28 de junio de 2015

Admin

La Escuela de Enfermería Manuela Joglar

Escuela de Enfermería Manuela Joglar de Necochea
Se iniciaba el 14 de abril de 1975 en el Hospital Municipal “Dr. Emilio Ferreyra”, el primer curso regular de la Escuela Municipal de Enfermería, creado por impulso del director del nosocomio, el doctor Héctor Roqués.
Un año después, el 24 de abril de 1976, en el Teatro Municipal se realizaba la ceremonia de graduación de las primeras 14 auxiliares de enfermería egresadas del nuevo establecimiento de capacitación sanitaria.
Este curso tenía como objetivo formar auxiliares de enfermería y años más tarde daría paso a la creación de la Escuela de Enfermería Profesional “Manuela Joglar”.



Las primeras egresadas como auxiliares de enfermería fueron: Olga Noemí Blanco, Norma Tapia de Cabrelli, María del Carmen Cepeda, Ana Alicia Correa, Irma Molvert de Del Hoyo, Odilia Elina Dietrichs, Elba Gratia de Eugenio, Graciela González, Luis Palma de Iriarte, Delia Martínez de Alvarez, María Cristina Peralta, Ana María Penzo de Rodríguez, María Severinsen de Sola, Elida Toledo y Julia Vázquez.

Un día para recordar
Según una publicación de la época, “el acto contó con la presencia de autoridades municipales, profesores, familiares de las graduadas y numeroso público, caracterizándose por su emotivo desarrollo”.
El director del curso, el doctor Roqués y la secretaria de Bienestar Social de la comuna, Rosa S. Sarries, hablaron durante la ceremonia.
Luego de que Karen Wall, enfermera jefe del curso tomó el juramento de práctica, se hizo entrega de distinciones a las alumnas más destacadas del curso.
El intendente Edgardo Hugo Yelpo entregó el premio “Hospital Municipal Dr. Emilio Ferreyra” para el más alto promedio general (9,65), a la señorita Julia Vázquez.
Francisco Ferrari puso en manos de Elida Toledo el premio Sindicato de Trabajadores Municipales, instituido para el segundo promedio general (9,62).
En tanto, el doctor Carlos Zubillaga, presidente del Círculo Médico, otorgó el premio donado por esa entidad a las más altas calificaciones en prácticas de enfermería, a la señora Ana María Penzo de Rodríguez (9,87) y Rosa Sarries entregó el premio para el promedio más alto en exámenes a la señorita Julia Vásquez (10).
Las egresadas entregaron presentes florales a Karen Wall y Cristina Otaño, en reconocimiento por su desempeño como enfermera jefe y secretaria del curso, respectivamente.
Luego, la señora Delia Alvarez de Martínez habló en nombre de sus compañeras de curso y finalmente se entregaron los diplomas a las flamantes auxiliares de enfermería.

Más egresadas
En abril de 1979, según un artículo publicado en Ecos Diarios, egresó un nuevo grupo de auxiliares de enfermería.
Asistieron a la ceremonia de promoción, el director de Salud, Alberto Touyás, la inspectora de la escuela de Técnicos de La Plata, María Esther Cebrián de Huergo; el director del Hospital Municipal, Enrique Roqués y la coordinadora del grupo de enfermeras, Karen Boesen Mortensen de Wall.
De ese curso egresaron Martha Berry, Silvia Brahe, Florinda Conforti, Analía Corbalán, Elvira Coria, Mónica Culós, Teresa N. Elizalde, María Etcheverry, Celia Etulain, María Gamarp, Susana García, Marta Garzzoni, Micaela Gesualdi, Nélida Gómez, Lydia González, María Macías, Elvecia Mazza, Norma Perpetto, Lilia Raúl, Miryam Reynoso, Claudia Rodríguez, Mirta Rodríguez, Genoveva Tortosa, Sara Torres y Susana Velazco.
Luego de la realización del juramento de práctica, denominado “Juramento de Florence Nightingale”, pronunciado por todas las integrantes del curso, se procedió a la entrega de premios y diplomas.
Elvecia María Mazza recibió el premio Hospital Municipal “Dr. Emilio Ferreyra” por el mejor promedio general de 93,92 por ciento y el premio Círculo Médico de Necochea por el mejor promedio en actividades prácticas de 100 por ciento.
En tanto, Susana Avelina Velazco recibió el premio coordinadora del curso por el segundo promedio general de 91,72 por ciento y el premio Clínica Regional por el mejor promedio en teoría de 92,50 por ciento.

Manuela Joglar
Dos años después, el 3 de agosto de 1981, quedaba inaugurada la Escuela de Enfermería Profesional “Manuela Joglar”.
La institución surgió durante la gestión como director de Salud de la comuna del doctor Alberto Touyá. Dependía de la Escuela Superior de Sanidad del Ministerio de Salud provincial y mediante un convenio con el municipio.
Aunque se inauguró cuando se desempeñaba como director de Salud el doctor Oscar Giménez.
Este médico explicó en su momento que uno de los temas que preocupó a las autoridades fue el nombre que le sería impuesto a la escuela, ya que todas las de su tipo tenían el de una enfermera famosa por sus antecedentes y trayectoria.
Fue así que se recordó el trabajo de la señorita Manuela Joglar, quien desempeñó su tarea en el Hospital Municipal “Dr. Emilio Ferreyra” desde el año 1943 hasta su muerte, el 24 de diciembre de 1969.
Su trayectoria fue brillante por su laboriosidad y su grandeza de espíritu, además de su afecto por los indigentes.

Trayectoria
Desde 1981 en la Escuela de Enfermería se dictaron los cursos de auxiliares en enfermería y la carrera de enfermería profesional que permitieron a los establecimientos de salud de la zona contar con personal capacitado.
En 1990, luego de gestiones del doctor Julio Municoy, se empezó a dictar la carrera de enfermería profesional a nivel terciario, de dos años y medio de duración. La misma se dictó hasta 1995 y egresaron 27 enfermeros.
Tras permanecer un año cerrada, la escuela se reabrió en 1997 durante la administración de Municoy y la tutela del entonces director de Salud, Juan Alfonso Ruiz.

Artículo publicado en Ecos Diarios
Leer más

27 de junio de 2015

Juan Jose Flores

Misión Necochea, una idea insuperable

Misión Necochea
En la tarde del martes 15 de noviembre de 1977, desde el centro de la ciudad, partía la “Misión Necochea” para cumplir con una extensa gira promocional por catorce provincias argentinas. Esta iniciativa, impulsada por un grupo de empresarios locales, es aún recordada por su originalidad y el gran impacto que tuvo en el turismo local en los años siguientes.
El ómnibus que transportaba gran cantidad de material promocional, un equipo técnico de radio, varias promotoras, periodistas de medios locales e integrantes de la comisión impulsora de la misión, partió a las 17, desde la Gran Galería Central y se detuvo frente a Ecos Diarios, para luego dirigirse hacia la ciudad de Tres Arroyos.



En esa ciudad, Luis Nuñez y Vicente Mola, dos de los empresarios que idearon la misión, fueron recibidos por el director del diario La Voz del Pueblo, Antonio Maciel y por funcionarios municipales.
En esa ciudad se proyectó por primera vez el audiovisual sobre las virtudes turísticas de nuestra ciudad.

Primera misión
“La idea fue de Adolfo García”, explicó a Ecos Diarios el empresario Isidoro Galilea, que el jueves pasado cumplió 86 años y aún recuerda con satisfacción los logros de la Misión Necochea.
No sólo cree que las dos misiones promocionales realizadas en los años 1977 y 1978 fueron un importante aporte al turismo local, también destaca el éxito del grupo en lograr que en nuestra ciudad se instalara el Liceo Naval Militar.
Galilea explicó que García, que había vivido en Necochea y en ese momento era responsable de la empresa de transporte de larga distancia La Estrella, fue quien se propuso reunir a un grupo de empresarios locales para promocionar a la ciudad.
García reunió a los empresarios Vicente Mola, Pedro Quarterolo, Mario Ardanaz, Oscar Ghersi, Isidoro Galilea y al ingeniero Luis Núñez.
El grupo planificó la misión, que se proponía promocionar nuestras playas antes del verano a partir de visitas a las principales ciudades del país, reuniones con gobernadores, intendentes, entrevistas en radios, canales de televisión y diarios, entrega de folletería y proyección de un audiovisual sobre Necochea.
Tras su paso por Tres Arroyos, la primera misión visitó Bahía Blanca. El viernes 18, el audiovisual se proyectó en la Escuela Nacional de Educación Técnica Nº 1, en el Colegio Nacional y en el Colegio “Domingo Savio” de la ciudad de General Roca.
Mientras las promotoras entregaban folletería en esa ciudad rionegrina, Adolfo García y Mario Ardanaz se dirigieron a Neuquén, donde se entrevistaron con autoridades gubernamentales y mantuvieron entrevistas varios medios.
El ingeniero Núñez, en diálogo con Ecos Diarios, manifestó el sábado 19 de noviembre: “Sin dudas, esta primera etapa ha sido altamente positiva. El más claro ejemplo de ello lo constituye el beneplácito general con que el ámbito oficial y empresario elogió la iniciativa de la comunidad de Necochea, asignándole un rol de ejemplo nacional”.
La misión prosiguió por Villa Regina y Cipolletti, pero cuando concluía su segunda etapa, se produjo en San Juan un sismo que dejó 64 muertos, 250 heridos y unos 10.000 sin techo, lo que obligó a postergar la visita a esa provincia.
Pero días después, con el fin de encabezar la campaña en las provincias de Mendoza, San Luis y La Rioja, viajaron hacia San Rafael, Isidoro Galilea y Oscar Ghersi, quienes relevaron a Pedro Quarterolo, que tuviera a su cargo la dirección de la misión en su recorrido por toda la provincia de La Pampa.
El 10 de diciembre de 1977, la misión llegó hasta Tucumán. Dos días después estuvieron en Salta y más tarde en Santiago del Estero. Mientras tanto, en nuestra ciudad ya se comenzaba a proyectar el recibimiento, que coincidiría con la inauguración de la temporada.
Antes de regresar, el grupo visitó Rosario y luego llegó hasta La Plata, donde fue recibida por el entonces gobernador, general Ibérico Saint Jean. “Esta es una brillante iniciativa”, manifestó el jefe del gobierno bonaerense.
Finalmente, el 21 de diciembre de 1977, durante la inauguración de la temporada, arribó a la ciudad la Misión Necochea, tras 40 días y 14 provincias recorridas.

La segunda
El 23 de noviembre de 1978 partió la segunda misión. En esa oportunidad, la misión fue encabezada por el director de Turismo, Roberto Satej. Por Radio Necochea viajaban Héctor Nicolás Fulton, Julio Antonio Batista (técnico) y Raúl Oscar Olivera; por Ecos Diarios César Rubén Lisa y Alejandro Javier Bustos (fotógrafo). Como encargados de la proyección del audiovisual fueron Juan Pedro Serrano y Miguel Raúl Deis y como guías turísticas las jóvenes: Silvia Noemí Said, Ofelia Reneé González, María Mabel Vasconcelo y Mónica Adriana Giménez.
En ese segundo viaje se visitaron Tres Arroyos, Bahía Blanca, Punta Alta, Puerto Belgrano, Villa Regina, General Roca, Allen, Cipolletti, Neuquén, San Rafael, Mendoza, San Juan, Caucete, San Luis, Paraná, Resistencia, Corrientes, Paso de la Patria, Itatí, Posadas y San Ignacio. También ciudades de países limítrofes como Encarnación, Uruguayana y Salto.
La misión finalizó en la Capital Federal y volvió a Necochea para el 21 de diciembre.
“Considero que las dos misiones dieron muy buenos resultados”, manifestó Galilea, quien se siente satisfecho por el logro de aquella comisión de empresarios que “ni siquiera tenía personería jurídica”.

El Liceo
Aunque para Galilea el mayor éxito del grupo fue lograr que se instalara en nuestra ciudad el Liceo Naval Militar.
Tras innumerables viajes y reuniones, el 9 de febrero de 1981 se inauguró el Liceo Naval Militar “Carlos María Moyano”, haciendo realidad un viejo anhelo de los vecinos de la ciudad.
Fue otra idea de Adolfo García, quien impulsó al grupo a llevar adelante un proyecto que parecía imposible y que comenzó a tomar forma con la designación del almirante Armando Lambruschini al frente de la Armada.
El jefe de la fuerza les explicó a los miembros de la Misión Necochea que el proyecto sólo podía tener buen fin si se conseguía el edificio para el liceo.
Los miembros del grupo iniciaron gestiones para utilizar las dependencias de Vialidad provincial y contaron con el apoyo del gobernador Saint Jean.
Finalmente, el 27 de junio de 1980, durante un acto desarrollado en la Ciudad de Buenos Aires, el comandante de la Armada, almirante Armando Lambruschini y el gobernador bonaerense de facto, general Ibérico Saint Jean, firmaban el convenio para la puesta en marcha en nuestra ciudad del Liceo Naval Militar.
La ceremonia se realizó en el edificio Libertad, sede del Comando en Jefe de la Armada Argentina y contó con la presencia del intendente Alberto Percario e integrantes de la Misión Necochea, además de autoridades militares.
Galilea señala que a pesar de las connotaciones políticas que el Liceo puede tener en la actualidad, le apena que se haya cerrado, porque “daba trabajo a unas 120 personas de nuestra ciudad. Era una fábrica”.
Explicó que la instalación del Liceo en la ciudad fue un éxito, porque no sólo generó fuentes de trabajo, sino un gran movimiento comercial y turístico por la llegada de decenas de estudiantes de distintas ciudades de la región y el país. Muchas de esas familias incluso adquirieron propiedades en Necochea y se radicaron aquí.
La gestión para la fundación del liceo aquí, fue el último proyecto llevado adelante por la Misión Necochea, un grupo de empresarios que con su trabajo dio un gran impulso a la ciudad. Una labor que no se ha vuelto a repetir.

Artículo publicado en Ecos Diarios de Necochea
Leer más

10 de junio de 2015

Juan Jose Flores

Fans de Tintín le ganan juicio a los herederos de Hergé

Disputa judicial por material de Tintín
Según informa la agencia Télam, un tribunal de apelación de La Haya falló en contra de la sociedad Moulinsart, que gestiona los derechos de explotación de la obra del belga Hergé (Georges Remi), cuya viuda es la titular, y a favor de un club de fans holandés que distribuye tres veces al año la revista revista Duizen Bommen, donde publican artículos sobre el universo de Tintín con reproducciones de las viñetas auténticas.
El tribunal reveló que de acuerdo un contrato que data desde 1942, Moulisart no posee los derechos de autor de su obra escrita, lo que podría sentar un precedente para los derechos de reproducción de las aventuras del famoso reportero y detective.Por los derechos de publicación, Moulinsart les había reclamado una indemnización de 35.000 euros, pero la corte holandesa sorprendió con una sentencia a favor del club de fans, ya que en realidad es la editorial francobelga Casterman es la única propietaria de los derechos de utilización de las imágenes de los libros de Hergé.
Leer más

15 de mayo de 2015

Admin

El misterio de los masones

masones
El sitio web Slate.com publicó un artículo de Andrew Burt sobre el secuestro de un hombre en 1826 y su vinculación con una supuesta conspiración masónica.
Según el autor, el secuestro de William Morgan intentó frenar la publicación del libro que este hombre había escrito y que revelaba los ritos secretos de una hermandad que se encontraba enquistada, desde la época de la independencia, en la política estadounidense.
"Nadie sabe el verdadero destino del capitán William Morgan. Fue arrestado en su casa, en la ciudad de Batavia, Nueva York, en la madrugada del 11 de septiembre de 1826. Pronto se encontró en una celda de la cárcel Canandaigua, unas 50 millas, encarcelado por una deuda de $2,65", escribió Burt. "Todo el calvario sin duda era confuso a Morgan, un hombre conocido por su alcoholismo. Es probable que llegó a ser aún más confuso cuando un desconocido pagó su fianza. Pero ese hombre no tenía ninguna intención de liberarlo. Morgan emergió de la cárcel sólo para ser forzado a subir a un carro. Esa fue la última que alguien vio a Morgan"."En los próximos años, los detalles del secuestro de Morgan lentamente llegaría a la luz, desencadenando una tormenta política", explicó Burt, quien asegura que "la política estadounidense nunca volvió a ser la misma".
Leer más

30 de abril de 2015

Admin

Aprender a dibujar cartoons (muy fácil)

Para quienes desean aprender a dibujar, Internet es una mina de conocimiento, con incontables tutoriales, videos, recursos, consejos, tips, etc. Entre todo ese material, encontré hoy este tutorial para Aprender a dibujar caricaturas (muy fácil) en Taringa. Cabe aclarar, que apesar del título, no se trata de un tutorial para aprender a dibujar caricaturas sino cartoons.
Leer más

26 de abril de 2015

Admin

Los grabados de Bellocq donados a Necochea

Necochea
En mayo de 1975 Necochea recibía un legado cultural sin precedentes. Eran entregadas al Centro Cultural 260 obras del grabador Adolfo Bellocq, valuadas en 380 millones de pesos (en esa época el dólar costaba 15 pesos).
“Esto es algo que muy difícilmente vuelva a ocurrir", decían con gran entusiasmo Zilda Balsategui y Valentina Premrou, protesorera y presidenta del Centro Cultural, respectivamente.
Leer más

18 de abril de 2015

Juan Jose Flores

Un festejo bajo aguanieve en Quequén

Quequén
En los próximos meses se cumplirán 20 años de una fecha muy especial para los vecinos de Quequén: el primer festejo de la fundación de la localidad. Hasta ese momento la población no tenía una fecha de creación, ya que nunca fue fundada oficialmente.
Pero en junio de 1995 la Legislatura bonaerense sancionó una ley que estableció el 3 de agosto de 1854 como fecha de fundación de Quequén.
Leer más

21 de febrero de 2015

Admin

Grandes aviadores necochenses

NECOCHEA
El 27 de agosto de 1921 se produjo un hecho sin precedentes en nuestra ciudad. Un delegado del Aero Club Argentino llegó hasta Necochea para tomarle una prueba de suficiencia al primer alumno de la escuela de vuelo Curtiss, que habían fundado tiempo antes Pedro Hansen y Guillermo Hillcoat.
El alumno en cuestión era Pedro Azzolini y superó con éxito la prueba, convirtiéndose de esta manera en el primer piloto formado en nuestra ciudad.

Pasión por el vuelo
A fines de la Primera Guerra Mundial, un grupo de intrépidos vecinos se entusiasmó con las máquinas voladoras y formó el Aero Club Necochea. En aquellos días, Hillcoat y Hansen, dos pioneros de la aviación argentina, instalaron en nuestra ciudad la Escuela Curtiss.
“Ayer por la mañana llegó de la capital, tripulado por (Guillermo) Hillcoat, un aparato Caudron de 120 HP, que pertenece al señor Enrique Riedel, quien en breve dará examen de piloto”, señalaba una breve nota publicada en Ecos Diarios el 26 de agosto.
“Se trata de un excelente avión de grandes condiciones de estabilidad y de patente fuerza. La aviación local potentiza con él un evidente progreso y constata en forma halagüeña los primero frutos de la simpática Escuela de Aviación”, agregaba.
Días después, se anunciaba la llegada del delegado del Aero Club Argentino, Ramón Herran, quien iba a tomar examen a un piloto de la escuela de Hansen y Hillcoat.
En la edición especial del 11 de septiembre permite vislumbrar la audacia de estos pioneros de la aviación. Hillcoat, señalaba Ecos Diarios, había realizado un curso de siete horas de duración y rendido examen el 14 de enero de 1920 bajo la supervisión de Lawrence León, representante de la Curtiss Motors Co.
Luego salió de gira por la provincia de Buenos Aires, Córdoba, Santa Fe y Pampa Central. El 10 de abril de 1921, junto a su alumno Pedro Hansen, se convirtieron en instructores de la escuela Curtiss de Necochea.
Hansen obtuvo su brevet el 8 de mayo de ese año, luego de siete horas de instrucción, como era costumbre en esos tiempos. Salió el mismo día del examen en vuelo desde Buenos Aires hacia nuestra ciudad, acompañado por su esposa.
Para agosto de 1921, cuando rindió el examen Azzolini, Hansen ya tenía en su haber más de 2000 vuelos.
El Aero Club Necochea todavía no había obtenido su personería jurídica y presidía la comisión provisoria Alejandro Calzada. No obstante, la visita de Herran también permitió integrar a la agrupación local a la Federación de Aeroclubes de la República Argentina.
La Escuela de Aviación local contaba con dos aviones Curtiss JN 90 y un avión Caudron. Tenía dos hangares ubicados donde actualmente funciona el Hospital Municipal “Dr. Emilio Ferreyra” y tres aspirantes a piloto: los vecinos Enrique Riedel, Nicolás Christensen y Bernardo Saubiete.
La actividad creció con el tiempo y los aviadores locales comenzaron a realizar vuelos de campaña y exhibiciones en distintas localidades de la región, que se extendieron hasta la Capital Federal.

Un olvidado
Pero si bien son pocos los que hoy recuerdan a Azzolini y a la escuela Curtiss, menos aún son los memoriosos que siquiera saben de Domingo Yrigoyen, un piloto nacido en Quequén que fue amigo de legendarios aviadores como Jean Mermoz y Antoine de Saint Exupery.
Yrigoyen había nacido en Quequén en 1900 y su familia se radicó en Bahía Blanca, donde bajo la dirección de Francisco Ragadale el futuro piloto aprendió a volar.
Se convirtió en un piloto apasionado y cuando se formó la Aeropostale Argentina Yrigoyen se presentó en el aeródromo de Pacheco con intenciones de formar parte de la nueva empresa.
Fue admitido y al día siguiente lo subieron a un avión Laté 25 para que llevara diarios capitalinos a la ciudad de Mar del Plata.
El vuelo de ida fue tranquilo, pero no así el de vuelta. Cuando sobrevolaba Dolores lo sorprendió una tormenta.
Su primera intención fue aterrizar, pero luego pensó que lo estarían esperando, enfiló hacia la costa y volando a baja altura ingresó por el Río de la Plata y aterrizó en Pacheco.
Su intrépido vuelo le valió el respeto de los franceses Mermoz y Saint Exupery.
Yrigoyen se convirtió en un hombre récord. Fue el primero en completar un millón de kilómetros y luego de 16 años ininterrumpidos, casi todos sobre la Patagonia, totalizó 1.880.000 kilómetros recorridos por aire.
De acuerdo a una entrevista publicada poco antes de su muerto en 1975, Yrigoyen consideraba a los aviones Laté 28 como muy nobles. También voló trimotores Junker, bajo las órdenes del capitán Rohland de Lufthansa. Este piloto alemán luego sería instructor de guerra de la Luftwaffe.
Luego de Aeroposta, Yrigoyen ingresó en la recién formada Aerolíneas Argentinas y voló durante 15 años consecutivos. Quienes lo conocieron decían que fue “el mejor piloto que tuvo Aerolíneas”.
El 29 de junio de 1945, Yrigoyen realizó su último vuelo, pero luego, cuando Aerolíneas Argentinas inauguró su vuelo directo en jet con Río Gallegos, fue invitado de honor en ese trayecto.
Si bien hoy su nombre se encuentra en el olvido, Domingo Yrigoyen fue un as en su época, cuando los aviones volaban a 200 kilómetros por hora y a veces los pilotos padecían bajísimas temperaturas en las cabinas.
La extrema exigencia de los vuelos sobre la Patagonia provocó la muerte de muchos de aquellos pilotos, incluso las de Mermoz y Saint Exupery. Yrigoyen sobrevivió a aquellas durísimas experiencia y se convirtió en un piloto de elite, que murió 30 años después de su retiro, a los 75 años.

Artículo publicado en el Suple Finde de Ecos Diarios de Necochea
Leer más
Admin

Un acuario y zoológico en Necochea

NECOCHEA
A fines de enero de 1964 comenzó a funcionar en el subsuelo de la Gran Galería Central un acuario y zoológico. La repercusión fue inmediata, unas 1.200 personas por día visitaban el lugar y pronto se incorporaron nuevos ejemplares a la colección.
Según un artículo aparecido en Ecos Diarios el 9 de febrero, el acuario contaba con un gran número de especies marinas, tales como arañas y cangrejos de mar, erizos, estrellas, pulpos, tiburones, anémonas rayas y peces raros provenientes de zonas tan alejadas de la nuestra como Malasia, China, la India, Siam, Malabar; México y Singapur”.
Estos ejemplares se encontraban en sus respectivas peceras, que estaban dotadas de calefactor automático, termómetro, luz propia y aireador. “Dado que así lo requieren esos peces acostumbrados a aguas más cálidas que las de nuestro mar”, añadía la nota.
Por otra parte, en el mismo lugar, además de un acuario funcionaba un zoológico, en el que los visitantes podían ver boas constrictor proveniente de Brasil, oso hormiguero, monitos y otros animales, así como diversas y coloridas aves.
A los pocos días de su apertura, el zoológico y acuario ya había incorporado nuevos ejemplares, como peces de riña, becazas de Italia, perros de la selva (Brasil), halcones laguneros, ardillas de Siria, coatíes, peces eléctricos, zorrinos y una boa anaconda.
Aunque la principal atracción era un pequeño gorila africano, de un mes y medio de edad y que, de acuerdo a la nota, era único en el país.
La insólita exposición de animales había provocado gran interés en el público, en especial entre los niños.
Los chicos seguían cotidianamente las graciosas actividades de varios monitos y en particular del gorila bebé, que interactuaba “con todos cuantos acuden a verlo”, precisaba el artículo.

Motivo de orgullo
Si bien en la actualidad son pocos los que recuerdan aquel acuario y zoológico, en su momento fue motivo de orgullo para los necochenses.
Se encontraba ubicado en el subsuelo del complejo arquitectónico más moderno de la ciudad: la Galería Central.
Tan sólo un año antes, el 20 de junio de 1963, la inauguración de la Galería había sido un acontecimiento sin precedentes en nuestra ciudad.
La idea de construir la galería que uniera las cuatro tradicionales calles de nuestro medio comenzó a gestarse en 1948 en la mente de los propietarios del terreno donde hoy se levantan tres cuerpos de edificios de departamentos y más de cien locales comerciales, Ramón Galparsoro junto a su esposa, María Aguirre y sus hijos políticos Arturo Salanueva y Jorge Mario Lafforgue.
Finalmente, el proyecto comenzó a concretarse tiempo después impulsado por la esposa de Galparsoro junto a Rodolfo Ardanaz y Juan Carlos Lafforgue. También se sumaron Carlos, Héctor, Alfonso y Enrique Ardanaz
Luego con los técnicos Juan Alberto Arano y el constructor Emilio F. Donato se formó la empresa constructora que comenzó con los trabajos en 1960.
A mediados del Siglo XX, el mercado imponía las galerías, por lo que rápidamente aquel proyecto se transformó en un gran éxito y no tardó en convertirse en el ámbito de gran parte de la actividad artística, cultural y social de la ciudad.
Los más memoriosos recordarán lugares de reunión, como la confitería Jockey Club, ubicada en el entrepiso del edificio, que recibía en las tardes y noches gran cantidad de concurrentes. O las canchas de bowling, junto a los grandes ventanales del mismo entrepiso, sobre la calle 64.
En esa época, el país vivía otra realidad económica, por lo que los cien locales de la galería estaban ocupados y todos trabajaban.

Gran repercusión
“El numeroso público que diariamente recorre las instalaciones del Acuario y Parque Zoológico Central, ubicado en el subsuelo de Gran Galería Central, observa con curiosidad y admiración los distintos ejemplares de la fauna marina y terrestre que allí se exhiben, constituyendo el buen gusto y prolijidad con que aquél ha sido montado un motivo de legítimo orgullo para nuestra ciudad”, señalaba otra nota publicada en Ecos Diarios el 27 de febrero de 1964.
“Por si ello fuera poco, el Acuario Central es el primero en el país que posee un ejemplar de caballito de mar”, añadía el artículo.
De acuerdo a la nota, el ejemplar tendría “cría y llegó a poder del Acuario Central merced a la gentileza de la firma local Popovich Hnos., que facilitó el hipocampo luego de ser capturado por la lancha ‘Osvaldo R’, perteneciente a la flotilla pesquera de Puerto Quequén”.
Los hipocampos “son el ornamento más espectacular de los acuarios, por lo que la tenencia de uno de esos raros ejemplares en el Acuario Central habrá de despertar, sin lugar a dudas, lógico interés en nuestra ciudad”, precisaba la nota.

Cayó en el olvido
En la actualidad son pocas las personas que recuerdan el acuario y zoológico que funcionó en el subsuelo de la Galería Central.
A excepción de los dos artículos de Ecos Diarios citados, también son escasos los registros gráficos sobre su existencia.
En la actualidad, debido a las leyes vigentes, un emprendimiento de ese tipo sería impensable en pleno centro de la ciudad.
Pero en aquella época fue una gran novedad que en un principio atrajo a grandes cantidades de público.
Sin embargo, la ciudad no tenía en ese momento la cantidad suficiente de habitantes como para mantener un flujo regular de público y con el paso del tiempo el zoológico y acuario dejó de ser visitado, por lo que debió cerrar sus puertas.

Artículo publicado en el Suple Finde de Ecos Diarios de Necochea
Leer más