Un orgullo, este subcampeonato vale como tres copas brasileras

A pesar del resultado, ganamos. Un orgullo el equipo, que dejó todo y jugó contra todos: primero contra las críticas, luego contra los rivales más difíciles y en el último partido contra Alemania y la hinchada brasilera.
Y también un enorme orgullo porque los hinchas argentinos valoraron este subcampeonato como un triunfo y salieron a festejar en todas las ciudades del país por este enorme logro. Ni hablar de los que viajaron como pudieron a Brasil para estar cerca de la selección.
Por todo eso, ganamos… Vamos Argentina, carajo!

Post a Comment

Los comentarios que contengan spam serán eliminados

Artículo Anterior Artículo Siguiente