1/17/2011

Juan José Flores

Sandro de América en Necochea

Sandro en Necochea
Días atrás se cumplió el primer aniversario del fallecimiento de Sandro, uno de los máximos ídolos populares de América latina. También hace unos días, se cumplieron 30 años de un concierto inolvidable del Gitano en nuestra ciudad.
“Mi gran sueño es escribir y dirigir un filme dramático, en donde Juanjo sería el protagonista masculino”, manifestaba Sandro al cronista de Ecos Diarios. La nota aparecía en la sección Hola Verano y el Juanjo al que el cantante hacía referencia no era otro de Juan José Camero, quien se encontraba realizado la temporada en nuestra ciudad junto a Malvina Pastorino.
La relación de Sandro con Necochea no era nueva. Diez años antes el cantante había filmado la película “Gitano” en nuestra ciudad.


El show
Según la crónica publicada el 13 de enero de 1981 en la sección Hola Verano, la presentación de Sandro en nuestra ciudad fue “espectacular”.
“Es la mejor definición para el show que ofreció Sandro en el Piso de los Deportes del Club Rivadavia ante una concurrencia que fue estimada en más de 1.500 personas, que lo ovacionaron largamente y se retiraron impresionados por el magnetismo del ídolo”, indicaba la nota.
“Pocas veces en Necochea se apreció tal despliegue técnico en un espectáculo. El 'gitano de fuego' demostró que no escatima gastos en luces, sonido y recursos impactantes”, escribía el cronista. “Hubo de todo. Desde humo producido por hielo seco hasta grandes llamaradas en un electrizante final, matizado con fuegos de artificio. Sudoroso, jadeante, sonriente, Sandro atrapó a sus admiradoras y a todo el público, interpretando desde el movido rock hasta canciones románticas”.
Según la nota, el tiempo parecía no pasar para Sandro, que en el show “se movió ágilmente, bailó, dialogó, cantó y recreó los éxitos que lo llevaron a la fama”.

Verano explosivo
Aquel verano de 1981 fue inolvidable. No sólo Sandro encendió Necochea. La ciudad ardía por la gran cantidad de artistas y deportistas que caminaban por las calles.
Había cinco salas de teatro habilitadas, cuatro cines, dos circos y también dos espectáculos de café concert, además de un parque de diversiones.
A pesar de que la obra de remodelación de la avenida 2 se había demorado y presentaba incontables inconvenientes para los concesionarios de los balnearios, gran cantidad de turistas habían llegado a la ciudad para disfrutar de las vacaciones.
Los equipos de Unión de Santa Fe, Independiente de Avellaneda y Platense realizaban sus pretemporadas en nuestra ciudad.
El plantel de Independiente estaba integrado por figuras de la talla de Bochini, Alzamendi, Villaverde, Zimmerman, Clausen, Barberón, Giusti y Pogani.
En lo artístico, el mismo día que Sandro subía al escenario del Club Rivadavia, la bellísima Zulma Faiad se presentaba en el Complejo Casino junto a Violeta Montenegro y Mario Sánchez.
También en el Auditorium se presentaban por aquellos días los folcloristas Ariel Ramírez, Julia Elena Dávalos y Zamba Quipildor.
José María Vilchez realizaba “El Bululú” en el Teatro Municipal y Hugo Del Carril y Amelita Vargas animaban el café concert “Buenas Noches Necochea”.
Por el nivel de sus espectáculos y la calidad de sus servicios, Necochea era en esos años uno de los balnearios más importantes de la costa bonaerense, sólo superado por Mar del Plata.
A pesar de los gravísimos daños de infraestructura ocasionados por las inundaciones en mayo de 1980, la ciudad había cobrado empuje con la realización de varias obras aún hoy fundamentales: la pavimentación de la avenida Lobería, el Puente Dardo Rocha, la remodelación de la avenida 2 y la construcción de un nuevo muelle en Puerto Quequén.

La noche
Juan José Camero, el galán del momento, había elegido Necochea para realizar la temporada junto a Malvina Pastorino, la viuda de Luis Sandrini. Camero realizaba en el París la pieza “Mi sonrisa en tu bolsillo”.
Los padres del joven actor también se encontraban en nuestra ciudad y aprovechaban la oportunidad para sacarse una foto junto a Sandro. Aquella fotografía del Gitano junto a los padres de Camero apareció en Hola Verano.
La imagen había sido tomada durante una cena realizada en la confitería Innsbruck, en la que también se encontraban presente Camero y Víctor Proncet, autor de la comedia “Mi sonrisa en tu bolsillo”.
Un día antes, Sandro había hablado con el cronista de Ecos Diarios de su origen gitano. “Mi abuelo era gitano húngaro, criado en España. Se radicó en la Argentina hace muchos años. Aquí formó su familia, que no tenía nada que ver con al gitanería. Pero el origen quedó”, explicó el cantante. “El me enseñó las cosas más importantes que se le pueden enseñar a un ser humano, que son la honestidad, sinceridad con uno mismo y una cosa que se llama fuerza. No la física, sino la espiritual”.
El paso de Sandro por la ciudad dejó una huella inolvidable en una época marcada por la presencia de grandes artistas, obras públicas monumentales y la visita de los más grandes deportistas del momento. Según las estadísticas, en sólo 15 días de enero de 1981, 50.000 turistas habían ingresado a la ciudad. Necochea estaba de moda y el gitano hacía delirar a las multitudes.

Juan José Flores

Acerca de Juan José Flores -

Dibujante, periodista, blogger y escritor. Recientemente publicó en Amazon, en formato electrónico, la novela Horror en Colonquelú y la antología Cuentos para leer en el smartphone.

Recibe artículos de este sitio por email :