22 de febrero de 2014

Admin

¿Te acordás del radioteatro?

Hoy, a la madrugada, haciendo zapping, vi un spot de Volver en el que aparecían Juan Leyrado y Miguel Angel Solá. Verlos juntos me recordó algo que ya había olvidado: un radioteatro que realizaron juntos a mediados de los 80.
Por mi edad, nunca escuché radioteatros, pero mis padres, tíos y otras personas mayores me hablaron siempre maravillas del género. Tal vez por ello me enganché con aquel radioteatro que hacían Leyrado y Sola en Radio Continental, pero que con el paso del tiempo olvidé.
Buscando en Internet encontré un artículo de La Nación en el que se hablaba mínimamente de aquel programa, que se llamaba "Extraños en la calle" y se emitió en 1988.
Sí recuerdo que escuchar a estos dos grandes actores, con sus particulares tonos de vos, era fantástico.
Leer mas

21 de febrero de 2014

Admin

La nostalgia de escribir a máquina

Desde que tengo memoria, las máquinas de escribir han sido aparatos que han atraído mi atención. Si bien desde hace años no uso una, siempre me han gustado y podría tener una colección, si tuviera dinero, tiempo y espacio.
Días atrás, en un blog que ahora han sacado de línea, leía sobre la Smith Corona XD 5700. Tengo una de estás máquinas, aunque está embalada desde hace ya tiempo (cuestiones de espacio como decía).
Escribir a máquina es una experiencia completamente diferente a la de utilizar una computadora. Quienes las hayan utilizado sabrán de lo que hablo.
Leer ese artículo sobre la Smith Corona me provocó una gran nostalgia y tal vez un día de estos la saque de la caja, le ponga papel y hasta escriba algo.
Leer mas

17 de febrero de 2014

Admin

Chaco, naufragio en la playa de Quequén

Desde 1953, durante muchos años, el buque “Chaco” fue parte del paisaje de la playa de Quequén. Muchos se toman fotos con el barco encallado de fondo. Con el paso del tiempo, la embarcación destruida por el oleaje y su historia se desdibujó y se confundió con la de otros barcos del mismo nombre.
Leer mas

9 de febrero de 2014

Admin

Histórico almacén de ramos generales de Necochea

En los primeros días de octubre de 2004, en una oficina de subastas judiciales de la Capital Federal, se remataba en 476.000 pesos el inmueble ubicado en la esquina de calle 62 y 63.
Con el remate culminaba la historia de uno de los comercios más tradicionales de nuestra ciudad, la Casa Jaca.
Leer mas

3 de febrero de 2014

Admin

Quequén y Lobería, el mismo origen

El viernes la ciudad de Lobería celebró su aniversario. Para quienes no conocen la historia de esa localidad, resultará particularmente llamativa la fecha en que un grupo de pobladores solicitó por primera vez la creación de un pueblo que sirviera de cabecera al vecino distrito. Fue el 3 de agosto de 1854.
La misma fecha que en la actualidad se celebra el aniversario de la fundación de Quequén.
Es que la idea original de aquel grupo de vecinos que se reunió en el paraje La Ballenera, era fundar la ciudad cabecera del partido de Lobería a orillas del Río Quequén.
La familia Guerrico, propietaria de las tierras donde se debía fundar el pueblo, se opuso. Paradójicamente, años más tarde los mismos Guerrico impulsaron la creación de una Sociedad Anónima para la fundación de la ciudad de Quequén.
Es así que Lobería y Quequén se confunden en sus orígenes. Lobería se fundó finalmente el 31 de enero de 1891, mientras que Quequén nunca se fundó oficialmente, por lo que hace unos años se tomó como fecha fundacional aquel 3 de agosto de 1854.

Los pagos de Quequén
Cuenta la historia lugareña que entre los habitantes del partido de Lobería, había a mitad del Siglo XIX quienes deseaban que la cabecera del partido se fundara en la costa y quienes querían que el pueblo se levantara tierra adentro.
Esos dos grupos quedaron en la historia como “costeros” y “serranos”. Precisamente los “costeros” eras quienes impulsaban la creación de la ciudad de Lobería en la desembocadura del Río Quequén.
En aquella reunión en el paraje La Ballenera, en 1854, se elevó una nota al Juez de Paz solicitando la fundación de la ciudad cabecera en tierras de Guerrico, en lo que se denominaba “Pago de las Loberías”.
Pero Guerrico había adquirido esas tierras en octubre de 1836 y se opuso a la iniciativa. Pese a ello, el pedido de fundación se repitió en 1856, 1857, 1868 y 1882.
A pesar de que la ciudad no se fundó en la desembocadura del río, ya el 4 de octubre de 1870 se realizó el primer embarque desde un pequeño muelle ubicado a unos metros de lo que hoy se conoce como Loma de Gil.
Para 1882 la actividad de los barcos de cabotaje en el primitivo puerto de Quequén había cobrado impulso.
Al ver el potencial del lugar, el 19 de octubre de 1889, varias personas se reunieron en la casa de Guerrico para formar el directorio de la Sociedad Anónima de Quequén.
En tanto, los “serranos” parecieron ganar la pulseada y el 31 de enero de 1891 se fundó la ciudad de Lobería en un lugar denominado “la reserva”.

Ciudad que no fue
En tanto, la idea de construir una ciudad en la desembocadura del Quequén estaba en los papeles, pero nunca llegaría a concretarse tal como fue proyectada.
El 2 de diciembre de 1889, el agrimensor Eugenio Moy presentó los planos de la futura ciudad de Quequén, un faraónico proyecto que preveía el trazado de un ejido urbano que incluía 13 plazas, un parque público, hipódromo y una estación ferroviaria.
La iniciativa era parte del proyecto de la Compañía "Ciudad de Quequén", que pretendía construir una población en la desembocadura del río Quequén.
Según una nota presentada por el representante legal de la firma, Alfredo Meabe, al ejecutivo provincial el 19 de julio de 1889, el objetivo de empresa era levantar "una gran ciudad y puerto" que contara con "todas las comodidades necesarias tales como la pavimentación, iluminación, mercados, una red completa de tranways, aguas corrientes y teléfono".
La compañía tenía como presidente a Hugo A. Bunge y su principal accionista era Manuel J. Guerrico, propietario de las tierras donde se efectuaría la urbanización.
Pese a las gestiones realizadas, nunca se consiguió que se aprobaran las planos.
Con el tiempo y al ritmo de sus propios pobladores, Quequén creció sin planificación y nunca fue fundada oficialmente.
En 1934 se decidió realizar el replanteo de la ciudad, que recién fue aprobado el 31 de marzo de 1938.

El plano
En 1986, un estudio realizado por la Dirección de Geodesia del Ministerio de Obras y Servicios Públicos de la Provincia de Buenos Aires, señalaba como fecha de fundación de Quequén el 31 de diciembre de 1889.
Según el estudio, en esa fecha la Compañía “Ciudad de Quequén” comenzó a vender los primeros lotes.
Según el libro "El litoral sudeste bonaerense", del arquitecto Raúl Arnaldo Gómez Crespo, el Departamento de Ingenieros no presentó objeciones al proyecto de Moy, que fue aprobado por el gobierno de la Provincia el 2 de junio de 1890.
"El ferrocarril llegó a Quequén en 1892, y la estación se ubicó en el solar previsto en el plano de Moy", escribió Gómez Crespo. "Tres años después, en 1895, se inauguraba el gran Hotel Quequén, sólo comparable en envergadura al Bristol de Mar del Plata".Sin embargo, debido a las dificultades económicas que debió enfrentar, la compañía no había esperado la aprobación de los planos para comenzar a vender solares y ya en diciembre de 1889 habían comprado tierras Julián Ortiz y Manuel García.
Precisamente debido a la situación financiera, el ambicioso proyecto de la compañía no llegó a concretarse. Sólo se respetó la parte del plano más próxima al río.
El plano definitivo, realizado en julio de 1906 por F. Segovia, respetó una de las diagonales del diseño de Moy, así como la posición de la estación ferroviaria y la cuadrícula de las dos secciones próximas al río, únicas amanzanadas en el nuevo proyecto.

La historia
La fecha de fundación de la ciudad de Quequén que parecía certificar aquel informe de la Dirección de Geodesia, nunca fue tomada en cuenta por los vecinos.
Los quequenenses tomaron como propia la fecha del 3 de agosto de 1854, como el momento fundacional de la ciudad.
Fue fundamental en la recuperación de esta fecha una profesora de historia que había venido a vivir a Quequén en 1980.
Adelia Pommerenck recuperó parte de la historia de Quequén. Fue quien recuperó del olvido el 4 de octubre de 1870, día en que se realizó el primer embarque desde Quequén y que podría considerarse fecha de nacimiento del puerto local.
Fue ella quien también recuperó al 3 de agosto, que a fines de los 90 fue tomado definitivamente como día de la fundación de Quequén, la ciudad soñada en un principio como cabecera del partido de Lobería.
Leer mas