La parafernalia verbal de algunos políticos es desesperante y por supuesto que no aporta nada, solo exacerba la bronca entre sus opositores. Después se preguntan por qué todo lo que dicen genera reacciones tan violentas.
Ahora parece que el presidente Nicolás Maduro, una vez más víctima de su propia verborragia, justificó uno de sus últimos horrores discursivos.
Según el diario El Nuevo Herald, Maduro dijo este domingo que actuó deliberadamente al hablar de “libros y libras”, para obtener la misma atención que logró con sus recientes lapsus sobre “millones y millonas” y la “multiplicación de los penes”.
Regla básica que debe respetar cualquier narrador, para sostener el relato hay que saber elegir las palabras.

1 Comentarios

Los comentarios que contengan spam serán eliminados

Artículo Anterior Artículo Siguiente