3/04/2013

Juan Jose Flores

Historia de la aviación en Necochea

El 27 de agosto de 1921, hace 90 años, rendía su examen Pedro Azzolini y se convertía en el primer piloto de avión de nuestra ciudad. Meses antes había comenzado a funcionar en Necochea un Aero Club, antecesor del actual, fundado en 1952.
Incluso un día antes de que Azzolini rindiera el examen, había llegado desde la Capital Federal un avión Caudron de 120 HP que había sido adquirido por el vecino Enrique Riedel, que estudiaba para obtener la licencia.
El aparato había llegado a la ciudad al mando de Guillermo Hillcoat quien estaba a cargo, junto a Pedro Hansen, de la Escuela de Aviación Curtiss que funcionaba en nuestra ciudad debido al interés de los necochenses en las máquinas voladoras.
Un artículo publicado por Ecos Diarios en aquellos días, elogiaba el avión comprado por Riedel y el empuje de la nueva entidad. “Se trata de un excelente avión de grandes condiciones de estabilidad y de patente fuerza. La aviación local potentiza con él un evidente progreso y constata en forma halagüeña los primero frutos de la simpática Escuela de Aviación”, señalaba el artículo.
Unos días después llegada a la ciudad el delegado del Aero Club Argentino, Ramón Herran, quien iba a tomar examen a un piloto de la escuela de Hansen y Hillcoat.
El viejo Aero Club Necochea todavía no había obtenido su personería jurídica y presidía la comisión provisoria Alejandro Calzada. No obstante, la visita de Herran permitió integrar a la agrupación local a la Federación de Aeroclubes de la República Argentina.

Pioneros
Hillcoat había realizado un curso de siete horas de duración y rendido examen el 14 de enero de 1920 bajo la supervisión de Lawrence León, representante de la Curtiss Motors Co.
Luego salió de gira por la provincia de Buenos Aires, Córdoba, Santa Fe y Pampa Central. El 10 de abril de 1921, junto a su alumno Pedro Hansen, se convirtieron en instructores de la escuela Curtiss de Necochea.
Hansen obtuvo su brevet el 8 de mayo de ese año, luego de siete horas de instrucción, como era costumbre en esos tiempos. Salió el mismo día del examen en vuelo desde Buenos Aires hacia nuestra ciudad, acompañado por su esposa.
Para agosto de 1921, cuando rindió el examen Azzolini, Hansen ya tenía en su haber más de 2000 vuelos.
La Escuela de Aviación local contaba con dos aviones Curtiss JN 90 y un avión Caudron. Tenía dos hangares ubicados donde actualmente funciona el Hospital Municipal “Dr. Emilio Ferreyra” y tres aspirantes a piloto: los vecinos Enrique Riedel, Nicolás Christensen y Bernardo Saubiete.
La actividad creció con el tiempo y los aviadores locales comenzaron a realizar vuelos de campaña y exhibiciones en distintas localidades de la región, que se extendieron hasta la Capital Federal.

Juan Jose Flores

Acerca de Juan Jose Flores -

Dibujante, periodista, blogger y escritor. Recientemente publicó en Amazon, en formato electrónico, la novela Horror en Colonquelú y la antología Cuentos para leer en el smartphone.

Recibe artículos de este sitio por email :