1/26/2015

Juan Jose Flores

Todos querían venir a Necochea

necochea artistas 70, 80 y 90
Dicen los nostálgicos que todo tiempo pasado fue mejor. Tal vez no sea así, pero en el caso de nuestra ciudad, esto lamentablemente parece una realidad irrefutable. A principios del Siglo XX Necochea era la segunda ciudad balnearia del país y entre la década del 70 y principios de los 80 se convirtió en uno de los destinos turísticos más atractivos de la Argentina, lo que se reflejaba particularmente en las carteleras de los cines y teatros locales.
Hasta mediados de los 80 la ciudad ofrecía al turista una gran cartelera de espectáculos de primer nivel. Necochea tenía cinco cines y varias salas de teatro que funcionaban a pleno y los elencos teatrales se instalaban en la ciudad durante toda la temporada.

Hace 30 años
En los primeros días de enero 1984, hace 30 años, Alberto Martín iniciaba su cuarta temporada en la ciudad. “Me gustaría vivir los doce meses del año en Necochea, pero lamentablemente mi actividad no me permite hacerlo”.
El actor se presentaba junto a Raúl Rossi, Elizabeth Killian, Jorge Rossi y Virginia Hangling en el Teatro Plaza, en calle 85 Nº 261, con la obra “Yo soy tu costumbre”.
En tanto, Chunchuna Villafañe y Daniel Guerrero subían al escenario del Teatro Auditorium del Casino con la obra “Usted no es Greta Garbo”. En ese mismo escenario también se presentaba la versión de Ricardo Talesnik de “La Fiaca”, con Rudy Chernicof, María Ballesteros, Berugo Carámbula, Víctor Villa y Nelly Beltrán. También se podía ver en ese escenario la obra “Poner la casa en orden”, con Mabel Manzotti.
Ese enero también se presentaron en el Auditorium el músico César Isella, el Cuarteto Zupay y Enrique Pinti.
Los cines Gran Sud, Atlantic y París, en el Centro, y Ocean y Playa, en la Villa balnearia, trabajaban a sala llena.
Mientras que miles de personas se trasladaban hasta la 58 y Jesuita Cardiel para disfrutar del Circo Rodas. También estaba en la ciudad el circo Mágico Ray Patrick.
En el teatro Tronador, ubicado en la calle 85 Nº 219, Oscar Ferrigno y Fabiana Gabel hacían “El Precio”, obra de Arthur Miller. Mientras que Hugo Varela divertía al público en el Olimpia con el musidrama “El cubo a cuatro manos”. El Nihuil, de la avenida 10, ofrecía “Hay que apagar el fuego”, de Carlos Gorostiza.
El teatro local también tenía presencia. En el auditorium del Centro Cultural la Cooperativa Teatral Candilejas realizaba un espectáculo con el grupo vocal Tenor Cuatro.
Mientras que el París impactaba con la revista “Artículos de París”, que tenía en su elenco a Norman Erlich, José Luis Gioia, Silvia Peyrou, Amalia “Yuyito” González y Yeni Patiño.
Por aquellos días también ofrecían recitales en nuestra ciudad Marilina Ross, María Martha Serra Lima, Los Chalchaleros, Sandro, Horacio Guarany, José Vélez, Facundo Cabral, Víctor Heredia, María Creuza, Valeria Lynch, Palito Ortega, Jairo, Alejandro Lerner y Luis Landricina, entre otros.
Hasta el entonces gobernador riojano y posteriormente presidente, Carlos Menem estuvo en Necochea, en el cierre del Festival Infantil 1984. Se dio el gusto de ser jurado junto a la top model necochense Patricia Abdelnabe.
También se vio por aquí a Alberto de Mendoza, quien pasó disimuladamente por la ciudad para celebrar su cumpleaños en restaurante de la Villa balnearia junto a su esposa y algunos amigos.

Una plaza fuerte
Pero el verano del 84 es sólo una pequeña muestra de lo que eran los espectáculos de verano en Necochea décadas atrás.
Ya en los 40 visitó varias veces Necochea la inolvidable Blanca Podestá, quien no sólo actuó con su compañía en el Teatro París, también disfrutó de nuestras playas.
A fines de los 60 y principios de los 70, con el impulso de un empresario propietario de varios cines en nuestra ciudad, llegaron a Necochea varios artistas que en aquellos años ya eran populares, pero que luego se convirtieron en estrellas: Sandro, Susana Giménez, Soledad Silveyra.
Aquí Sandro filmó escenas de su película "Gitano" y Susana Giménez protagonizó "Los Mochileros" con Ricardo Bauleo y Víctor Bo.
Al final de la década del 70, convulsionada por la política, el autoritarismo y el terror, Necochea vivió algunos de sus años más exitosos en materia turística. En aquellos años los teatros necochenses tuvieron sobre sus escenarios a artistas de la talla de Luis Sandrini, Raúl Rossi e Irma Roy.
En 1974 Necochea comenzaba a consolidarse como una plaza fuerte para los artistas nacionales durante el verano.
En enero de ese año, en el Teatro de la Galería, debutaba la compañía de Pedro Quartucci con la obra “Luna de Miel con revolución”.
La particularidad de la obra era que pertenecía al autor necochense Gabriel Nieto Suárez. El elenco estaba integrado por Ovidio Fuentes, José Luiz Mazza, Noemí del Castillo y Stella Maris Lanzani.
Por esos días también se presentaba en el Anfiteatro del Parque Miguel Lillo la cantante folclórica Mercedes Sosa. En tanto, el talentosísimo Oscar Alemán deleitaba al público del local nocturno Fortacho’s Tango Show.
Para 1976, Necochea ya contaba con varios teatros que ofrecían funciones diarias. En aquel año, los actores locales se mezclaban con artistas que ya habían logrado cierto reconocimiento nacional. En el Café Concert Posta 83, el espectáculo “Tres hombres para el show” tenía como protagonistas a Paco de Arriba, José Luis Gioia y José Luis Borneo.
En tanto, el Anastasio Café Teatro, el necochense Danilo Devizia realizaba junto a Enrique Otranto la obra “…Y dos de cuerpo”.
En el teatro 85, Linda Péretz y Alberto Mazzini integraban el elenco de “Cuernitos para desayuno”.
En ese mismo teatro, pero en 1978, Luis Brandoni y Marta Bianchi presentaron la obra “Una de cal y una de arena”. Fue el año en que Luis Sandrini se dio el gusto de venir a Necochea para hacer la obra de Abel Santa Cruz “La ganaste, papá”.
En el final de la primera función, en el Auditorium Casino, don Luis pedía silencio al público que no paraba de aplaudir y explicaba que desde hacía años quería hacer una temporada en la ciudad.
Lo acompañaban en aquella aventura su esposa Malvina Pastorino y los actores Virginia Ameztoy y Ricardo Morán.
En febrero de 1978 Sandrini festejó su cumpleaños en nuestra ciudad. Según la crónica de Hola Verano del día 21, en el restaurante del Complejo Casino estaban Virginia Ameztoy, Chana Mogica, Alejandro Marcial, Nelly Durán y Ricardo Morán del elenco “La ganaste, Papá”.
También se encontraban en el lugar empresarios, amigos, periodistas y algunas sorpresas. Mercedes Carreras y Enrique Carreras, ocultos, aguardaron la llegada de don Luis para sorprenderlo.
El humorista Gila pasó unos minutos por el restaurante para saludar a su amigo y luego se fue a actuar.
“Estoy muy feliz de estar con mis viejos y mis nuevos amigos. Es algo que me llevo y que no me podrán quitar nunca”, dijo don Luis emocionado.
Moria Casán, Luis Landriscina, Delfor Medina, Palito Ortega, Juan Carlos Thorry, Juan José Camero, Susú Pecoraro, Alberto Martín, José "Pepitito" Marrone y Pepe Soriano, fueron algunos de los nombres que se pudieron ver en las carteleras de aquella década.

Una década soñada
Luis Sandrini fue un símbolo de aquellos años. En el verano de 1980 decidió instalarse en nuestra ciudad y realizar con su esposa la obra “El baile”.
El actor también realizó una intensa actividad pública. Fue uno de los espectadores del partido de fútbol que el 18 de febrero enfrentó a artistas y periodistas.
El Encuentro se realizó en el estadio Mariano Necochea y fue a beneficio de la Liga Argentina de Lucha contra el Cáncer (LALCEC).
Ese año el afamado director Enrique Carreras visitaba la ciudad con el único objetivo de proponerle a Sandrini el rol principal en una película que estaba por filmar: "El hombre piola", sobre guión de Abel Santa Cruz.
Días antes el actor había recibido en su casa la visita de Ramón "Palito" Ortega, quien le había ofrecido hacer una película junto a Niní Marshall.
En marzo de 1980, a pesar de que se acercaba el final de verano, continuaban en cartel varias obras teatrales. Juan José Camero y Susú Pecoraro seguían en el Auditorium del Casino con la pieza “Nosotros dos, somos tres”, mientras que Sandrini y Pastorino continuaban con éxito con las presentaciones de “El Baile” en el Teatro Plaza y José Luis Gioia con “Un mundo de 20 cuentos” en el Teatro de la Galería.
Meses después, don Luis Sandrini se enfermó y falleció. La muerte del actor provocó profundo pesar en nuestra ciudad.
Por eso, el 22 de febrero de 1981 se le brindó un emotivo homenaje y se le impuso su nombre al Teatro Municipal. En la ceremonia estuvieron presentes Malvina Pastorino, sus hijas Sandra y Malvinita, autoridades municipales y miembros de la colonia artística que trabajaban en nuestra ciudad y en Mar del Plata.
Entre los artistas presentes se encontraban Lolita Torres, Mercedes Carrera, su esposo Enrique Carrera, Diana Maggi, Luis Medina Castro, el productor Carlos A. Petit y el autor y director Víctor Proncet.
Durante toda la década del 80 Necochea se mantuvo como una plaza fuerte para los espectáculos de verano. Tal vez el año 1990 fue el último en que se ofrecieron obras teatrales en varias salas y con elencos integrados por grandes figuras. Luego comenzó la decadencia y Necochea se convirtió en una ciudad de paso para los músicos y alguna comedia de temporada.

Artículo publicado en el Suple Finde de Ecos Diarios de Necochea

Juan Jose Flores

Acerca de Juan Jose Flores -

Dibujante, periodista, blogger y escritor. Recientemente publicó en Amazon, en formato electrónico, la novela Horror en Colonquelú y la antología Cuentos para leer en el smartphone.

Recibe artículos de este sitio por email :