10/14/2006

Juan José Flores

Taller protegido Todo para Ellos

Hace dos décadas, las personas con capacidades diferentes tenían pocas posibilidades de continuar su desarrollo en nuestra ciudad. Al finalizar sus estudios en las escuelas especiales, se terminaban sus oportunidades de crecimiento personal. No existía un lugar donde pudieran trabajar y aplicar lo que habían aprendido hasta ese momento.
Fue así que varias familias decidieron formar una asociación y crear un taller protegido a fin de asegurarles a sus hijos una salida laboral.
Así nació la Asociación de Padres y Amigos del Discapacitado "Todo para Ellos", que en la actualidad cuenta con el Taller Protegido, el Centro de Día "Mary Serrano" y un hogar.
El crecimiento y la diversificación se debió a las necesidades de integración de los discapacitados y a la realidad de cada uno de ellos que encontró la entidad.

PROYECTO INTEGRADOR
"Esto es parte de un proyecto surgido hace 21 años, cuando formó la asociación", explicó Juan Pavarini, actual vicepresidente de la entidad y miembro de la comisión directiva desde los inicios.
Según explicó, la asociación fue formada por "ocho familias que tenían problemas con sus hijos".
"Lo primero que hacía falta era un lugar donde pudieran trabajar los chicos que salían de la atención de la escuela especial", señaló. "Porque terminaban su educación y no tenían inserción en el mundo del trabajo".
Fue así que, hace 17 años, se creó el Taller Protegido, que funciona en avenida 79 entre 18 y 20, y que se ha convertido con el paso del tiempo en una ejemplar unidad de trabajo.
"Allí concurren personas con diferentes discapacidades, que pueden trabajar pero no a un nivel competitivo", precisó María del Pilar Castro, presidente de la entidad.
Pero con la creación del Taller Protegido, los miembros de la comisión se encontraron con otro desafío. Comenzaron a acercarse familias de personas discapacitadas que no podían trabajar y tenían otras necesidades.
Fue así que, siete años después, se creó el Centro de Día "Mary Serrano" y comenzó a funcionar en una vivienda ubicada en calle 30 entre 67 y 69.
Allí concurren personas que requieren de mayor atención y realizan natación, equinoterapia, actividad física, reciben tratamiento de terapistas ocupacionales y psicólogos.
"En el Centro de Día se les desarrollan todas las capacidades posibles", explicó Pavarini.
Y este lugar se complementa con el Hogar "Todo para Ellos", donde residen muchos de los discapacitados que concurren al centro y al taller.
El hogar, que se encuentra ubicado en calle 53 entre 60 y 62, fue creado el 27 de agosto de 2004. Allí viven aquellos chicos cuyos padres son muy mayores o fallecieron.

TRABAJO E INTEGRACION
El Taller Protegido es una empresa de servicios, "pero no rentable", según Pavarini. Cincuenta operarios trabajan en el lugar, pero la institución también cuenta con 40 empleados, entre los que se encuentran terapistas, de maestranza y personal administrativo.
"Es un esfuerzo increíble, pero funciona, aunque no sabemos como", bromearon Pavarini y Castro.
A lo largo de 17 años, en el taller se llevaron adelante distintos emprendimientos productivos, desde la fabricación de jaulas de conejos, hasta churros, dulces y bolsas de plástico.
"El acierto más grande que tuvo la asociación fue la evaluación del personal directivo", señaló Pavarini. "Siempre se había pensado en los talleres protegidos como una prolongación de las escuelas especiales. Nosotros buscamos una directoria con perfil empresario".
El Taller es dirigido por Mónica Pizarro y en la actualidad la principal actividad es el reciclado de botellas de plástico. "Siempre se buscó una salida laboral sostenida, hasta que apareció en Lobería la idea de compactar botellas plásticas", reconoció Pavarini.
"Igual siempre se continúa trabajando en la producción de mermeladas, que están en el mercado con marca registrada", precisó Castro.
Los operarios también trabajan en la producción de bolsas de nylon y de papel, además de la creación de artesanías de fibrofácil.

NECESIDADES
Pero a pesar del constante crecimiento que han registrado el Taller, el Centro de Día y el Hogar, la Asociación continúa su trabajo para dar respuesta a las necesidades de una comunidad que requiere cada día más servicios y que no encuentra respuestas en otro lugar.
"El problema más grande que vemos es que no están surgiendo entidades similares y son cada vez más las personas que necesitan de estos servicios", afirmó Pavarini.
"Nosotros tenemos una lista de espera de 13 personas que quieren ingresar al Taller o al Centro de Día", agregó.
"A los chicos no se los puede amontonar, porque cada uno tiene su problemática y sus necesidades", señaló Castro, en relación a las personas que reciben los servicios del Centro de Día o del Hogar.
En el hogar, dijo Castro, "los chicos tienen su lugar, el televisor, su dieta y su actividad social. Hace una vida de familia que muchas veces en su hogar, porque sus padres son muy grandes, no pueden hacer".
"El problema es que si no es en el hogar o en entidades similares, esos chicos terminan en un hospital o en un psiquiátrico", comentó la presidente de la entidad.

APORTE FUNDAMENTAL
Para llevar adelante esta tarea fundamental, la Asociación cuenta con el apoyo económico del gobierno provincial, de IOMA y PAMI, además de los socios.
Sin embargo, esto no siempre alcanza. El Hogar todavía no está habilitado. Para lograr la habilitación, el edificio de la calle 53 debería contar con un ascensor.
"Pero instalarlo implica una inversión de 20.000 pesos que no tenemos", dijo Castro. Solo si es habilitado, las obras sociales pagarán becas a los residentes.
"Necesitamos habilitar el Hogar para poder seguir creciendo", dijo Pavarini.
Otra de las necesidades de la entidad es una nueva combi, que les permita cambiar la comprada hace ocho años y que resulta de vital importancia para los chicos que concurren cotidianamente al Centro de Día.
Uno de los factores más importantes en el crecimiento de la entidad hasta el momento ha sido el aporte de los empleados de la entidad.
"Se ha logrado un ambiente de trabajo que produce un gran creatividad en el personal de servicio", dijo Pavarini. "Superar las inquietudes de la comisión directiva diariamente, porque todos tienen la camiseta tatuada".
Algunos miembros del personal incluso han esperado años para poder ingresar. "Es gente que trabajo porque le gusta y quiere a los chicos", dijo Pavarini.
Eso hace que tanto operarios como empleados formen una gran familia dispuesta a superar todas las dificultades y con grandes sueños para el futuro.
"La proyecto se completaría con un taller más grande o un hogar granja", señalaron Castro y Pavarini. La Asociación continúa de esta manera manteniendo su espíritu fundador: trabajar en la integración de toda personal con capacidad diferente que lo necesite.

MEDIO AMBIENTE
"Por cada camión que mandamos a Mar del Plata, 14 dejan de ir al basurero municipal", afirmó Juan Pavarini, vicepresidente de la Asociación de Padres y Amigos del Discapacitado "Todo para Ellos", en relación al reciclado de botellas de plástico que realizan los operarios del Taller Protegido.
Hace un mes se había realizado vegésimo envío de fardos de pet, lo que sumó un total de 2.302.000 botellas recicladas, por un peso neto de 100 toneladas.
Esta iniciativa, que surgió a partir de un emprendimiento similar realizado en el Taller Protegido Lobería, permite que miles de botellas de plástico sean recicladas.
"Con el tiempo vamos a lograr que un reconocimiento por las botellas que se han sacado de las calles, generando una mejor calidad de vida para los necochenses", indicó Pavarini.
Para llevar adelante la recolección, vecinos y entidades de distintos lugares de la ciudad han creado puntos de acopio. Allí se recolectan las botellas que luego son identificadas y clasificadas en el Taller.
Luego se las lava y se las etiqueta para luego enfardarlas por calidad y color.
Posteriormente los fardos son vendidos a otras empresas que continúan con el proceso de triturado, separación de partículas pesadas de otros materiales, lavado final, secado mecánico y almacenaje de la escama.
Gracias a este emprendimiento, se mantiene la ciudad limpia de botellas plásticas, se despeja el basurero municipal de dicho material y se sostienen 42 puestos especiales de trabajo.
En reconocimiento a esta labor, la entidad recibió un premio en la Feria de Desarrollo del Cono Sur, auspiciada por el Banco Mundial, y también el Hipocampo Dorado, entregado por el Rotary Club Necochea Playa.

Juan José Flores

Acerca de Juan José Flores -

Dibujante, periodista, blogger y escritor. Recientemente publicó en Amazon, en formato electrónico, la novela Horror en Colonquelú y la antología Cuentos para leer en el smartphone.

Recibe artículos de este sitio por email :

2 comentarios

Deja comentarios
10:53:00 delete

No sabía de éste proyecto. Muy interesante, realmente.
saludos

Reply
avatar
RICARDO BIONDO
AUTHOR
12:33:00 delete

muy buena esa obra,de bien y amparo,trabajo y cariño a esa gente que tanto nesecita,
vivo en dinamarca pero naci en necochea,si algo llena de orgullo ser necochense es ese taller protegido,me gustaria de una forma u otra ayudar,
ADELANTE GENTE,UN SALUDO PARA UD.RICARDO BIONDO

Reply
avatar