6/10/2013

Juan José Flores

Viejos clubes sociales de Necochea

Juventud Unida
En la actualidad, la mayoría de los clubes necochenses están vinculados a la actividad deportiva: hay entidades dedicadas al fútbol, el rugby, el tenis, la pesca, la pelota paleta, el básquetbol e incluso al casín y al billar. Sin embargo, no es habitual que los clubes de la actualidad se dedican a la actividad cultural o social, para ello hay otro tipo de instituciones.
Sin embargo, a principios del siglo pasado la mayor parte de la actividad desarrollada por los clubes era social y cultural. De ello da cuenta un número especial de la revista Cien Ciudades Argentinas publicada en abril de 1927.
“Hace apenas un año se fundó en esta ciudad una institución que con toda justicia puede decirse que venía a llenar un vacío, pues un punto veraniego de tanta importancia necesitaba tener una institución de esta naturaleza para concentrar las actividades mundanas de la cada vez más grande caravana de veraneantes”, señala el artículo. “Nos referimos al Club Necochea, fundado por un grupo de destacados vecinos a principios del año 1926”
“Los fines de este club no puede ser más loables. Consisten en fomentar el desarrollo de la ciudad y su balneario, propendiendo a la realización de actos de cultura, sociabilidad y educación física, y en el orden material al embellecimiento y mejoras de los pavimentos, calles, plazas, paseos, colegios, hospitales, playas y demás servicios públicos”, agrega la nota. En aquellos años la joven entidad se proponía “construir pistas para juegos de golf, Lawn tennis, regatas, polo, etc. Y en general, la instalación de toda clase de atractivos, que proporcionen al veraneante grata y amena estadía”.
La publicación también señalaba que la institución pretendía “interesar por el progreso de Necochea a los hombres de figuración política y social y a los poderes públicos, para cuyos efectos se propone mantener relaciones con los gobiernos de la nación y la provincia, y con la comuna”.
La comisión directiva actual del Club Necochea estaba integrada por muchos hombres cuyos nombres quedaron grabados en la memoria popular y que hoy forman parte de la historia de la ciudad. El presidente en 1927 era Ramón Arriaga, uno de los vicepresidentes era nada menos que Luis Defferrari y el secretario el inolvidable maestro Pedro Arozarena.
También formaban parte de aquella comisión Alejandro Sampietro como prosecretario, el ex intendente José Pucciarelli como protesorero y entre los vocales estaban Pedro Lafforcade, José Brum, Francisco Uzal y Oscar Ayrolo.
La institución tenía como socios honorarios a los diputados nacionales doctores Andrés Ferreyra (hijo) y Leopoldo Bard y Luis Defferrari.
“El Club Necochea se halla instalado regiamente, con todo confort y buen gusto en el hermoso edificio de la Sociedad Española”, señalaba la antigua publicación.

Social Club
La misma edicion de Cien Ciudades Argentinas hace referencia también al Social Club de Necochea, una institución que, como lo indicaba su nombre, estaba dedicado exclusivamente a la actividad social, aunque su origen fue otro.
“En abril de 1919 se reunieron varios vecinos con el propósito de fundar el Club de Ajedrez de Necochea, el que después de las primeras deliberaciones al respecto, quedó denominado Ajedrez Social Club”, explicaba el artículo.
“Pero en vista de no existir, en Necochea, un número de ajedrecistas suficiente como para sostener la existencia de un club, se resolvió al poco tiempo, por los propios fundadores, que la institución se convirtiese en centro de actividades por el mejoramiento social de la localidad”, agregaba.
Fue así como, teniendo en cuenta su nuevo y exclusivo objeto, la entidad quedó convertida de Ajedrez Social Club en Social Club de Necochea.
Los vecinos que concurrieron a la fundación del club fueron los señores Román De Lucía, Ramón Rodríguez, Carlos A. Butagni, José F. Morano Brandi, Daniel Bozzo, Clemente R. Salcines, Carlos A. Bello, Manuel Amondarain, S. Rodríguez Roberts, Alejandro Sampietro, Juan J. Laporte, Julián Barbarito y Alberto R. Douthat.
En 1927 la entidad contaba con 400 socios y era presidida por Juan P. Laporte.

Otros clubes
En su libro “Necochea, ciudad progresista y poética”, el maestro Eduardo Escobar hace referencia a otros clubes existentes en la ciudad en la década de 1930.
El Necochea Lawn Tennis Club, por ejemplo, era el “sitio social de preferencia de señoras, señoritas y caballeros” que practicaban el deporte blanco. En tanto, el Club Juventud Necochea, además de ser un pionero del básquetbol local, impulsaba las actividades sociales y recreativas.
Escobar recordaba que allá por 1888 un grupo de vecinos habían fundado el Club de Regatas “Los Marinos del Quequén”, que años más tarde dio origen al Club Náutico.
También destacaba en su libro el espíritu del Club Estudiantes del Colegio Nacional. “Sus propósitos son el desarrollo cultural y deportivo. En el deporte ha conquistado con caballerosidad merecidos trofeos y sus reuniones y tertulias de originalidad y bueno gustos e han visto rodeadas de esplendor”, escribió Escobar.
Otro obligado sitio de reunión de los necochenses era el Centro Denak Bat, un club de pelota presidido por Emilio de Ilzarbe.

Juan José Flores

Acerca de Juan José Flores -

Dibujante, periodista, blogger y escritor. Recientemente publicó en Amazon, en formato electrónico, la novela Horror en Colonquelú y la antología Cuentos para leer en el smartphone.

Recibe artículos de este sitio por email :