10/17/2007

Juan José Flores

Emilia Broadhurst y el arte de la alfarería

Nació en Denver, Colorado, en 1981, pero su madre es argentina y ella conoce Necochea desde niña. Después de recorrer distintos países en viajes de estudios, decidió que no volvería a Estados Unidos y eligió nuestra ciudad para vivir.

Emilia Broadhurst instaló su taller de cerámica en la calle 57 y aquí comenzó a producir piezas con los conocimientos adquiridos durante sus años de estudio en Inglaterra y Costa Rica.
Había comenzado su relación con la cerámica y la alfarería cuando todavía era una niña y por ello a la hora de elegir una carrera terciaria no dudó en ingresar a la Universidad de Long Island. "Viajé por Estados Unidos, Europa y Centroamérica para ver las diferencias culturales de estas artes", explicó.
Broadhurst participó del programa "Amigos del mundo", mediante el cual esa universidad envía a sus estudiantes a distintos lugares del planeta a estudiar las tradiciones de distintas culturales respecto a la alfarería.
En 2002 viajó a Inglaterra y estudio y trabajó en el atelier de Mazie Hill Pottery de Lisa Hammond, con quien se especializó en el horneado de piezas y quien le diera la oportunidad de ejercer como docente en su taller escuela.
En 2003 viajó a Costa Rica, a vivir en una comunidad Chorotega, "donde desde hace 2.000 años trabajan en alfarería".
"Viví con una familia muy humilde, que me dieron la única habitación que tenían, su única cama, y trabajé en uno de los talleres de alfarería", comentó Emilia. Allí, junto a cincuenta familias de alfareros, aprendió técnicas ancestrales de alfarería.
Esta experiencia le permitió a Emilia desarrollar en su tesis final, en la que recupera la historia del arte Chorotega y también las técnicas de genuina de amasado, horneado y esmaltado de la arcilla.

Un lugar en el mundo
"Si bien soy estadounidense, nunca me sentí estadounidense. Nunca conecté mucho con la moral ni con la forma de vida de Estados Unidos", manifestó. Por eso, cuando terminó su carrera, Emilia "estaba como en el aire".
"Había pasado varios años fuera de Estados Unidos y mi familia se había mudado a otra ciudad, así que decidí no volver a vivir allí", explicó la joven. "Mi mamá es argentina y desde chica siempre vine de vacaciones aquí. Me gustaba mucho la Argentina".
Pero conocía Necochea en particular. Había pasado varias vacaciones en nuestra ciudad, donde tiene familiares e incluso estuvo un año vivienda aquí con su tía y concurrió a la Escuela Media Nº 2 como oyente.
"En cuarto año hice varios amigos y amigas y por eso decidí venir a vivir aquí, porque sentía que no iba a estar sola y que este era un buen lugar para empezar", manifestó Emilia, que en 2005 instaló su taller en la calle 57.
Allí realizó en los últimos días su primera exposición abierta al público, en la que realizó demostraciones de trabajo en vivo y exhibió sus piezas. "Trato de aplicar aquí todas las técnicas que he visto y aprendido en otros lugares", dijo Emilia, quien adoptó a Necochea como su ciudad.

Juan José Flores

Acerca de Juan José Flores -

Dibujante, periodista, blogger y escritor. Recientemente publicó en Amazon, en formato electrónico, la novela Horror en Colonquelú y la antología Cuentos para leer en el smartphone.

Recibe artículos de este sitio por email :