El 16 de junio de 1955 se produjo uno de los hechos más luctuosos de la historia argentina. Ese día 308 personas murieron y cientos resultaron heridas en un bombardeo sobre la Plaza de Mayo, en la ciudad de Buenos Aires.
La furiosa grieta política que dividía a los argentinos en ese momento llevó a un sangriento intento de golpe de estado contra el general Juan Domingo Perón.
Durante el Siglo XX los argentinos nunca supimos arreglar los problemas políticos y muestra de ello son la cantidad de golpes de estado que se registraron contra gobiernos de distinto signo político. 
Ese día de junio de 1955, aviones de la Armada y la Fuerza Aérea argentina bombardearon la Plaza de Mayo y dispararon con ametralladoras contra el Ministerio de Economía y otros edificios.
Pero la masacre de Plaza de Mayo no sirvió para apaciguar los ánimos de los sectores enfrentados de la sociedad argentina y en septiembre de ese mismo año finalmente Perón fue derrocado y su movimiento proscripto.
A pesar de que aún hoy a la sociedad argentina le cuesta reconocerlo, esto llevó a una seguidilla de gobiernos democráticos débiles y dictaduras militares que desembocaron finalmente en una década del 70 donde estaban dadas todas las condiciones para una tragedia política sin precedentes, lo que finalmente ocurrió.


Video: Archivo DiFilm

Deja tu comentario

Los comentarios que contengan spam serán eliminados

Artículo Anterior Artículo Siguiente