Un año para pensar nuestra relación con la Tierra

2010 debería ser un año para repensar nuestra relación con el planeta. La explosión demográfica y la sobre-explotación de los recursos de la Tierra han provocado el mayor desequilibrio ecológico de la historia, algo que difícilmente se pueda recuperar. Sin embargo, es hora de comenzar a imaginar un mundo diferente. La tecnología debería servirnos para lograr este objetivo, pero también es necesario reeducar a los habitantes del globo y demostrar que cada una de nuestras acciones, por insignificantes que parezcan, impactan en el funcionamiento de esta maravillosa nave espacial que llamamos planeta Tierra.

Comentarios