Mi hijo está fascinado con el casi infinito repositorio de aplicaciones gratuitas de Google Play, pero tiene una tablet con escasa memoria RAM, por lo que el dispositivo es extremadamente lento. Pensé que tal vez la solución sería que tuviera Android en su computadora de escritorio y comencé a investigar cómo instalar un emulador. Si bien lo ideal sería hacer correr Android en VirtualBox para que el OS funcionara en toda su potencia, me encontré con que la instalación y configuración del sistema operativo virtualizado era muy engorrosa. Así que decidí buscar un emulador autoinstalable y así llegué a BlueStack.
Se trata de un emulador que nos permite disfrutar de Android sin ninguna complicación, como si tuviéramos un teléfono o tablet en nuestro PC. Trae preinstaladas tres tiendas de aplicaciones: Get Jar, Amazon App Store y 1Mobile, de las que podemos bajar aplicaciones sin ningún tipo de inconveniente.



Link: BlueStacks App Player

Deja tu comentario

Los comentarios que contengan spam serán eliminados

Artículo Anterior Artículo Siguiente