1/21/2013

Juan José Flores

Cáritas, una institución con espíritu caritativo

Según la Iglesia Católica, la caridad es una virtud. Más precisamente, una de las virtudes teologales, junto con la esperanza y la fe. En nuestro idioma, una de las acepciones de la palabra caridad es “limosna que se da o auxilio que se presta a los necesitados”.
Precisamente de esa virtud y de la acción solidaria hacia los más necesitados deriva Cáritas, el nombre por el que hoy es conocida una de las organizaciones humanitarias más importantes del mundo, que agrupa a 163 agrupaciones nacionales de asistencia, desarrollo y servicio social.
En nuestra ciudad y Quequén funcionan grupos de Cáritas en todas las parroquias y su silencioso trabajo beneficia a mucha más gente de lo que la comunidad en general puede suponer.
Además de entregar ropa y alimentos a los más necesitados, los grupos de Cáritas locales también ofrecen microcréditos para comprar herramientas y becas a estudiantes secundarios.

Largo camino de caridad
A fines del Siglo XIX existían en Francia y Alemania varias organizaciones dedicadas a las obras de caridad. Entre las personas inspiradas por esas labores caritativas estuvo el seminarista alemán Lorenz Werthmann.
Ya siendo sacerdote de la diócesis de Limburgo, Werthmann comenzó a madurar la idea de unificar todos aquellos movimientos caritativos y en 1885, junto a Franz Brandts, Max Brandts, Franz Hitze, August Pieper y el Padre Ciprian formó el primer Comité de la Caridad. Los objetivos de aquel grupo eran buscar la mejor manera de organizar a todas las instancias de caridad en la Alemania Católica.
Finalmente, en 1897 quedó integrada la “Charitasverband für das katholische Deutschland” o “Asociación caritativa para la Alemania católica”.
Cincuenta años más tarde, en 1947, por iniciativa del Papa Pío XII y el cardenal Giovanni Montini, futuro Papa Pablo VI, se comenzó a trabajar en el proyecto de Caritas Internacionalis.
En 1951 la Iglesia Católica aprobó la constitución de la organización que en un principio tuvo miembros en 13 países. En 1955 durante la Conferencia Episcopal Latinoamericana (CELAM) en Río de Janeiro, se invitó a los obispos de cada país a fundar sus Cáritas.
Hoy Cáritas Internationalis es una de las más amplias redes humanitarias del mundo, congregando a más de 200 países.

Cáritas en Necochea
En nuestra ciudad existen dos grupos de Cáritas en la Parroquia Santa María del Carmen, dos en la parroquia de Lourdes y también en Nuestra Señora de Pompeya, Santa Teresita y Medalla Milagrosa. En Quequén hay tres grupos.
“Caritas canaliza la ayuda a los hermanos más necesitados. Siempre dentro de las posibilidades de la organización, porque fundamentalmente se trabaja con lo que la gente da”, explicó el párroco José Luis Puñal, quien integra el grupo coordinador de las distintas Cáritas que funcionan en Necochea y Quequén.
El sacerdote explicó que la gente colabora con ropa, alimento y en ocasiones también dinero, a través de las colectas que se hacen mediante alcancías.
En tanto, los grupos de Cáritas, integrados por voluntarios, hacen un seguimiento de las necesidades de la comunidad.
“Se trata de conocer la gente, de que en cada barrio Cáritas esté atenta a los hermanos necesitan”, expresó el párroco. “Siempre dentro de las posibilidades de la institución, porque ayudamos con la gente nos da”.
El sacerdote explicó que Cáritas realiza todos los años en junio una colecta en las parroquias y capillas. “Ahora también empezamos a salir a la calle. Este año se puso una carpa en el boulevard, donde se vendían tortas fritas para recaudar fondos”, precisó.
Por otra parte, en diciembre los voluntarios salen a la calle a pedir, casa por casa, la colaboración de la comunidad con un alimento. Este año la campaña se realizará el primero de diciembre.
“Esta campaña junta bastantes alimentos y hace posible que en diciembre se les entregue más alimentos a la gente y también algunos productos navideños, ya que en enero y febrero Cáritas suele cerrar”, dijo Puñal.

Microcréditos y becas
Pero además de ayudar a la gente con alimentos y ropa, Cáritas también desarrolla otros proyectos solidarios en nuestra comunidad.
Desde hace tiempo en las distintas sedes de Cáritas de Necochea se están otorgando microcréditos que le permitan a la gente adquirir herramientas u otros elementos a fin de poder trabajar o autoabastecerse.
“Se trata de que puedan salir del círculo de la dádiva, que esto sea el disparador para que la gente pueda valerse por sí misma”, explicó.
Los microemprendimientos desarrollados con estos fondos les permiten a los beneficiarios devolver el dinero, que es utilizado para otorgar nuevos préstamos.
Además, también funciona en nuestra ciudad una comisión que recauda fondos a fin de otorgar becas a estudiantes secundarios. “No se les da la plata, se les da un vale para que puedan comprar en algunos comercios ropa o material escolar”, explicó el padre Puñal.
Y luego Cáritas hace un acompañamiento a los chicos para conocer su rendimiento escolar.

Voluntarios
En el país hay 64 Cáritas diocesanas y más de 3.500 Cáritas parroquiales, capillas y centros misionales. Unos 32.000 voluntarios ayudan a 3.000.000 de personas en todo el país.
Los voluntarios “son personas que sobre todo tienen amor y ganas de ayudar a la gente”, precisó el padre Puñal.
El trabajo de estos voluntarios no sólo consiste en atender a la gente que concurre a las sedes de Cáritas a pedir alimentos o prendas de vestir, sino en seleccionar las donaciones y en ocasiones lavar y arreglar la ropa antes de entregarla a los más necesitados.
Estos voluntarios reciben capacitación, en el caso de nuestra ciudad, de un grupo de Cáritas Diocesano
Son los voluntarios quienes han permitido que esta organización crezca hasta convertirse en una de las redes solidarias más importantes del mundo.

Juan José Flores

Acerca de Juan José Flores -

Dibujante, periodista, blogger y escritor. Recientemente publicó en Amazon, en formato electrónico, la novela Horror en Colonquelú y la antología Cuentos para leer en el smartphone.

Recibe artículos de este sitio por email :