Una biblioteca en línea

Hasta esta semana, Google Books era solamente un buscador de libros que además funcionaba como un buen lector de e-books en línea, pero a partir del agregado de algunas nuevas herramientas, el portal se ha convertido finalmente en algo más cercano a una biblioteca.
Es que ahora se pueden guardar los volumenes para poder leerlos en cualquier momento. La títulos de la biblioteca se pueden importar y exportar, lo que hace más fácil compartirlos con otros ciberlectores.
Además, ahora también se pueden escribir reseñas de los volumenes que leemos. Si bien leer sentado frente a la pantalla de la computadora continúa siendo tan incómodo como siempre, estas nuevas características acercan un poco más a los lectores a esta herramienta.
Y para los bloggers y cibernautas que quieran compartir fragmentos de los libros en sus páginas, también existe una nueva herramienta que permite incrustar recortes de los libros en la web.

No hay comentarios.: