3/24/2010

Juan José Flores

Respeto, no festejo

Por Miguel Correa

No entiendo a mis compatriotas. El 24 de marzo no hubo nada que celebrar. Sí mucho por recordar, y a miles de hermanos por quien mantener viva la memoria.
Porque hace 34 años la patria empezaba a vivir una de sus historias más dramáticas, siniestras y luctuosas de toda nuestra historia.
Ese era el momento en que las fuerzas armadas daban el golpe, interrumpían un gobierno votado por el pueblo y se disponían a emprender un derrotero de sangre y barbarie.
Pese a la fuerza de las bayonetas hubo enfrentamientos, atentados, secuestros, torturas, desaparecidos, cuerpos arrojados al mar y la Argentina transcurrió años de dolor y terror.
Por eso no entiendo porqué este 24 de marzo, hubo escenarios en distintas ciudades del país, incluída Necochea, y la música pareció querer convocar a un festejo que no tiene asidero.
El 24 de marzo es uno de los días que más tristeza nos debería devolver a quienes vivimos aquellos años y que padecimos la dictadura.
Por eso no entiendo a mis compatriotas, seguramente reunidos de muy buena fe y convicción cívica en las plazas del país. Ayer no era para festejar, era para recordar, con respeto, a quienes desde aquellos años no están entre nosotros.

Juan José Flores

Acerca de Juan José Flores -

Dibujante, periodista, blogger y escritor. Recientemente publicó en Amazon, en formato electrónico, la novela Horror en Colonquelú y la antología Cuentos para leer en el smartphone.

Recibe artículos de este sitio por email :