Este lunes se cumplieron siete años de la inauguración del Museo Municipal “Hermanos Emiliozzi”, que honra la trayectoria deportiva y de trabajo de los mayores embajadores de la ciudad de Olavarría: Dante y Torcuato Emiliozzi.
La historia se remonta al año 2005, cuando el Municipio de Olavarría compró el edificio donde funcionó el taller de los hermanos Emiliozzi, pilotos de automovilismo nacional que llevaron la impronta de Olavarría por todos los caminos de la patria donde se corrió una carrera de Turismo Carretera.
El 19 de octubre de 2013, se inauguró en ese mismo edificio el Museo Municipal “Hermanos Emiliozzi”, así fue como el mismo taller de calle Necochea de los gringos Emiliozzi se transformó en un museo de sitio.
El Museo Municipal “Hermanos Emiliozzi”  tiene como objetivo, en primer lugar: honrar la trayectoria de Dante y Torcuato, dos deportistas olavarrienses que llevaron la huella de nuestra ciudad por todo el país.
Más de 100.000 personas visitaron el museo. Visitantes que llegan de distintos lugares del país y pertenecen a esa gran hinchada que sembraron los gringos al pasar con su Galera, a máxima velocidad por las rutas de nuestra Argentina.
Algunos visitantes los vieron correr, otros sus padres les contaron y la historia se transmite de generación en generación.
Todos, se emocionan al ver la Galera como la pieza principal del museo, se admiran con el motor revolucionario, válvulas a la cabeza y la historia se transforma en leyenda: la leyenda de los gringos de Olavarria.
--
Fuente: Municipalidad de Olavarría

Deja tu comentario

أحدث أقدم
Horror en Colonquelu