En la actualidad la tecnología parece haber perdido el poder de asombrarnos. Ni el 4K, ni la posibilidad estar conectados a Internet las 24 horas, ni el hecho de que a algunos nuestros amigos los conozcamos sólo a través de Internet nos llama la atención.
Pero 90 años atrás todo era diferente. En esa época el cine deslumbraba a todos y pocos comprendían como una cinta de celuloide con imágenes impresas podía convertirse en un deslumbrante espectáculo de luces y sombras en movimiento.
Pero si el cine mudo ya de por sí era asombroso, la llegada del sonido fue todo un suceso. Este antiguo corto explicaba cómo funcionaba el sistema de reproducción sincronizado de sonido, una tecnología que hoy resulta obsoleta, pero que sin duda es aún hoy maravillosamente ingeniosa.

Deja tu comentario

Los comentarios que contengan spam serán eliminados

Artículo Anterior Artículo Siguiente