8/21/2007

Juan José Flores

Sobre los Ovnis hechos en Alemania

Hace unos meses publiqué un post en el que incluía un video sobre pruebas realizadas en Alemania, durante el III Reich, con platillos voladores. En los últimos días el posts ha vuelto a tener repercusiones entre los lectores.
El doctor Hugo Sochi, quien ya ha colaborado en este blog, en el post sobre los tripulantes del Graf Spee, me envió un extenso comentario que merece en sí mismo un artículo. El doctor señala:

Acerca del artículo "Ovnis nazis: platos voladores hechos en Alemania", sugiero ampliar los conocimientos leyendo el libro "La Tecnología de los Vencidos", escrito por Ricardo E. Laurence (Edición del autor, Rosario, República Argentina, I.S.B.N. Nº 987-43-5662-6), y prologado por el Dr. Eduardo E. Gianatti.
En dicho libro podrá apreciarse, en el Capítulo VI, que el Almirate norteamericano Richard Evelyn Byrd, de paso por Chile, volviendo luego de su misión militar al Polo Sur a principios de 1947, comentaba al periodista del diario "El Mercurio", que los EE.UU. se verían en la necesidad de protegerse sobre aviones (OVNIS) que vuelan de Polo a Polo a una velocidad fantástica. También, que este tema se reavivaría a fines de junio del mismo año 1947 cuando el piloto civil americano Kenneth Arnold observara una formación de nueve objetos triangulares (no discoidales) en el Monte Rainer. Con seguridad lo que Arnold vio, fueron "alas volantes" que hacían sus primeros vuelos de prueba en formación, siguiendo la técnica habitual que los caracterizara durante la Segunda Guerra Mundial.
Según Laurence, "existen videos -que se mantuvieron en un estricto secreto- de los años 1940, sobre los vuelos de prueba de las alas volantes Northrop haciéndolo en perfecta formación. También en éstos se reproducen las amargas palabras emitidas por su inventor el Ingeniero John Northrop: . El de Northrop pudo revolucionar la historia aeronáutica y en realidad luego en secreto así fue (...) A pesar de las ingenuas afirmaciones de muchos, es evidente que el fenómeno ha sido sistemáticamente maipulado por la jerarquía castrense de algunas Potencias con el objeto de ocultar prototipos experimentales y armas secretas de su silenciosa producción...".
Es de destacar que Laurence incluye en su libro numerosísimas fotografías y un apéndice documental con diversos planos graficados de los "platillos volantes" experimentados bajo los nombres de las series: HAUNEBU I, HAUNEBU II, HAUNEBU III y VRIL.
Es más, en la página 62 del mencionado libro, Laurence dice que el matituno aleman "Die Welt" (El Mundo), bajo el título "Primer Disco Voldador voló en 1945 en Praga", publicó una entrevista el día 26 de abril de 1956 al ingeniero-jefe Georg Klein, quien durante la Segunda Guerra Mundial era consejero del Ministro Albert Speer. Le preguntaron si ese vuelo se trató de un nuevo desarrollo de armamento alemán en la técnica de vuelos, y Klein respondió lo siguiente: . Ese modelo logró un vuelo vertical hasta los 12.400 metros de altura en 3 minutos y una velocidad máxima en vuelo recto de 2.200 km/hiora, o sea, que se llega en esta prueba a la doble velocidad del sonido.
Para mayor información de quien quiera profundar en la lectura de dicho libro, dejo indicado la dirección, teléfono y e-mail de la imprenta:
Editorial Amalevi, Mendoza 1851/53
(2000) Rosario, Santa Fe, República Argentina
Tel./Fax (0341) 4242293
E-mail: amalevi@citynet.net.ar

Juan José Flores

Acerca de Juan José Flores -

Dibujante, periodista, blogger y escritor. Recientemente publicó en Amazon, en formato electrónico, la novela Horror en Colonquelú y la antología Cuentos para leer en el smartphone.

Recibe artículos de este sitio por email :