Mostrando las entradas de 2005

Un necochense en Brasil

Tiene 19 años y sólo le falta un año para terminar la carrera de Ciencias de la…

Artista digital

El único límite del arte es la imaginación de los artistas, que cada día recurr…

Pintar en la Calle Angosta

El artista plástico necochense Marcos Voet participó del VI Encuentro Nacional …

Emigrantes necochenses

María Esther Retrivi es una de las tantas necochenses que debió emigrar como co…

Webs y Logs

A principios del año pasado, cuando comenzaba a experimentar con este weblog, u…

El pacto Perón-Vargas

Hace unas semanas publiqué un post en el blog Intelligentsia Brasil sobre la a…

Más dibujos en Flickr

Estoy agregando algunos de mis dibujos en mi página de Flickr . Hay de todo…

Comic: Trabajo garantizado

Estuvo años guardada en una carpeta, hasta que fue rescatada hace unos pocos dí…

Arturo del Castillo

Grandes dibujantes de historietas Arturo del Castillo es uno de los más gr…

Rolando Revagliatti en Libro de Notas

Rolando Revagliatti es un poeta porteño que cada tanto me envía libros para qu…

Bastián en el bingo

Carlos Alberto Bonserio escribió hace unos años Médano Blanco, una novela empar…

Masonería en Necochea

-"¿Pues no es la beneficencia mutua nuestro objeto?" -"Sería…

Perón, dictador profesional

Yolanda J. Vacca de Uzal dice que ella nunca hubiera podido ser diplomática. Y…

Lupín

Lupín , el memorable piloto civil dibujado por Guillermo Guerrero, es motivo d…

Blanca Farías

En la década del 80, Blanca Farías ya escribía poesía, pero entonces estaba más…

Un necochense en Madrid

Pese a las resonancias griegas de su nombre, Mirko Gantos, es bien argentino,…

El humanista

Juan Carlos Parsón pertenece a ese reducido grupo de personas que tiene el don …

Juntos por la Vida

Aunque el VIH y el Sida llevan más de 20 años entre nosotros, no todas las per…

La vuelta de Necochea

En los últimos días de marzo de 1963, un ensordecedor ruido de motores aceler…

Muestra de Víctor Fernández

El pintor Víctor Fernández inauguró una exposición en el Centro Cultural de la …

Quequén, la ciudad que no fue

El 2 de diciembre de 1889, el agrimensor Eugenio Moy presentó los planos de la…

¿Dónde están los extraterrestres?

La ficción ha superado largamente a la realidad. Con el estreno de la película …

Héctor Melendi y el oficio de crear vitraux

Héctor Melendi tiene un oficio casi olvidado y del que conservan los secretos…

Historieta gauchesca en la web

Con ganas de saber que se puede ver de la historieta clásica nacional en la we…

Necochense en Tucumán

El artista plástico necochense Marcos Voet realizó con éxito una exposición de …

Mariana Remondegui

Sus compañeros del gimnasio la apodaron "La Princesa". Aunque ella no…

Pequeños grandes artistas

Se inauguró en el pub HimnoBar, ubicado en calle 4 entre 81 y 83, de Necochea,…

El último malón

Según la historia lugareña, el 16 de marzo de 1876, el cacique Namuncurá diri…

Viviendas para armar

Las casas prefabricadas ya son parte paisaje urbano de cualquier ciudad. Con el…

Universitarios necochenses

Un grupo de jóvenes reabrió el Centro de Estudiantes Universitarios de Necochea…

Poemas del sufrido neanderthal

Víctor Marcelo Clementi me envió algunos de sus poemas en un mail para que los…

Lucía Arribas en Londres

La necochense Lucía Arribas acaba de exponer en Londres, según me comunica vía …

Cómics y rock'n roll

Mario Pacce no aparenta sus 30 años. Algo tímido, este talentoso joven es dibuj…

Un necochense en el Cucaiba

Darío Fernando Olmedo tiene 31 años, pero parece mucho más atildado que cualqui…

La mujer papa

Un papa que habría sido mujer, una revolucionaria, una cantante de blues inolvi…

Carga Más Eso es Todo