Ya me decía yo que ese tenía algo de argentino. Sí, señor, Asterix en el fondo es argentino… O por lo menos lo era su creador: René Goscinny.
Es que el célebre guionista, de cuyo fallecimiento se conmemoran hoy 43 años, vivió su infancia en Buenos Aires, donde también publicó sus primeros dibujos.
Nació en París en 1926 y vino a vivir a la Argentina en la infancia, cuando su padre consiguió aquí un trabajo como ingeniero químico.
La mudanza salvó a Goscinny y su familia de la persecución y el exterminio que sufrieron sus parientes en Europa.
En 1943 terminó el bachillerato y después de trabajar un tiempo en una empresa que se dedicaba a reparar neumáticos, ingresó como ilustrador en una agencia de publicidad.
También publicó dibujos en los boletines internos del Liceo Francés, Notre Voix y Quartier Latin.
En 1945, tras la muerte de su padre, se fue con su madre a Estados Unidos y luego volvió a Francia.
Con el paso de los años, Goscinny sería el cofundador y director de la revista semanal Pilote y ganaría fama como guionista.
Su personaje más famoso a nivel mundial fue Astérix el Galo, que dibujó Albert Uderzo, y también creó a Lucky Luke, El pequeño Nicolás y el Gran Visir Iznogud.
Como guionista es uno de los autores franceses de mayor éxito mundial, con más de 500 millones de libros vendidos, traducidos a más de treinta idiomas.

1 Comentarios

Obelix 2.0 dijo…
De Lucky Luke no fue el creador, lo fue Morris. René fue guionista de muchos álbumes.
Artículo Anterior Artículo Siguiente