En su libro “Crónica del Partido y Ciudad de Necochea”, Egisto Ratti escribió sobre la masonería en Necochea y sus vínculos con la fundación de la ciudad. 
También hace referencia al motivo de la desaparición de la masonería de la vida pública de la ciudad en los años 30. 
“El 17 de septiembre de 1930, la Policía secuestra los archivos de la logia local, clausurando el templo y encarcelando a la mayoría de los hermanos. Otros vientos soplan en la ciudad, vientos que simpatizan con el gobierno de Uriburu entonces y con los de Mussolini, Hitler y Franco, luego; gobiernos que al igual que el de Stalin, prohibieron las actividades masónicas", escribió Ratti.
“Había terminado una época en Necochea, pero no su espíritu. La semilla de la tolerancia religiosa, racial, de nacionalidades, fructificó. Daneses, españoles, franceses, italianos, vascos, griegos (para no nombrar sino a las colectividades principales) y argentinos son aquí un sólo pueblo, y con otras variadas nacionalidades están hermanadas. Los templos católicos, adventistas, baptistas, mormones, luteranos, presbiterianos, levantan cruces en cercana hermandad; en cuanto al judaísmo, elevó desde una eventual sinagoga sus preces, y los ortodoxos griegos suelen oficiar en la católica capillita del puerto…”, dice el libro que hoy no es muy fácil de encontrar.
--
Foto: Juan José Flores | Monumento de los Masones de Necochea en la avenida 58. 

Deja tu comentario

Los comentarios que contengan spam serán eliminados

Artículo Anterior Artículo Siguiente