4/11/2011

Juan José Flores

Periodistas necochenses de antaño

El libro “Necochea, ciudad progresista y poética” del escritor Eduardo Escobar, es uno de los mejores retratos de la sociedad necochense de fines del siglo XIX y principios del XX. Publicado por primera vez en 1937 el libro es más una crónica que un libro de historia, ya que Escobar fue contemporáneo de los fundadores o tuvo oportunidad de entrevistarlos.
En el libro aparece, por ejemplo, una breve entrevista que Escobar le hizo a Pablo Ruiz de Galarreta, director de “El Baluarte”, el primer periódico de Necochea.
El periódico fue fundado el 3 de febrero de 1889 y era propiedad del doctor Alberto Nazarre, un empresario y político que llegó a ser uno de los primeros intendentes de la ciudad.
Ortiz entrevistó a Galarreta en “su escritorio y rodeado de una hermosa biblioteca”.
Galarreta recuerda en la nota que llegó a la Argentina en mayo de 1888. “En Buenos Aires, al llegar, fui redactor de La Nación y en noviembre del mismo año fui traído a esta ciudad para dirigir El Baluarte”, señaló el pionero del periodismo local.
El Baluarte comenzó como periódico bisemanal y su administrador era Alejo D. Ferreyra. La redacción, administración e imprenta del periódico se encontraba en el boulevard Alsina, en la casa de Amadeo Muñoz.
“Antes de llegar a la Argentina fui redactor de varios diarios de la península y siempre estuve en contacto con los intelectuales de la época, que en aquel entonces florecían en España”, recordaba Galarreta. “Tuve relación con los principales hombres de letras y frecuentábamos nuestras peñas con verdadero idealismo”.
“Pude quedarme en Buenos Aires entre el personal de La Nación, que dirigía Mitre, pero decidí venirme a esta ciudad para hacerme cargo de El Baluarte”, señalaba Galarreta. “Lo que tuve que luchar y los peligros que me rodearon para sostener esa publicación sólo los de aquella época lo saben”.
Escobar hace referencia en su libro a un atentado que sufrió Galarreta cuando ingresaba al Hotel Liberpool y además señala que al periodista le falta un brazo, pero no detalla si esto último es consecuencia del ataque.
De acuerdo al relato, ambos hombres prefieren hablar de los libros de la biblioteca de Galarreta. “Siempre me ha gustado la buena lectura”, señalaba el periodista.

Los primeros periódicos
El periodismo en Necochea nació con El Baluarte, el 3 de febrero de 1889, según Escobar. Ese periódico apareció hasta 1900. En aquellos años también se publicaron El Necochense, El Combate, El Quequén y La Voz del Desierto.
De 1900 a 1910 se publicaron: El Nacional, La Reacción,La Lucha, El Autonomista, El Orden, El Pueblo, Verdad, Rasgos y Necochea.
El escritor también indica que de 1911 a 1920 se publicaron en la ciudad los periódicos Tribuna Popular, El Progreso, La República, Verbo Cívico, Líneas y Perfiles y La Lucha.
Y de 1921 a 1935, además de Ecos Diarios, también se editaron El Sol, Azul y Blanco, El Tribuna, Tribuna Libre, El Popular, Páginas, Actualidad, El Látigo, Acción, El Imparcial, El Mar, Cultura y Nosotros.
“En honor a la verdad y al justo merecimiento es dado consignar que en Necochea ha habido grandes periodistas, que el cuarto poder ha tenido en esta ciudad destacados representantes”, escribió.
“Empecemos por el director del primer periódico, El Baluarte, don Pablo Ruiz de Galarreta y sigamos con el director de El Nacional, Samuel R. Ignacio; el director de El Pueblo, Oscar Gold, y el director de Tribuna Libre, Aurelio Cotta, que siendo destacado periodista en esta ciudad se distinguió después por su talento ocupando en Buenos Aires una de las primeras filas entre los componentes del diario La Razón”, precisó.
Escobar, que siempre se autodefinió como escritor pero que por las características de muchos de sus libros fue en realidad un gran periodista, destaca en su libro la labor de Antonio F. Ignacio, que con su hermano Samuel publicaron El Nacional, “que vino a ser el primer diario que en tal carácter se publicaba en la localidad”.
“Cabe así mismo hacer resaltar los méritos a los primeros periodistas que se recuerda: Alberto Nazarre, Antonio Noguera, Baldomero Gutiérrez, el doctor Emilio Ferreyra, Francisco Bernard, Aguirre, Luis Etro, Troncoso, Maldonado, Leopoldo Méndez, Lima, Julio Echedifau y, después, Saturnino Quincoces, Cristóbal Cedeira, Francisco Uzal, Luis Cazenave, R. Robert, etc.”
En ese punto del relato, Escobar se distrae con una graciosa apostilla: “El señor Saturnino Quincoses me manifestó en cierta ocasión que en 1901 fue director del periódico La Lucha y que ya en el año 1894 con otras personas se adiestraban en el tiro al blanco”.

El diario Necochea
Escobar terminó de escribir “Necochea, ciudad progresista y poética” a fines de 1936 y lo publicó al año siguiente. Por tal motivo, el diario de mayor trayectoria en esa época era Necochea, fundado el 6 de septiembre de 1909 por Samuel R. Ignacio.
En 1936 el periódico ya tenía 27 años y el propietario, director y redactor era Samuel Moreno Ortiz. “Entró a formar parte de la redacción hace 24 años y puede considerárselo como el (necochense) que lleva más años en el periodismo”, escribió Escobar.
“Además de su buena pluma es un buen conocedor de la zona”, explicó Escobar. Al parecer Moreno Ortiz recordaba al detalle hechos sobre la fundación de nuestra ciudad, Balcarce, Lobería, Dolores y Bahía Blanca. Su familia se había radicado en la zona en 1840 y Luis Moreno, uno de sus abuelos, tuvo galeras y conoció al cacique Namuncurá.
“El Necochea tiene un simpático redactor de estilo original, atrayente y ágil y es Juan de Arrabal”, detalló el escritor.
En cuanto a Ecos Diarios, que para aquella época ya hacía 15 años que se publicaba, lo definió como “un exponente del adelanto de la prensa lugareña”.
La reseña sobre el periodismo de mediados de los años 30 culmina con referencias a Tribuna Libre, diario dirigido por Ramón M. Pucciarelli, la revista “Cultura”, de Juan Orler, el semanario El Popular, que dirigía Abel Domínguez y la revista semanal Alborada, que dirigía Cipriano Reyes.
No se olvidaba Escobar de los trabajadores de los talleres que hacían posible la publicación de todos esos diarios diarios y revistas y destacaba especialmente la figura de don Fidel Lasanta, “el decano de los tipógrafos”, que trabajaba en el diario Necochea desde 1907.

Fuente: Archivo de Ecos Diarios y archivo personal de Nelly Escobar, hija de Eduardo Escobar

Juan José Flores

Acerca de Juan José Flores -

Dibujante, periodista, blogger y escritor. Recientemente publicó en Amazon, en formato electrónico, la novela Horror en Colonquelú y la antología Cuentos para leer en el smartphone.

Recibe artículos de este sitio por email :

1 comentarios:

Deja comentarios
Anónimo
AUTHOR
07:18:00 delete

podrias decirme si hay algun libro sobre la historia de necochea a partir de los años 50 ?
gracias

Reply
avatar