3/01/2013

Juan José Flores

Centro Regional Abruzzés de Necochea

El Centro Regional Abruzzés de Necochea-Quequén fue creado el 15 de julio de 1995 y a pesar de ser una institución pequeña, no dejó de crecer, adquirió una casona para construir su sede propia y trabajó incansablemente para llevar adelante su sueño. Sin embargo, varios robos registrados en 2012 frenaron el impulso de la entidad.
“Tuvimos un año dedicado a pagar seguridad y reponer lo que nos robaron”, explicó César Colatriano, presidente del Centro.
Pero la entidad se apresta para un 2013 “muy productivo”, según expresaron miembros de la comisión directiva de la entidad.

Hace 18 años
El Centro Abruzzés de Necochea-Quequén nació a fines de los años 90. Horacio Sabatini, actual secretario de la entidad y varias veces presidente, fue uno de los impulsores de la agrupación.
En una de las tantas reuniones que Sabatini participó como miembro del Consejo de Comittes de Bahía Blanca, conoció al representante del Abruzzo. Luego se relacionó con Giovanni Di Donato, quien presidía el Centro Abruzzés y Molisano bahiense.
En una entrevista realizada por Ecos Diarios en 1998 Sabatini comentó que luego de surgir la idea de crear un centro de la región en nuestra ciudad, se realizó una convocatoria, precisamente a través del diario, “para que en la sede de la Sociedad Italiana se acercaran abruzzeses y descendientes que quisieran intercambiar ideas para conformar un centro”.
Así fue como en mayo de 1995 se logró convocar a unas 50 personas descendientes de abruzzeses y se dio impulso a la idea de formar el centro. Finalmente, el 15 de julio de ese año surgía la nueva entidad.
Años más tarde se adquirió una casona ubicada en la calle 50 al 2700 y en mayo de 2003 comenzaron los trabajos para demoler la vieja construcción y levantar la nueva sede.

Un año productivo

Los abruzzeses esperan que 2013 sea un año muy productivo. Las actividades comenzarán el miércoles 27, con la conmemoración del día de San Gabriel de la Dolorosa, patrono de la región.
“En marzo realizaremos algún almuerzo y ya arrancamos con las actividades del año”, explicó Colatriano.
La entidad tiene prevista continuar con sus tareas luego de un año marcado por la entidad. Lucía Di Benedetto, vicepresidente del Centro, señaló que se pudo seguir adelante “con la ayuda de toda la comunidad y de todos los amigos que hemos hecho y que nos siguen fielmente, cada vez que realizamos un evento, algún acto cultural, siempre están con nosotros”.
Colatriano indicó que este año se proyectan realizar diferentes actividades comunitarias en la sede social. “Tenemos previstos cursos de folclore, inglés y pintura”, precisó. “Estamos armando todo eso porque queremos que nuestra sede sea un centro de actividades culturales”.
Sabatini, ex presidente de la entidad y uno de sus fundadores, señaló que “esa es la esencia del centro”.
“No tenemos que olvidar que nos debemos a la comunidad, a todos esos amigos y socios que nos han acompañado durante años y que siguen con nosotros”, dijo Lucía Di Benedetto.
Por otra parte, Colatriano precisó que “el año pasado, por todos los problemas que tuvimos, recibimos una sorpresa muy grande, porque la única entidad que reconoció el problema que tuvimos y que nos ofreció ayuda y nos brindó su salón para continuar con nuestra actividades, fue la Sociedad Española”.
Además destacó la colaboración de los amigos del centro. Nicolás Orofino, tesorero de la entidad, dijo que a pesar de los prejuicios que sufrió la sede por los robos, el “centro no debe un centavo” y “todo se ha hecho con el apoyo de nuestros socios”.
“A pesar de todo, pudimos seguir adelante y estamos repuestos. Nos costó mucho, fue algo que nos causó gran desazón, porque empezamos a trabajar en nuestra sede hace nueve años y la levantamos ladrillo por ladrillo”, afirmó Colatriano.
“Se ha hecho mucho con muy poco y es una satisfacción muy grande contar con nuestra sede propia”, manifestó Sabatini.
Los abruzzeses siguen soñando y continúan trabajando para hacer realidad sus proyectos.

Juan José Flores

Acerca de Juan José Flores -

Dibujante, periodista, blogger y escritor. Recientemente publicó en Amazon, en formato electrónico, la novela Horror en Colonquelú y la antología Cuentos para leer en el smartphone.

Recibe artículos de este sitio por email :