El Club Ameghino es una de las entidades con mayor trayectoria en la vida deportiva de nuestra ciudad. Fue fundado el 20 de junio de 1919 y el fútbol identificó a la institución desde sus inicios. Pero también impulsó otras disciplinas como el ciclismo, el ajedrez, el atletismo, bochas, natación, pesca, patín carrera y bowling.
Los colores verde y blanco que identifican a la entidad fueron tomados de Ferro Carril Oeste, que por esos años daba que hablar en el fútbol nacional.
El nombre lo tomó del naturalista, climatólogo, paleontólogo y antropólogo Florentino Ameghino, quien, una década antes, había llegado a nuestra ciudad atraído por los hallazgos realizados por el médico Rodolfo Faggioli.
Entre los fundadores del club se encontran Sergio Oyamburu, quien también fue su primer presidente, Saúl, Arturo y Enrique Ignacio, Juan Carlos Catalán, Rafael Quaglia, Arturo Carlos Scaramuzza, Adolfo Reinoso, Emilio Welsh, Miguel Serrallonga, Pedro Tavano, Juan Martitegui, Jorge Elía y Martín Iborra.
La primera sede del club se encontraba ubicada en calle 60 y 61. En 1954, a partir de las gestiones realizadas por José y Atilio Falcone, el club se mudó definitivamente a la avenida 58 entre 63 y 65.
El Club Ameghino fue uno de los fundadores de la primitiva Liga Necochea de Fútbol. Según escribió el periodista Horacio Nicolella en la revista Horizonte, “allá por el año 1923 se realizó un partido en la cancha de la manzana Escolar –donde asentaba sus reales Rivadavia- jugando las segundas divisiones de Ameghino B y Sportivo Rosario, éste último recién fundado”.
Según la nota, el partido terminó 18 a 0 a favor de Ameghino y “el guardavalla del elenco perdedor, Entrocasso, detuvo un tiro penal, evitando un 19 a 0 lapidario ya con la cifra de goles consignado”.
El club participaban de los torneos de aquella primitiva asociación de fútbol a otros clubes ya reconocidas como Rivadavia y Everton y otras incipientes, tales como Huracán, Eureka, Independiente y Estudiantes, y los quequenenses Ministerio y Atlético.
El 18 de agosto de 1930, en la secretaría de Ameghino, se reunieron los delegados de Rivadavia, Huracán e Independiente para reorganizar la vieja Liga Necochense de Fútbol y surgió así la Asociación de Football de Necochea.
En los primeros seis años de actividad, Huracán ganó tres campeonatos locales y Rivadavia otros tres, manteniendo ambos equipos la hegemonía sobre el fútbol local. Mientras que Ameghino logró dos títulos en primera división: en 1937 y en 1952.

El buen nombre
El ciclismo ha sido una de las disciplinas que ha llevado a la institución a ser reconocida en fuera de la ciudad. Desde los años noventa, junto a la Asociación Ciclista Regional del Sudeste Bonaerense que presidiera Alberto Oscar Sureda, se disputaron torneos a nivel provincial y nacional en todas las categorías.
El Campeonato Argentino de Ciclismo juvenil de 1994 y 1997 y el Nacional de Bowling 1999 de palos chicos, fueron puntos altos en la capacidad organizativa del club.
También se realizaron, entre otros torneos, el Campeonato Argentino de atletismo para veteranos de 2000, una fecha del Campeonato Argentino de Triatlón en 2002 y la prueba Non Stop 24 horas en 2006.
En 2005, la institución albergó al Club de Ajedrez Necochea y a sus torneos.
En 2000 se produjo una de las obras determinantes para el pujante presente de la sede, cuando por impulso del tesorero Alfredo Fitipaldi, se logró culminar la construcción de un quincho con piso de granito, un fogón parrilla, rejas en las ventanas, la reparación de la vereda, la obra de gas natural y la carpeta del gimnasio.
--

Deja tu comentario

Los comentarios que contengan spam serán eliminados

Artículo Anterior Artículo Siguiente