5/04/2010

Juan José Flores

El sueño del nadador

Con sólo 18 años, Gabriel Díaz se ha convertido en uno de los nadadores más prestigiosos de nuestra ciudad. Sus logros le permitieron concretar un sueño: nada menos que ser convocado por el Club River Plate para integrar su equipo.
Hace unos días Gabriel partió hacia la Capital Federal para hacer realidad su sueño de formar parte del equipo que alguna vez integraron Eduardo Otero y José Meolans. También tratará de estudiar Derecho, aunque su prioridad es la natación.
Desde hace tiempo, a medida que se acercaba a los 18 años, Díaz soñaba con River. Es que ese club es el único del país que puede catapultar a un nadador hacia la elite del deporte.
“Mi tiempo en Necochea se había acabado, acá no podía hacer más”, dijo Gabriel, que comenzó a nadar a los 8 años.
Pero como ocurre en las mayoría de los clubes del interior del país, los 18 años son un enorme filtro por el que sólo pueden pasar algunos nadadores. Sólo los mejores pueden continuar y muy pocos puede acceder al profesionalismo.

“En la Argentina el único club en el que podés convertirte en un profesional es en River, porque es el único que puede solventar los gastos de la natación de elite mundial”, afirmó Gabriel.

Carrera hacia el podio
Díaz comenzó a nadar en la pileta escuela del natatorio Palestra. En esa primera etapa tuvo varios profesores, hasta que apareció Yuri Quaglia. A los 11 años ingresó al equipo de nadadores promocionales y a los 12 al equipo federado.
Desde entonces a la actualidad, Gabriel logró todos los resultados a los que podría aspirar un nadador adolescente. A los 14 años fue Campeón Sudamericano, también fue campeón de los Torneos Juveniles Bonaerenses y también obtuvo varios campeonatos nacionales de categoría en 2005, 2006 y 2007.
En 2008 integró el equipo nacional que fue al torneo de Mococa y en 2006 y 2009, también vistiendo la camiseta argentina, fue subcampeón Austral en 50 y 100 metros libres, así como en la posta libre y combinada en estilo mariposa.
Los logros lo convirtieron en el mejor nadador de su categoría, por lo que durante 2005, 2006 y 2007 recibió el premio que otorga el Círculo de Periodistas Deportivos de Necochea a los mejores nadadores.
También fue distinguido por el intendente municipal Daniel Molina en 2006 y por el director de Deportes Horacio Tellechea.
Con el apoyo incondicional de sus padres Sandra y Ricardo, Gabriel pareció llegar el año pasado a lo máximo que puede aspirar un nadador necochense.
“El último año obtuve el récord de federación y después fui seleccionado para ir a la Copa Austral”, dijo Gabriel. “Todo eso, más lo cosechado con anterioridad, me abrió el camino para que pueda entrar a River”.

Posta
Su hermana María Belén Díaz (foto) parece haber tomado la posta que dejó Gabriel al partir hacia Capital Federal.
El joven nadador sentía que aquí ya no podía avanzar. “Necochea ha obtenido muy buenos resultados a nivel juvenil, pero para los mayores es muy difícil seguir aquí”, señaló.
La Asociación Deportiva Arenas, en la que Gabriel desarrolló toda su carrera, siempre bajo la conducción de Yuri Quaglia, le dio el pase a River Plate.
Los millonarios buscan desde hace un tiempo a los mejores nadadores del país con la aspiración de formar un equipo que pueda competir a nivel internacional.
Por esa razón le ofrece a sus nadadores las mejores condiciones para desarrollarse. Gabriel fue becado y el club le paga un departamento, la comida y los viajes, para que pueda dedicarse exclusivamente a nadar. Su entrenamiento estará a cargo de Orlando Moccagatta, el ex entrenador de Meolans.
El necochense que este puede ser el primer paso para ingresar a la elite de la natación internacional, por lo que aspira a poder retribuir en el agua todo lo que River invierte en él.
Su objetivo es lograr un primer podio en la Argentina y luego pensar en una posible clasificación para un campeonato internacional.

Juan José Flores

Acerca de Juan José Flores -

Dibujante, periodista, blogger y escritor. Recientemente publicó en Amazon, en formato electrónico, la novela Horror en Colonquelú y la antología Cuentos para leer en el smartphone.

Recibe artículos de este sitio por email :