2/03/2016

Juan Jose Flores

Según analista, el presupuesto de Necochea tiene muchas desprolijidades

En los últimos meses el licenciado Maximiliano Catoni ha publicado a través de distintos medios locales análisis sobre la economía local. Ahora dio a conocer un nuevo trabajo en el que muestra las dudas que deja traslucir el nuevo presupuesto de gastos del municipio de Necochea.
"El proyecto aprobado tiene un recorte de aproximadamente $90 millones con respecto a la idea original. La cuenta es sencilla: tuvo que agregar en gastos $46,2 millones por la recolección de basura y tuvo que sacar ingresos por $43,3 millones por la diferencia según la OFI vigente (el primer borrador era de $750,1 millones y terminó en $706,8). El punto interesante es por dónde se afinó el lápiz", se pregunta Maximiliano Cantoni. Aquí el artículo completo:

Presupuesto 2016, una proyección que deja muchas dudas
Maximiliano Cantoni

El viernes 29 de enero se aprobó el primer presupuesto de la gestión del Frente Renovador encabezada por Facundo López. Luego de presentar un proyecto con el grosero error de “olvidarse” destinar partida presupuestaria para el gasto de la recolección de residuos (su principal proveedor) y dado que el nivel de ingresos aprobado según la Ordenanza Fiscal Impositiva 2016 aprobada en el Honorable Concejo Deliberante fue inferior a lo requerido por el oficialismo, tuvo que volver a armar un nuevo presupuesto contrareloj.
El proyecto aprobado tiene un recorte de aproximadamente $90 millones con respecto a la idea original. La cuenta es sencilla: tuvo que agregar en gastos $46,2 millones por la recolección de basura y tuvo que sacar ingresos por $43,3 millones por la diferencia según la OFI vigente (el primer borrador era de $750,1 millones y terminó en $706,8). El punto interesante es por dónde se afinó el lápiz.
Aclaración: nuevamente se deja constancia que el presupuesto es una muestra de intencionalidad de la gestión, normalmente es una imagen (para no decir dibujo) que el ejecutivo pinta con sus mejores pinceles para que refleje una realidad “bella”. Es decir que es un escenario optimista que difícilmente se pueda llegar a cumplir, armar un proyecto dibujado mostrando una imagen deslucida hablaría muy mal de lxs autores del mismo. Esta aclaración no quita que hay detalles que no se pueden emprolijar o que emprolijando unos deja al descubierto otros, Un ojo atento puede detectar estos artilugios.

Personal sin cambios ¿Si usted es empleado municipal debería preocuparse?
En la primer versión del proyecto de presupuesto para el 2016 se destinaban un poco menos de $449 millones para el pago a personal municipal, siendo casi el 60% del total del gasto que se estipula gastar desde el departamento ejecutivo en todo concepto. Porcentaje en línea con la participación histórica de esta partida.
En la versión aprobada es la partida que sufre mayor recorte. De los casi $90 millones que se necesitan disminuir, casi $70 millones salen de esta partida, se terminó aprobando una partida de $379 millones para pagar durante todo el año a empleadxs municipales. Quedando con una participación del 53,6% en la estructura de gasto. Este es el primer indicio de que se le fue la mano con la tijera.
Comparemos con el gasto efectuado en el 2015, lo comprometido en este concepto fue de $376 millones. El primer proyecto contemplaba un aumento de un 19% para afrontar las paritarias municipales. Pero yendo a lo que efectivamente se aprobó llama poderosamente la atención que sólo contempla un aumento de 0,75%, es decir $3 millones. Mucha desprolijidad.
Se pueden plantear tres hipótesis en relación a lo que sucederá en el 2016, las mismas no son excluyentes. La primera es que se puede ajustar por cantidad para que no aumente el gasto, es decir menos empleadxs municipales. La segunda es que se puede ajustar por precios, es decir contener el salario municipal con igual motivo. Por último se puede estar ante un gran dibujo que durante el año no será respetado y pone en un papel de bufones de la corte a lxs concejales que se prestan a la aprobación de algo que es irrealizable.
Las primeras dos hipótesis son preocupantes por el impacto en el desempleo y ajuste sobre las espaldas de lxs trabajadorxs que iría en línea con las políticas implementadas a nivel provincial y nacional. La tercera pone en ridículo la calidad institucional local. Con el transcurso del año se verá qué factor tendrá mayor preponderancia en las decisiones del ejecutivo local.

Basura dibujada. Manual para un/a Concejal crédulx (también para una persona curiosa)
Después de “olvidarse” de contemplar el servicio de recolección de residuos en el proyecto inicial, fue presentado con una partida de $46,2 millones de pesos. Allá cerca y hace poco tiempo quedaron los $90 millones que urgían recaudar con la nueva tasa municipal ¿Estaba inflado ese valor para cobrar una tasa más alta? O ¿está dibujada la cifra que presenta en el presupuesto?
Una versión periodística esclarecedora circuló con el argumento esgrimido por la Secretaría de Política Económica y Finanzas Públicas en la Comisión de Economía del HCD, según se dijo parte del servicio será afrontado con partidas de las delegaciones municipales. Afirmación que es muy fácil corroborar, mirando en detalle el presupuesto. Pasma ver como lxs concejalxs (suponiendo que realizaron su trabajo conscientemente y no confiándose en las “buenas intenciones” del ejecutivo) sabiendo ese detalle, terminaron aprobando este mamarracho. Paso a paso iré detallando el proceder para que eviten en el futuro ser engañadxs tan fácilmente: 1. Se toma el bodoque de 151 hojas que tienen juntando polvo sobre su escritorio y que dice en la primer hoja “presupuesto 2016”. 2. Se busca pacientemente las hojas donde figuran las delegaciones municipales (puede servir de ayuda saber que figuran dentro de la Secretaría de Gobierno). 3. Se busca la partida 3.3.7.0. Limpieza, aseo y fumigación que es la partida donde se imputa el servicio de recolección de residuos. 4. Se suma (puede ser con ayuda de una calculadora) el importe destinado a la recolección de basura que sería pagado con presupuesto de las delegaciones municipales.
Nada difícil, si hubiesen hecho este ejercicio y no hubiesen sido tan credulxs, le habrían parado el carro a tremenda locura. La suma da algo así como $17,5 millones de Quequén, nada de Férnandez, La Dulce, Santamarina y Claraz.
Ante ese argumento a algunx se le podría haber prendido la lamparita y preguntar algo así como: “si $17,5 millones de Quequén es para la basura y el presupuesto de la delegación es de $28 millones, ¿solo $10,5 millones (se pueden usar los dedos para llegar a este número) tendrá de presupuesto disponible la Delegación? (se puede cerrar la pregunta con una risa socarrona)”.
Si se es un poco más curiosx se puede mirar la ejecución de los presupuestos anteriores y se darían cuenta que esta argucia no es una innovación del Frente Renovador, no es propiedad intelectual de él. Viene de arrastre, en el 2015 bajo esta triquinuela se ejecutó $22,5 millones por fuera de la partida que debería reflejar el total del gasto de la recolección. Actitud poco ética y más que turbia.
No se puede analizar el gasto municipal mirando sólo el programa de recolección de residuos porque se imputa también en otros lugares ¿para qué le sirve al ejecutivo hacer eso? Muy simple: infla el gasto en las delegaciones y oculta parte del gasto de su principal proveedor, tomando los datos del 2015 no es lo mismo decir que se gasta $30 millones en la delegación Municipal de Quequén cuando limpio de este truco fueron $11 millones, tampoco está remotamente cerca decir $5,5 millones para Fernández cuando en realidad fueron $3,7 millones, menos decir $6,2 para delegación de La Dulce cuando fueron $4,5. Tampoco es lo mismo decir $43,8 millones para la basura cuando son como mínimo $66,2 millones (¿habrá otra partida donde se impute camufladamente este servicio?)

Direcciones de cartón pintado
Este apartado, a mi criterio queda como un dato menor, una apostilla casi insignificante ante lo impactante de lo señalado anteriormente. Casi un dato de color dentro de tanto despropósito.
Es de “progre” armar oficinas y direcciones que apunten a trabajar con problemáticas sociales muy sentidas. Por lo menos, hay que reconocer, que esta gestión se tomo el trabajo de incluirlo dentro de la estructura municipal. Un paso adelante.
Qué resultados se pueden esperar de sectores vaciados de recursos, sectores que nacen solo con partidas para pagar sueldos y un poquito más. No se puede esperar más que resultados mediocres y sorpresa en caso de poder llevar a la práctica alguna línea concreta de acción.
Yendo a lo presupuestado podemos sostener esta afirmación, lo podemos hacer analizando el presupuesto total asignado y el neto de pago a personal. Este último valor es el que le daría el margen de acción material del sector para desarrollar el trabajo asignado, se puede destinar a la compra de materiales de trabajo, proveerse de servicios o cualquier gasto necesario. Por lógica cuanto mayor sea este valor el área cumplirá de mejor manera sus objetivos.
Tomando de ejemplo algunas sectores que llaman la atención podemos armar el siguiente cuadro.



Los números hablan por sí solos, dentro de un presupuesto de $706 millones estos son los más postergados ¿Cómo se piensa incluir a los jóvenes con $40 mil al año?, ¿Cómo se incluirá personas discapacitadas con $11 mil?, ¿Cómo se sostendrá la Escuela de Arte con $73 mil?, ¿Cómo socorrer situaciones de violencia de género con un poco más de $50 mil? Todos los valores son anuales. Insostenible. Dirán que no todo se hace con recursos, que hay gente que le pone el lomo. Pero todo tiene un límite y cuando los recursos no acompañan la tarea es muchísimo más difícil. Más congoja da saber (por ejecuciones en años anteriores) que estos mismos sectores relegados dentro de la estructura municipal al cierre del año son los que subejecutan el presupuesto, es decir, gastan menos de lo asignado.
Las comparaciones son odiosas, pero donde usted destinaría más dinero: ¿a todo lo anterior o a la compra de cámaras de seguridad? El objetivo para el presente año es destinar $4 millones para la compra de cámaras de seguridad. Tres veces más que todos los recursos destinados al funcionamiento de las áreas expuestas en el cuadro. Prioridades.
El análisis no va a estar completo hasta que se ejecute lo que se terminó aprobando. Hay que esperar un año para ver que se termina haciendo. Esperemos que se acomoden las desprolijidades puestas en estas 151 hojas. La experiencia no nos da muchas esperanzas.

Juan Jose Flores

Acerca de Juan Jose Flores -

Dibujante, periodista, blogger y escritor. Recientemente publicó en Amazon, en formato electrónico, la novela Horror en Colonquelú y la antología Cuentos para leer en el smartphone.

Recibe artículos de este sitio por email :