4/27/2007

Juan José Flores

El mail, llave del ciberespacio

Hasta hace poco más de una década, el correo nos permitía mantenernos en contacto con nuestra familia y amigos o realizar transacciones comerciales, pero no mucho más que eso. Tal vez suscribirnos a una revista o comprar algún producto por contrarrembolso. En la actualidad, el viejo correo postal con sus sobres, sus estampillas y sus códigos de área, es utilizado sólo en casos de extrema necesidad y el correo electrónico lo ha remplazado como medio de comunicación inmediata.
Pero si bien en la actualidad la mayoría de las personas tienen con una cuenta de correo electrónico, sólo una minoría se beneficia de todos los recursos adicionales que los servicios de email ofrecen.
Basta con realizar una simple prueba. Si se le pregunta a cualquier persona: ¿qué se puede hacer con una cuenta de correo electrónico? Nos mirarán sorprendidos ante nuestra lo obvio de la respuesta.
Indudablemente, enviar un mensaje de Necochea a Benidorm, en la costa mediterránea española en unos segundos es un beneficio invalorable, teniendo en cuenta que hace unos años una carta express hubiera tardado semanas en llegar y con un costo altísimo.
Sin embargo, ese no es el único beneficio de contar con una cuenta de correo electrónico.

Del POP3 al Webmail
Hace unos años, cuando llegó Internet a Necochea, los primeros usuarios, que accedían a través de servicios de Internet telefónico, el famoso dial up, recibían con el paquete una casilla de correo POP3. En esos años el Outlook era el rey del email.
Sin embargo, los que no contaban con acceso a la red en sus casas, descubrieron pronto que también podían tener email mediante los servicios ofrecidos por empresas como Hotmail y Yahoo!
Esos usuarios no tardaron en descubrir que una de esas cuentas les daba un beneficio adicional, los mensajeros instantáneos. Ya no era necesario mandar un email y esperar a que el otro usuario lo leyera y respondiera horas o días después, se podía chatear.
Ese fue el inicio de una carrera entre esos dos grandes portales por captar usuarios. Ambas empresas comenzaron a sumar cada día nuevos servicios a los que se podía acceder a través del email.
Por defecto, con el email el usuario obtenía una agenda, un calendario y, en el caso de Yahoo!, un anotador y posibilidad de guardar fotos y todo tipo de archivos online.
Pronto se agregaron grupos de correo, para enviar mensajes a todos los usuarios inscriptos sin caer en el spam, y también la posibilidad de personalizar los servicios para acceder a noticias, cotizaciones de bolsa, pronósticos del tiempo, horóscopo, listas de sitios favoritos, etc.

Llega un peso pesado
Si bien hace ya muchos años que fue creado Mi Yahoo!, un portal que los usuarios de Yahoo podían personalizar para tener en un mismo sitio todos sus servicios, no fue hasta la aparición de Google que se comenzó a notar un cambio en la web.
Con la llegada de la denominada Web 2.0, contar con una cuenta de correo electrónico se convirtió en algo imprescindible para navegar por Internet. La famosa arroba se convirtió en la llave para acceder a la mayoría de los recursos que hoy ofrece Internet.
Google, que durante años fue el motor de búsqueda de Yahoo, se orientó hacia un nuevo objetivo, hacer más fácil el acceso toda la información existente en la red y para ello creo una serie de servicios que en un principio estuvieron dirigidos a las búsquedas especializadas: imágenes, noticias, grupos, etc.
Pero con la aparición de su servicio de correo, Google dio un paso más adelante y obligó a los otros servicios a sumarse a la carrera ante la posibilidad de sufrir una migración generalizada de usuarios.
El Gmail ofreció, para empezar, una capacidad para guardar mensajes de 1.000 MB, cuando Yahoo! aún ofrecía 10 MB y Hotmail 2MB. En la actualidad ofrece casi 3.000 MB y su capacidad crece constantemente.
Pero además, con una cuenta de Gmail, los usuarios cuenta con un calendario online y un procesador de textos y hojas de cálculos. Con estos y otros servicios, Google le dio la posibilidad a los usuarios de contar con todos los documentos de su escritorio en cualquier lugar del mundo.
Así no es necesario cargar con disquetes ni Cds con todo el material. También se puede hacer un backup de todos los documentos de texto de nuestra computadora para tenerla en la web, a resguardo de posibles fallos de nuestro CPU.
Pero Gmail fue más lejos y fue el primer servicio correo electrónico que incluyó un mensajero instantáneo directamente dentro de nuestro buzón. Así, mientras estamos conectados no sólo podemos escribir y leer el correo, también podemos chatear con otros usuarios de Gmail que se encuentren conectados.

Escuchar música desde el buzón
Hace unos años, cuando se hablaba de la futura inserción de Internet en la vida cotidiana, se bromeaba respecto a la posibilidad de recibir un email… en la heladera.
Lo cierto es que en la actualidad, una cuenta de email nos permite realizar cualquier tipo de actividad en la red, desde jugar una partida de billar online, hasta comprar productos o recibir información financiera.
Pero en un área cada vez más competitiva, los webmail han comenzado a prestar servicios cada vez más insólitos y se han convertido en híbridos, mezcla de lectores de noticias, mensajeros instantáneos y… reproductores de audio.
Sí, también se puede escuchar música directamente desde el buzón de correo electrónico. Hace meses que cada vez que se recibe un mensaje con un MP3 en Gmail, se lo puede reproducir directamente, sin necesidad de bajarlo.
Windows Live Mail, el sucesor de Hotmail, también ofrece este servicio, aunque para poder disfrutarlo hay que tener el Windows Media Player instalado.


Todo con un email
Ante todos los beneficios que ofrecen estos grandes portales, el uso de sistemas de gestión de correo como Outlook han quedado prácticamente obsoletos. Si bien Microsoft permite añadir cualquier cuenta de correo a su servicio de Passport para acceder a todos sus servicios sin necesidad de usar un nombre de usuario de Hotmail, las ventajas de contar con un webmail como el de Yahoo, por ejemplo, son notables.
La nueva versión de Yahoo Mail también incluye el mensajero instantáneo dentro del buzón, además de un lector de noticias que nos permite estar actualizado al instante de la información que deseamos conocer, además de actualizar el calendario y usar el bloc de notas.
Estos servicios de correo tienen también la ventaja de ser prácticamente impenetrables por sus sofisticados sistemas antispam y antipishing.
Pero en el caso de Gmail, cuenta con opciones adicionales, como la posibilidad, cada vez que se recibe un documento de texto, de abrirlo directamente en el procesador de texto de Google para guardarlo allí. O el de conocer la posición global donde se encuentra el remitente del mail.
Porque otro de los servicios adicionales de los grandes webmails son los mapas. Google Maps permite personalizar los planos de nuestra ciudad, indicar monumentos, shoppings, estaciones de servicio, etc. Incluso se pueden agregar fotos y videos.
En otras palabras, a diferencia de lo que ocurría con el antiguo correo postal, ahora tener una cuenta de email sirve para casi cualquier cosa, incluso mandar mensajes de correo.

Juan José Flores

Acerca de Juan José Flores -

Dibujante, periodista, blogger y escritor. Recientemente publicó en Amazon, en formato electrónico, la novela Horror en Colonquelú y la antología Cuentos para leer en el smartphone.

Recibe artículos de este sitio por email :