Le puso música a los mejores duelos bajo el sol, a algunos romances que nos partieron el corazon y una enorme cantidad de historias que nos hicieron soñar en una sala oscura.
A los 91 años, murió esta mañana en Roma uno de los más grandes compositores de música de película: el inigualable Ennio Morricone.
Compuso la que muchos consideran la mejor banda de sonido de la historia, la de la película Erase una vez en América, por la que no le dieron el Oscar debido a que por error su nombre no aparecía en los créditos del filme.
Muchos lo recuerdan por la inolvidable música de los duelos de El bueno, el feo y el malo. También compuso las bandas sonoras de La Misión, Cinema Paradiso y Los intocables.
Tras recibir innumerables premios, en 2006 le entregaron un Oscar honorífico por toda su carrera y en 2016 ganó el premio por la banda sonora de Los odiosos ocho, el western de Quentin Tarantino.
Aunque para los argentinos tal vez su composición más recordada sea la canción del Mundial 78.

Deja tu comentario

أحدث أقدم