos del cuerpo de Mitre no era, de ningún modo, una humillante bolsa de plástico.
Era una sabana, con estampados en color azul. ¿Podrán verificar lo de la sábana nuestros Pepe Carvalho?
Una sábana que justamente los asesinos encontraron, según nuestras vertientes, en el tendedor del lavadero. Junto con un par de medias azules de hilo.
Finalmente dejaron, el cuerpo estragado de Mitre, en aquel cuarto, con la puerta cerrada. Y con la luz encendida.

Sin protección ni cobertura mínima, sin los prometidos pasaportes falsos para salir del país, precipitadamente en la madrugada del sábado, los ejecutores del crimen imperfecto deambularían, asustados y sueltos, presuntamente aún por Buenos Aires.
Saben que sus vidas valen infinitamente menos que la del resistente infortunado que nunca se entregó.
Un extraño Luis Emilio Mitre. Un irreverente fascinado, a pesar de todo, por la fantasía indeclinable de vivir. Aunque sea eternamente en la barra del Posadas, el bar social de Jesús.
Con la mirada en el elemental vacío de una copa de champagne.

Epílogo con aclaraciones

El material, la base informativa de esta crónica, se pone a disposición de los investigadores.
Resulta anacrónicamente debatible si el material debió entregarse antes de publicarla.
Uno, lo que intenta ejercitar, es prioritariamente el periodismo. Sin aspirar a los excesos del detectivismo de Philiph Marlowe, ni a la jactancia de impartir justicia desde el ámbito acotado de una crónica.
Sólo por una cuestión de códigos, por una tendencia prudente al buen gusto, el Suscripto concede en abstenerse de reproducir escabrosidades. Ciertas sindicaciones, absolutamente lesivas para la sensibilidad de los tormentosos prestigios familiares.

Una penúltima advertencia. Ahora destinada, sobre todo, a la proyección de ciertos paquetes pedantes, vocacionalmente caricaturales.
Meros dadores voluntarios de solidaridad acomodaticia.
Seres que se suponen insólitamente merecedores de la fosforescencia de cierto resentimiento social.
Se les advierte por ejemplo que, la apuesta incisiva por el predominio del silencio, deriva en una inconcebible falta de respeto por el muerto.
Se les advierte que pueden encontrarse especulativamente por debajo de las dimensiones morales del asesinado.
Y convertirse, en definitiva, por la reticencia en aclararlo, en cómplices involuntarios del eventual crimen imperfecto que no debiera, como ningún crimen, permanecer impune.

Autor: Jorge Asís
Fuente: http://www.jorgeasisdigital.com

Reply
avatar
Anónimo
AUTHOR
03:09:00 delete

Esmeralda
EL CRIMEN DE MITRE (XIII): Roban la esmeralda de la gargantilla de oro que Bartolomé Mitre, el iniciador de la dinastía, le obsequiara a Delfina Vedia. escribe Oberdán Rocamora
Redactor Estrella, especial
para JorgeAsísDigital

Entre la antología de irregularidades, que signa la investigación del crimen de Mitre, hay espacio hasta para las profanaciones del pasado, posiblemente más honorable.
Alguien, sigilosamente, se robó la gran esmeralda, ajustada por 17 grifas. Engarzada en la gargantilla de oro que Bartolomé Mitre, el iniciador de la dinastía, le obsequió a la señora Delfina Vedia. Su “amada”. Fue a mediados del siglo diecinueve. Al convertirse en reliquia, la joya derivó en un símbolo de representación familiar. Hoy ultrajado.

Escalas
La esmeralda es una piedra preciosa que abunda, sobretodo, en Colombia. En menor medida, se la encuentra en el Brasil. También en Ecuador. Pero procede de Persia, la fuente básica del Irán. Minuciosos europeos, de los que suelen repartirse los siglos, prefieren hablar del Antiguo Egipto. Porque desde las proximidades del Mar Rojo, según el mito, existieron, tres mil años atrás, las minas fascinantes de piedras cristalinas. Piedras verdes. Fascinarían, dos mil años después, a la Reina Cleopatra.
La gemística indica que la dureza de la esmeralda es de 8, en la Escala de Mohs. Aportación científica aportada por el geólogo alemán Friedrich Mohs, entre los siglos dieciocho y diecinueve. Dureza 8 es equivalente al topacio. Sólo superado, por su capacidad de ralladura, por el rubí, 9, y por el diamante, 10.

La gargantilla de oro, con la gran esmeralda incrustada, el inspirado Bartolomé Mitre se la regaló a Delfina de Vedia, entre 1840 y 1850.
María Luisa de Vedia Pérez era uruguaya. Un “ángel descendido de los cielos”, escribió el encendido poeta Bartolomé Mitre. Lo evoca Felipe Pigna, en su biografía de web.
Bartolomé conoció a Delfina en 1838. Se casaron en 1841. Delfina tenía 19, era dos años mayor que Bartolomé. El marco de la historia de amor lo proporciona el Montevideo del exilio antirrosista.
Tienen cuatro hijos. Bartolomé, entretanto, se hace escritor, traductor, historiador, militar, político. Gobernador de la provincia de Buenos Aires, presidente de la república. Funda el diario actual de Los Saguier. La valoración de la figura de Mitre excede el ámbito acotado de esta crónica extrañamente policial.
Delfina muere en 1882. Bartolomé la sobrevive durante 24 años más. Por lo tanto fue el primer depositario, hasta 1906, de aquella gargantilla de oro, con la esmeralda que hubiera ensoberbecido a Cleopatra. Sujetada, según nuestras fuentes, por 17 grifas.

Caja 53
Durante el siglo veinte, desfilaron explicables generaciones de Mitres y de Vedias.
El último depositario de la gargantilla fue Luis Emilio Mitre. Asesinado en la penúltima noche del 2005. Al crimen, tan colmado de silencios equiparables a los misterios, se le debe incorporar, ahora, el enigma de la esmeralda perdida.
La joya se encontraba depositada, según nuestras fuentes, en una caja de seguridad del Banco Santander Río. Sucursal de Quintana. Recoleta. Para ser exactos, en la caja número 53, del Sector 4. Dentro de una bolsa de plástico transparente.
Después del asesinato por encargo, en casi tres años de dilaciones, la gargantilla fue objeto de sistemáticos inventarios.
Sin embargo, quince días atrás, acompañados del escribano, pudorosamente responsable, F.Y., se presentaron, en el Banco Santander Río, delegados de los tres hermanos Mitre. Los herederos de Luis Emilio. Respectivos abogados, en nombre de las dos mujeres. El doctor A.H., alias El Inglés, por la señora María Elisa. Y el doctor E.M., ex fiscal de trascendencia, por la señora María Elena del Rosario, alias Kinucha. Es importante consignar que, en representación del hermano varón, Bartolomé, estuvo presente el hijo. También llamado Bartolomé. El último Bartolomé de los Mitre.

Cuentan que el honorable escribano, F.Y., ingresó a la sala herméticamente aséptica de las cajas. Con autorización judicial. Acompañado del funcionario del banco, abrieron la caja 53, cuyo titular fuera Luis Emilio Mitre. El escribano retiró la bolsa de plástico transparente que contenía la gargantilla legendaria. Y constaba la presencia de un reloj. Para ser exactos, un Must, de Cartier.
Con el envoltorio simbólicamente histórico, con la solemnidad del caso, los representantes de los tres hermanos Mitre se encaminaron hacia el reducto, relativamente espiritual, de la Joyería Escasany. Especializada en reliquias de familia, también desde el Diecinueve. En Recoleta, siempre.

Bifurcaciones
“Jardín” donde se “bifurcan” las interpretaciones de los senderos. Borges auxilia.
Están quienes afirman que el grupo solemne se dirigía, hacia la joyería Escasany, con el interés meramente pecuniario de subastar lo poco que quedaba, aún sin vender, del legado.
El producto invalorablemente moral, situado dentro de la bolsa transparente, y arrastrado por el peso de la historia. Y un cuadro de Xul Solar, que improbablemente pudiera interesarle a Ignacio Gutiérrez Zaldivar.
Ya habían vendido, según nuestras fuentes, hasta el departamento de Posadas. El escenario del impresionante crimen. Y distribuido, dolorosamente, entre los hermanos, valores por alrededor de 14 millones de dólares (ver “El dolor del reparto”).
Otras fuentes, en cambio, aluden al entrecruzamiento fraternal de las sospechas. Porque Luis Emilio tenía, sin sembrar insidias, mucho más. En cuentas secretas, radicadas en sedes menos violables del exterior. En alguna off shore. Calcúlase que faltan contabilizar entre 10 y 15 millones de dólares. Sospechas regadas.
Suerte que, entre las interpretaciones bifurcadas, seres razonables sostienen que sólo los movilizaba, a los representantes, la idea de la valoración. La cotización, en el mercado, de ambas joyas.
Según alguna Garganta, el indemne especialista de la Joyería Escasany tendió el paño oscuro sobre una mesa de cristal. A los efectos de analizar las reliquias.
Por el Must de Cartier, nunca podría conseguirse, al menos en Escasany, más de dos mil quinientos. A lo sumo, tres mil dólares.
Pero ánimo, porque venía la pieza fuerte. La significativa gargantilla de oro, con la esmeralda altanera y rutilante, encriptada por 17 grifas. Que luciera, en su cuello, el “ángel descendido de los cielos”. Delfina Vedia.
Menos poético, el especialista de Escasany extendió, sobre el paño, la gargantilla de oro. Convertida en una apreciable bijouterie de colección. Miró sin pasión a sus interlocutores. El collar tenía las grifas violentadas. Faltaba, simplemente, la esmeralda de Cleopatra.
La esmeralda que figuraba, con destacada presencia, en el inventario de abril del 2006.

Molestias
La humillación del secreto coincide, aquí, con el entrecruzamiento incómodo de las sospechas fraternales. Genera, irremediablemente, una situación molesta para el escribano. El profesional vive angustiado por su idea estricta de la responsabilidad. Conmovido, aparte, por su amistad generacional con los Mitre, iniciada por sus ancestros. La situación comienza a ser molesta, también, para los funcionarios judiciales que participaron de la expresa confección del inventario. Y para el Banco Santander Río. Que tiene quebrantado su principal producto. La inviolabilidad.
Porque, que desaparezcan los 23 relojes del escenario, vaya y pase. Pasan a la categoría descartable de cacharros que solía coleccionar Luis Emilio. Pero la desaparición de la esmeralda de Delfina conduce, invariablemente, a pensar, en algo más punible que la profanación. En un robo.
Al trascender el continente de esta crónica policial sin policías, va a alborotarse, con seguridad, el Juzgado Criminal de Instrucción 32. Donde hoy se radica la causa 1255/ 2006.
La esmeralda esfumada podrá generar un interés superior al del propio crimen. El que fue violentamente horripilante. Contiene un destino manifiesto de olvido. Por los “senderos bifurcados” que conducen hacia el objetivo de la impunidad. La estación terminal.

Oberdán Rocamora
para JorgeAsísDigital

Continuará
Manténgase conectado.

Reply
avatar
Anónimo
AUTHOR
03:10:00 delete

Esmeralda
EL CRIMEN DE MITRE (XIII): Roban la esmeralda de la gargantilla de oro que Bartolomé Mitre, el iniciador de la dinastía, le obsequiara a Delfina Vedia. escribe Oberdán Rocamora
Redactor Estrella, especial
para JorgeAsísDigital

Entre la antología de irregularidades, que signa la investigación del crimen de Mitre, hay espacio hasta para las profanaciones del pasado, posiblemente más honorable.
Alguien, sigilosamente, se robó la gran esmeralda, ajustada por 17 grifas. Engarzada en la gargantilla de oro que Bartolomé Mitre, el iniciador de la dinastía, le obsequió a la señora Delfina Vedia. Su “amada”. Fue a mediados del siglo diecinueve. Al convertirse en reliquia, la joya derivó en un símbolo de representación familiar. Hoy ultrajado.

Escalas
La esmeralda es una piedra preciosa que abunda, sobretodo, en Colombia. En menor medida, se la encuentra en el Brasil. También en Ecuador. Pero procede de Persia, la fuente básica del Irán. Minuciosos europeos, de los que suelen repartirse los siglos, prefieren hablar del Antiguo Egipto. Porque desde las proximidades del Mar Rojo, según el mito, existieron, tres mil años atrás, las minas fascinantes de piedras cristalinas. Piedras verdes. Fascinarían, dos mil años después, a la Reina Cleopatra.
La gemística indica que la dureza de la esmeralda es de 8, en la Escala de Mohs. Aportación científica aportada por el geólogo alemán Friedrich Mohs, entre los siglos dieciocho y diecinueve. Dureza 8 es equivalente al topacio. Sólo superado, por su capacidad de ralladura, por el rubí, 9, y por el diamante, 10.

La gargantilla de oro, con la gran esmeralda incrustada, el inspirado Bartolomé Mitre se la regaló a Delfina de Vedia, entre 1840 y 1850.
María Luisa de Vedia Pérez era uruguaya. Un “ángel descendido de los cielos”, escribió el encendido poeta Bartolomé Mitre. Lo evoca Felipe Pigna, en su biografía de web.
Bartolomé conoció a Delfina en 1838. Se casaron en 1841. Delfina tenía 19, era dos años mayor que Bartolomé. El marco de la historia de amor lo proporciona el Montevideo del exilio antirrosista.
Tienen cuatro hijos. Bartolomé, entretanto, se hace escritor, traductor, historiador, militar, político. Gobernador de la provincia de Buenos Aires, presidente de la república. Funda el diario actual de Los Saguier. La valoración de la figura de Mitre excede el ámbito acotado de esta crónica extrañamente policial.
Delfina muere en 1882. Bartolomé la sobrevive durante 24 años más. Por lo tanto fue el primer depositario, hasta 1906, de aquella gargantilla de oro, con la esmeralda que hubiera ensoberbecido a Cleopatra. Sujetada, según nuestras fuentes, por 17 grifas.

Caja 53
Durante el siglo veinte, desfilaron explicables generaciones de Mitres y de Vedias.
El último depositario de la gargantilla fue Luis Emilio Mitre. Asesinado en la penúltima noche del 2005. Al crimen, tan colmado de silencios equiparables a los misterios, se le debe incorporar, ahora, el enigma de la esmeralda perdida.
La joya se encontraba depositada, según nuestras fuentes, en una caja de seguridad del Banco Santander Río. Sucursal de Quintana. Recoleta. Para ser exactos, en la caja número 53, del Sector 4. Dentro de una bolsa de plástico transparente.
Después del asesinato por encargo, en casi tres años de dilaciones, la gargantilla fue objeto de sistemáticos inventarios.
Sin embargo, quince días atrás, acompañados del escribano, pudorosamente responsable, F.Y., se presentaron, en el Banco Santander Río, delegados de los tres hermanos Mitre. Los herederos de Luis Emilio. Respectivos abogados, en nombre de las dos mujeres. El doctor A.H., alias El Inglés, por la señora María Elisa. Y el doctor E.M., ex fiscal de trascendencia, por la señora María Elena del Rosario, alias Kinucha. Es importante consignar que, en representación del hermano varón, Bartolomé, estuvo presente el hijo. También llamado Bartolomé. El último Bartolomé de los Mitre.

Cuentan que el honorable escribano, F.Y., ingresó a la sala herméticamente aséptica de las cajas. Con autorización judicial. Acompañado del funcionario del banco, abrieron la caja 53, cuyo titular fuera Luis Emilio Mitre. El escribano retiró la bolsa de plástico transparente que contenía la gargantilla legendaria. Y constaba la presencia de un reloj. Para ser exactos, un Must, de Cartier.
Con el envoltorio simbólicamente histórico, con la solemnidad del caso, los representantes de los tres hermanos Mitre se encaminaron hacia el reducto, relativamente espiritual, de la Joyería Escasany. Especializada en reliquias de familia, también desde el Diecinueve. En Recoleta, siempre.

Bifurcaciones
“Jardín” donde se “bifurcan” las interpretaciones de los senderos. Borges auxilia.
Están quienes afirman que el grupo solemne se dirigía, hacia la joyería Escasany, con el interés meramente pecuniario de subastar lo poco que quedaba, aún sin vender, del legado.
El producto invalorablemente moral, situado dentro de la bolsa transparente, y arrastrado por el peso de la historia. Y un cuadro de Xul Solar, que improbablemente pudiera interesarle a Ignacio Gutiérrez Zaldivar.
Ya habían vendido, según nuestras fuentes, hasta el departamento de Posadas. El escenario del impresionante crimen. Y distribuido, dolorosamente, entre los hermanos, valores por alrededor de 14 millones de dólares (ver “El dolor del reparto”).
Otras fuentes, en cambio, aluden al entrecruzamiento fraternal de las sospechas. Porque Luis Emilio tenía, sin sembrar insidias, mucho más. En cuentas secretas, radicadas en sedes menos violables del exterior. En alguna off shore. Calcúlase que faltan contabilizar entre 10 y 15 millones de dólares. Sospechas regadas.
Suerte que, entre las interpretaciones bifurcadas, seres razonables sostienen que sólo los movilizaba, a los representantes, la idea de la valoración. La cotización, en el mercado, de ambas joyas.
Según alguna Garganta, el indemne especialista de la Joyería Escasany tendió el paño oscuro sobre una mesa de cristal. A los efectos de analizar las reliquias.
Por el Must de Cartier, nunca podría conseguirse, al menos en Escasany, más de dos mil quinientos. A lo sumo, tres mil dólares.
Pero ánimo, porque venía la pieza fuerte. La significativa gargantilla de oro, con la esmeralda altanera y rutilante, encriptada por 17 grifas. Que luciera, en su cuello, el “ángel descendido de los cielos”. Delfina Vedia.
Menos poético, el especialista de Escasany extendió, sobre el paño, la gargantilla de oro. Convertida en una apreciable bijouterie de colección. Miró sin pasión a sus interlocutores. El collar tenía las grifas violentadas. Faltaba, simplemente, la esmeralda de Cleopatra.
La esmeralda que figuraba, con destacada presencia, en el inventario de abril del 2006.

Molestias
La humillación del secreto coincide, aquí, con el entrecruzamiento incómodo de las sospechas fraternales. Genera, irremediablemente, una situación molesta para el escribano. El profesional vive angustiado por su idea estricta de la responsabilidad. Conmovido, aparte, por su amistad generacional con los Mitre, iniciada por sus ancestros. La situación comienza a ser molesta, también, para los funcionarios judiciales que participaron de la expresa confección del inventario. Y para el Banco Santander Río. Que tiene quebrantado su principal producto. La inviolabilidad.
Porque, que desaparezcan los 23 relojes del escenario, vaya y pase. Pasan a la categoría descartable de cacharros que solía coleccionar Luis Emilio. Pero la desaparición de la esmeralda de Delfina conduce, invariablemente, a pensar, en algo más punible que la profanación. En un robo.
Al trascender el continente de esta crónica policial sin policías, va a alborotarse, con seguridad, el Juzgado Criminal de Instrucción 32. Donde hoy se radica la causa 1255/ 2006.
La esmeralda esfumada podrá generar un interés superior al del propio crimen. El que fue violentamente horripilante. Contiene un destino manifiesto de olvido. Por los “senderos bifurcados” que conducen hacia el objetivo de la impunidad. La estación terminal.

Oberdán Rocamora
para JorgeAsísDigital

Continuará
Manténgase conectado.

Reply
avatar
Anónimo
AUTHOR
01:36:00 delete

Esta tarde en el canal 9 de Argentina pasaron en la seccion del noticiero "Expedientes Telenueve" la causa por el crimen del ex accionista del Diario La Nacion Luis Emilio Mitre,asesinado en una situacion extraña hace tres años.El noticiero remarco que la prensa olvido el crimen por completo.

El diseñador "acusado de ser el instigador o asesino" aseguro en la entrevista que el asesinato fue planeado,que el es inocente,y que lo mataron al mencionado Mitre(su amigo) por la herencia que pensaba legar pasadas las fiestas..Tambien dijo en television que los allegados del muerto tardaron mas de cuatro horas en dar aviso a la policia..

SOSPECHOSOS:

Esta bajo sospecha el encargado del edificio Antonio Juarez,el custodio de esa noche Carlos Alberto Socorro,Y el psiquiatra de Luis Mitre Rafael Groisman, porque ese especialista poseia copias de las llaves del muerto.

Lo concreto es, en cuanto a novedad,que la victima esa noche ingreso sola al edificio(no como la policia)aseguro de un principio,y que sus asesinos lo esperaron para aniquilarlo.

CAMBIOS:

L causa cambio de juez y fiscal,ahora lleva el expediente empantanado el Juez Manuel Bruniard y la fiscal Liliana Bruto

Sera justicia?

Reply
avatar