El sábado 22 de febrero de 1969 llegaba a nuestra ciudad para brindar una exhibición de tenis un joven tenista: Guillermo Vilas.
La exhibición se realizaba en los courts del Club Rivadavia en calle 46 y 61. Vilas tenía sólo 16 años y había jugado sus primeros torneos en el exterior en Miami y Costa Rica.
Vilas, otros dos tenistas argentinos y el alemán Bert Grape, participaron de la muestra de tenis.
Ya en esa época Guillermo era señalado como una promesa del tenis nacional. Se encontraba en el primer puesto del ranking nacional de juveniles y octavo en el de mayores.
Vilas soñaba con terminar sus estudios y ser abogado o escribano (como su padre). “Cuando finalice mis estudios dedicaré todos mis esfuerzos a esta hermosa actividad, por la que siento gran cariño”, manifestaba a Ecos Diarios.

Deja tu comentario

Los comentarios que contengan spam serán eliminados

Artículo Anterior Artículo Siguiente